Te enseñamos en este artículo la Biografía de los Niños Héroes, su reseña, historia, nombres de estos personajes que participaron en la Guerra efectuada entre México y Estados Unidos. Héroes que defendiendo a su nación mexicana dentro de su casa de estudios, mueren en la Batalla de Chapultepec y mucho más. No deje de leerlo!!

BIOGRAFÍA DE LOS NIÑOS HÉROES

Biografía de los Niños Héroes: historia, batallas y más

La biografía de los Niños Héroes está dedicada a un grupo de muy jóvenes estudiantes del Liceo Militar, este se fundó en la sede del edificio de Chapultepec en el año 1843, además de edificar una especie de torreón el cual le llamaron Caballero Alto ese mismo año, esta nueva edificación agregada a la anterior, hizo que pareciese una gran fortaleza, nominándole como el Castillo de Chapultepec.

Este sitio se encontraba muy cerca, de la ciudad capital de México,  poseía grandes murallas y bóvedas subterráneas, lo cual lo hizo idóneo para convertirlo en el Heroico Colegio Militar, en ese momento de la época, aún cuando antes solo era un lugar de descanso de la realeza española, antes de la independencia de México la cual se hizo posible en el año 1821.

La biografía de los Niños Héroes corresponde a un hecho acaecido el 13 de septiembre del año 1847, donde ellos fueron la última defensa del castillo de Chapultepec, enfrentando a las tropas estadounidenses; siendo unos jóvenes cadetes del Ejército Mexicano de nombres Fernando Montes de Oca, Agustín Melgar, Vicente Suárez, Juan Escutia, Juan de la Barrera y Francisco Márquez.

Estos jóvenes cadetes fallecieron al defender su Colegio Militar y preservar la bandera nacional de México, historia que se nos ha contado a través de varias generaciones.

Siendo los últimos disparos que realizaron desde el Heroico Liceo Militar, a las tropas estadounidenses que estaban asediando en la batalla de Chapultepec, siendo ellos en la biografía de los Niños Héroes la leyenda sobre el patriotismo nacional, por lo cual revisaremos la historia para saber sobre los sucesos ocurridos en la colina de Chapultepec.

BIOGRAFÍA DE LOS NIÑOS HÉROES

Antecedentes de la biografía de los Niños Héroes

Para hablar sobre la biografía de los Niños Héroes es imprescindible remontarse a la historia de México iniciando con su independencia de España la cual sucedió en el año 1821, un año después, siendo el año 1822,  Estados Unidos reconoce a México como un país independiente y realiza acuerdos usando la diplomacia, para firmar un acta de amistad además del comercio entre ambas naciones.

Se realiza un acuerdo para delimitar sus fronteras, el cual fue firmado por los dos países, aun cuando en el año 1825, Estados Unidos propone al gobierno de México darle un millón de dólares por el estado de Texas, la nación azteca no acepta, transcurren dos años, siendo el año 1827, nuevamente ofrece un nuevo monto siendo éste, el de cinco millones de dólares y la nación mexicana tampoco lo acepta.

Aunque en esta biografía de los Niños Héroes se observa la negativa del país azteca de vender parte de sus tierras a Estados Unidos, si permite que muchos anglosajones vivan en estos estados mexicanos, colocándoles como requisito cultivar las tierras, ser católicos y pagar un impuesto a la nación mexicana.

Con el pasar de los años, estos pobladores de origen anglosajón se fueron apoderando de las tierras y se sublevaron contra el gobierno mexicano, en el año 1845 el estado de Texas pasó a formar parte de Estados Unidos, esto suscitó el conflicto armado entre ambas naciones.

Este país anglosajón no conforme con ello, propone pagar las deudas de los pobladores estadounidenses, a México siempre y cuando ella como gobierno acceda vender los estados pertenecientes a California y Nuevo México.

Esto es descartado por el país mexicano, rompiendo las negociaciones diplomáticas, retirando de Estados Unidos, al representante de México, Juan Nepomuceno Almonte. El gobierno de Estados Unidos envía tropas militares a los límites en el río Nueces y edifican fuertes militares.

Continúan los Antecedentes

Este traslado del ejército estadounidense, enviado por órdenes del presidente James K. Polk, al territorio de confrontación con México, efectuándose en las localidades de los ríos Bravo y Nueces permitió el primer enfrentamiento entre los militares de ambas naciones el día 25 de abril del año 1846, ocurrido en el Rancho de Carricitos.

Donde una tropa estadounidense conformada por 63 integrantes a las órdenes del capitán Seth Thornton que estaban de manera ilegal en territorio mexicano, mueren a través de una emboscada realizada por la ofensiva mexicana dando las órdenes el general Anastasio Torrejón.

Luego de lo acontecido, Estados Unidos a través del presidente para ese momento James K. Polk, solicita que se efectúen los trámites pertinentes para iniciar la guerra, por lo cual el día 13 de mayo del año 1846, el Congreso de Estados Unidos declara la guerra contra México.

En cambio nuestra nación mexicana, declaró la guerra a los Estados Unidos diez días después, el 23 de mayo de 1846, disponiéndose a enfrentar una guerra contra un rival, para el cual no estaba preparado el país azteca debido a la falta de insumos económicos para fortalecer las tropas militares.

BIOGRAFÍA DE LOS NIÑOS HÉROES

Comenzando así la guerra, como se observa en la biografía de los Niños Héroes es el país anglosajón, quien participa con su ingreso a suelo mexicano, apoyando la sublevación de los residentes estadounidenses, que vivían en Nuevo México y California, estos alzamientos que se realizaban en diferentes poblaciones de estos lugares antes mencionados, solicitaron adherirse a la nación gringa.

Como se menciona en la biografía de los Niños Héroes el país mexicano no estaba preparado para una confrontación y mientras se realizaban las revueltas civiles, en esos estados con la ayuda militar anglosajona, las fuerzas militares de México eran insuficientes para contrarrestar esos focos de manifestación.

Comienza la Guerra entre Estados Unidos y México

En lo anteriormente comentado en esta biografía de los Niños Héroes, para Estados Unidos fue un éxito estas revueltas civiles, y con el objetivo de quedarse con esos estados, asintieron en ingresar al país mexicano siendo el primer lugar Monterrey y la ciudad de México, con la intención de evitar que de allí mandasen fuerzas militares mexicanas para restablecer el orden en el norte de México.

Para esa época en la biografía de los Niños Héroes el regimiento militar anglosajón estaba a las órdenes del Winfield Scott, quien con un gran número de soldados, se dirigió al Puerto de Veracruz duró 20 días la batalla, donde ganaron y nuevamente se alzaron en armas, trasladándose con su regimiento a través de un camino, el cual se conoce aún con el nombre de la Ruta de Hernán Cortés.

Como respuesta a lo sucedido en la biografía de los Niños Héroes las fuerzas militares nacionales de México, fortificaron y se pertrecharse en una localidad conocida con el nombre del Peñón de los Baños, que era para ese momento de la guerra, la entrada más accesible al oeste de la ciudad mexicana, ubicada entre los lagos de Texcoco y Xochimilco, pero esto no sucedió así para nuestros mexicanos.

BIOGRAFÍA DE LOS NIÑOS HÉROES

Los soldados de la nación estadounidense, resolvieron elegir la ruta más larga, para llegar a la ciudad, en esta biografía de los Niños Héroes la ruta que tomaron fue trasladándose por la Sierra de Santa Catarina, allí se enfrentaron en la Batalla de Churubusco, la cual ganaron debido a que la mayoría de los militares  mexicanos, estaban en el otro camino esperándolos y no esperaban que los gringos pasasen por aquí, también ganaron la batalla de Padierna.

La batalla de Chapultepec

En la biografía de los Niños Héroes se observa que para llegar a la ciudad de México, la cual estaba totalmente fortificada a través de diferentes canales y puertas en diferentes secciones de la localidad, que le permitían los trámites relacionados con la Aduana, los soldados estadounidenses decidieron que la vía más accesible para poder ingresar a la Ciudad de México, era por la colina de Chapultepec.

Pues el terreno, para el momento de la batalla se encontraba seco,  a diferencia de los otros puntos de ataque, como son el norte, el sur y el oeste de la localidad mexicana, donde había gran cantidad de zonas pantanosas y lagos; en la biografía de los Niños Héroes se demuestra para defenderse el país azteca resolvió fortalecer la colina de Chapultepec, que en ese instante era el depósito de pólvora.

A su vez se muestra en la biografía de los Niños Héroes que el sitio era donde se situaba el Liceo Militar y la fábrica donde se producía la pólvora se encontraba en la localidad llamada Santa Ana, la cual trasladaron para evitar que las tropas estadounidenses la destruyeran, pero igual lo hicieron.

Esta edificación del Liceo Militar, se convierte en un Cuartel General debido a la Guerra, en la biografía de los Niños Héroes el coronel Nicolás Bravo, es quien da la orden de despejar el inmueble, enviando a los cadetes, los cuales pertenecían a diferentes grupos de estudio, de acuerdo a sus edades, las cuales oscilaban entre los 12 y los 19 años de edad.

En este espacio físico, quedarían alrededor 800 soldados mexicanos enfrentándose a más de 7000 soldados estadounidenses que por su mayor número, fue inminente que ganasen la batalla que se dio lugar en la biografía de los Niños  Héroes.

Lo que sucedía en el Liceo Militar y sus alrededores

La mayoría, según la biografía de los Niños Héroes obedecieron las órdenes emanadas por el coronel y fueron trasladados a sus hogares, bajo la protección de sus familias, sólo restaron la cantidad de 46 cadetes, que quizá por estar muy lejos de su hogar, solicitaron quedarse en ese espacio y defender con su vida, si fuese necesario, su plantel y su nación mexicana.

En este equipo de cadetes que se quedaron en el Liceo Militar, como se explica en la biografía de los Niños Héroes se le sumaron 19 personas, que integran la administración del Heroico Colegio Militar como son el Directivo, docentes e instructores, personal obrero y el encargado de la despensa de la institución.

Era el mes de septiembre del año 1847, en la biografía de los Niños Héroes y diversas tropas del llamado Ejército del Norte siendo comandadas a las órdenes de Antonio López de Santa Anna, se camuflaron en el entorno del bosque y de la colina, donde estaba situado el castillo de Chapultepec.

Sin embargo, las tropas estadounidenses como se refiere en la biografía de los Niños Héroes habían ocupado el castillo del ex Arzobispado, en la localidad de Tacubaya, hicieron allí, un centro de operaciones para procesar las leyes marciales, a los soldados que pertenecían al regimiento de San Patricio; el cual estaba integrados por militares de origen europeo, como irlandeses, alemanes y hasta estadounidenses que estaban en contra de la invasión de Estados Unidos en suelo mexicano.

BIOGRAFÍA DE LOS NIÑOS HÉROES

El día 11, tal cual se registra en la biografía de los Niños Héroes las tropas estadounidenses siguió la ruta y se apoderaron de la casamata sitio donde se ubica la artillería, que estaba localizada al lado oeste del bosque, el día 12 de septiembre, bombardearon la localidad del castillo de Chapultepec y sus alrededores.

En el Castillo de Chapultepec

Siendo el 13 de septiembre de 1847, como lo describe la biografía de los Niños Héroes el regimiento de la infantería gringa, logró hacerse del castillo por la parte sur y oeste del mismo,  en el transcurso vespertino se habían adueñado hasta el sitio llamado la Garita de Belén; allí fueron detenidos por las fuerzas mexicanas que estaban ubicadas en la Ciudadela donde se estaban a la espera de enfrentarse y defendieron el sitio.

Se observa en la biografía de los Niños Héroes que el bombardeo fue tan atroz que retumbaba la colina del castillo y abajo en la falda del cerro estaba el batallón de las tropas mexicanas de nombre San Blas, al mando de su jefe el coronel Felipe Santiago Xicoténcatl, los cuales fallecieron a manos de las tropas estadounidense quienes ya se hacían vencedores, cuando desde lo alto del castillo les realizaban disparos.

Así queda grabado en la biografía de los Niños Héroes quienes por defender su país mueren a manos de las tropas estadounidenses, durante esta toma realizada por las tropas gringas apresan al Director del Liceo Militar Mariano Monterde y al general Nicolás Bravo que fue héroe de la independencia de México en el año 1821.

Con tal lamentable orden, emanada por quien estaba al frente como líder Santa Anna, el cual no se había hecho partícipe en la batalla, dando la voz de abandonar la ciudad, el ejército estadounidense logra tomar el control del edificio que fungía como Colegio Militar, esto sucede en la biografía de los Niños Héroes y el Liceo Militar es arrasado con sus integrantes además de tomar la bandera como trofeo el ejército anglosajón.

BIOGRAFÍA DE LOS NIÑOS HÉROES

También es importante recalcar que muchos civiles se hicieron a las armas con lo que tuviesen para enfrentar a la ofensiva gringa pero sus resultados fueron contradictorios y en la ciudad de México ya había perdido el dominio sobre la nación azteca y Santa Anna había renunciado a su puesto como presidente del país mexicano.

Luego de perder la batalla se hace el registro de pérdidas humanas

El 15 de septiembre de 1847, en la biografía de los Niños Héroes ya el ejército de las tropas estadounidenses habían tomado el control de la Ciudad de México, por lo cual realizan como función principal encontrar si habían quedado heridos, en el campo donde se realizó el enfrentamiento militar, y comenzó la búsqueda, también se le permitió al grupo mexicano realizar la misma función de encontrar a sus heridos.

En lo que se refiere en la biografía de los Niños Héroes el bando que correspondía al grupo mexicano, resolvió utilizar las trincheras que se usaron en el enfrentamiento militar, para allí sepultar los cuerpos de los caídos como lugar de sepulcro común, en vista que muchos de los que allí perecieron se encontraban muy distantes de sus pueblos donde residían.

Se comenta en la historia que estos cuerpos eran primero incinerados y luego sepultados para evitar la propagación de enfermedades. El gobierno estadounidense por su parte escogió la localidad que hoy en día pertenece al Circuito Interior y la Calzada de Tacuba, sitios donde luego se construyó la Embajada estadounidense.

Se comenta en la biografía de los Niños Héroes que la persona que oficialmente eligió el 13 de septiembre de 1847 para elogiar a estos jóvenes cadetes fue Benito Juárez durante su presidencia quien le comentó a la nación que era un día referido al duelo nacional por las pérdidas de vidas. Pero como sabemos esto se fue transformando con intenciones de carácter nacionalista.

https://www.youtube.com/watch?v=Z7Kh-lG06mM

Lista de cadetes y oficiales prisioneros

Luego como se registra en la biografía de los Niños Héroes se realiza un censo para identificar a los que obtuvo la tropa gringa como presos de guerra en la batalla en la que asistieron en la colina de Chapultepec. En los integrantes de los que llaman en la biografía de los Niños Héroes en relación a los presos.

La Primera Compañía, se mencionan al capitán Domingo Álvarez, luego les continúan por grado los tenientes Agustín de la Peza y José Espinoza, en relación al cargo de cabo se menciona a José T. de Cuellar, en lo que respecta al usar el Tambor quedaría en manos de Simón Álvarez.

En el nombramiento de cadetes se encontraban los siguientes personajes: Mariano Covarrubias, Bartolomé Díaz León, Francisco Molina, Antonio Sierra, Ignacio Molina, Justino García, Agustín Camarena, Antonio Sierra, Manuel Ramírez Arellano, Ignacio Ortiz, Isidro Hernández, Carlos Bejarano, Santiago Hernández, Lorenzo Pérez Castro, Ignacio Burgoa Lagos, Ramón Rodríguez Arangoiti y por último Esteban Zamora.

La Segunda Compañía,en esta se ubicaba el teniente Joaquín Argáez, le secunda el sargento segundo Teofilo Noris y quien tocaba el instrumento de la corneta Antonio Rodríguez, a ellos le seguían los cadetes estudiantes de nombres Pablo Banuet, Francisco Leso, Joaquin Moreno, Ignacio Valle, Luis Delgado, Antonio Sola, Sebastián Trejo, Adolfo Unda, Ruperto Montes de oca, Luciano Becerra, Vicente Herrera, Manuel Díaz, Onofre Capelo, Francisco Morel, Emilio Laurent y por último Magdaleno Yta.

Continúa la Plana Mayor de los oficiales y heridos prisioneros

Plana Mayor, correspondía a los jefes de alto mando militar y entre ellos están el general Director del Liceo Militar Mariano Monterde, le sigue el capitán que también era Profesor Francisco Jiménez, a ellos les secunda los tenientes: Luis Díaz, Fernando Poucel, Manuel Alemán y Agustín Díaz.

BIOGRAFÍA DE LOS NIÑOS HÉROES

Después de estos militares, viene los de grado de subteniente siendo éstos: Armando Camacho, Ignacio de la Peza, Miguel Poucel y Luis G. Banuet además del encargado de la despensa del Liceo Militar el señor Eusebio Llantadas.

Heridos en la batalla de Chapultepec, entre los heridos se encontraban los cadetes estudiantes de nombres Agustín Romero, Andrés Mellado e Hilario Pérez de León, además de otro estudiante de nombre Alejandro Algandar el cual fue herido unos días antes en la batalla, que se había realizado en la localidad de nombre Molino de Rey.

Mención de los cadetes que fallecieron, como se observa en la biografía de los Niños Héroes conformado por Fernando Montes de Oca, Agustín Melgar, Juan Escutia, Francisco Márquez y Vicente Suárez, que son los cinco cadetes que fallecieron se le hace mención al teniente Juan de la Barrera quien en el momento de suceder la batalla de Chapultepec había recibido su grado más aún no había sido seleccionado en un cargo en el ejercicio militar nacional del país azteca.

Se crea la leyenda sobre la Biografía de los Niños Héroes

Aunque se menciona la muerte de los jóvenes cadetes en la biografía de los Niños Héroes solamente en el año 1847, se da a saber sobre la valentía de los estudiantes Fernando Montes de Oca, Vicente Suárez y Agustín Melgar.

Luego al año siguiente 1848, en una obra redactada por el escritor Ramón Alcaráz titulado Apuntes para la Guerra entre México y los Estados Unidos, describe que unos estudiantes del Liceo Militar defendiendo la bandera mexicana.

Transcurrieron cuatro años del suceso de la batalla de Chapultepec, en el año 1852 el Director para ese momento a cargo del Liceo Militar Mariano Monterde realizaría la primera oratoria en referencia a estos estudiantes que fallecieron en la batalla como infantes.

Como se observa en la biografía de los Niños Héroes transcurrieron veinticuatro años de la actuación de estos jóvenes cadetes que se enfrentaron a las tropas estadounidenses, sin hacerles mención alguna y en el año 1871 se realiza una Asociación con los estudiantes que sobrevivieron a la batalla de ese mismo año 1847.

La cual fue presentada en el año 1878 a los generales Porfirio Díaz y Manuel González con la intención de realizarles un homenaje, manteniendo en la memoria del mexicano a los cadetes que fallecieron, los heridos y a los que tomaron como prisioneros en la batalla que se libró en la colina de Chapultepec, esto hace referencia en la biografía de los Niños Héroes.

Se logró a través de las órdenes de Porfirio Díaz como lo demuestra la biografía de los Niños Héroes, en el año 1881 se realiza la primera conmemoración, ya en el año 1884 se crea el monumento en una estructura similar a un obelisco realizado bajo la batuta del arquitecto Ramón Rodríguez Arangoity quien fue estudiante de ese Liceo Militar en el año 1847.

Describiendo a los cadetes en la biografía de los Niños Héroes

Con relación al monumento en la biografía de los Niños Héroes se colocó en la naciente de la colina de Chapultepec, quedando situado a la latitud sur de la puerta principal del Liceo Militar y encima de una de las tantas trincheras que se utilizaron como fosa común para el sepulcro de los soldados mexicanos que murieron en batalla.

Se inicia en la biografía de los Niños Héroes la descripción de estos seis cadetes jóvenes que murieron en el castillo de Chapultepec defendiendo su Liceo Militar a través de la narración y de algunos documentos guardados a través del tiempo, iniciando así nuestra descripción.

Fernando Montes de Oca, joven que contaba para el momento con dieciocho años de edad, a través de las investigaciones efectuadas se supo sobre sus padres: José María Montes de Oca y Josefa Rodríguez, solicitó ingresar a esta casa de estudios el 24 de enero del año 1847, se comenta que pierde la vida defendiendo su puesto en una puerta, que se le asignó cuando un soldado gringo ingresó por la ventana y le disparó por la espalda.

El estudiante Francisco Márquez, tenía 12 años de edad el más joven en la biografía de los Niños Héroes utilizó su arma de fuego y mató a varios soldados de la tropa estadounidense pero al quedarse sin balas, le asesinaron en el enfrentamiento.

Juan de la Barrera, tenía para ese momento 19 años de edad y era teniente del equipo de ingenieros aún no le habían asignado su puesto en el Ejército militar mexicano, muere en las afueras del castillo donde se ubicaba el  Liceo Militar.

Continúa la descripción de los jóvenes cadetes

Juan Escutia, 20 años para el momento de su muerte fue un soldado quizá del regimiento de San Blas, su cuerpo fue encontrado en una de las rocas en el acantilado, en el año 1970 se colocó una placa en ese sitio como distinción.

El estudiante Vicente Suárez, muere con 14 años de edad, al terminarse las balas se enfrenta con su bayoneta y atravesando a un soldado gringo por el abdomen, es asesinado por los demás soldados estadounidenses.

El joven también cadete Agustín Melgar, pierde su vida a los 18 años de edad, al igual que sus compañeros defiende el Liceo Militar desde el lugar que le habían ubicado al terminarse las balas luchó cuerpo a cuerpo con los soldados estadounidenses ganado su respeto cuenta la biografía de los Niños Héroes que resultó herido gravemente y un mayor de nombre Elliot le envió al puesto hospitalario.

La Leyenda se fortalece en la biografía de los Niños Héroes

Esta biografía de los Niños Héroes cobra mayor rigor gracias al porfiriato, representado a través de Porfirio Díaz pues aunque la historia sucedió en el año 1847, fue a partir del año 1878 que comenzó a describirse al pueblo mexicano, ante todo se les llamó niños, cuando la mayoría eran adolescentes.

Otro punto resaltante en la biografía de los Niños Héroes es referente a Juan de la Barrera o al otro cadete Juan Escutia, donde comentan que alguno de ellos dos cometió un suicidio; y para la cultura popular se relata que fue Juan Escutia que según la historia se cubre con el pabellón mexicano que estaba en lo alto del Liceo Militar y se avienta al acantilado para evitar que tomen la bandera.

Esto es relatado en la biografía de los Niños Héroes como un acto de patriotismo en la historia mexicana; más sin embargo, esto no fue así en el suceso histórico del año 1847, la bandera que representa a México fue tomada por las tropas militares estadounidenses y llevada a su país como un símbolo de trofeo obtenido de la batalla y  fue colocada en el instituto de carrera militar más antiguo del país anglosajón la Academia Militar de West Point.

Se demuestra en la biografía de los Niños Héroes que esta bandera fue devuelta al país en el año 1952, y junto a ella, los otros pabellones nacionales que habían sido extraídos de cada punto de la región mexicana, donde las tropas estadounidenses habían ganado las batallas de la Guerra de Estados Unidos y México.

También es importante destacar en esta biografía de los Niños Héroes un hecho relacionado en la batalla de Molino del Rey, de ese mismo mes de septiembre de 1847 pero sucedió 5 días antes el capitán de artillería de nombre Margarito Zuazo.

Al ser herido por las tropas estadounidenses, le llevan a una especie de caballeriza y allí debajo de unas cajas consigue la bandera de su grupo militar y para que ésta no cayese en manos gringas, la dobló y guardó dentro de su casco, allí la dejó escondida hasta que fue trasladado a su hogar en ese instante tuvo la oportunidad de entregar la bandera a su jefe inmediato de la División de nombre Luis Salcedo. Este joven capitán falleció 06 días después por la gravedad de sus heridas.

La leyenda cobra vida a través de un acto conmemorativo

Se destaca en la biografía de los Niños Héroes que esta leyenda tomó más rigor a partir de la celebración en conmemoración de estos jóvenes en el año 1878, cuando se expresa un poema relacionado a la época y refiriéndose a la batalla que sucedió el 08 de septiembre del año 1847 en la localidad Molino del Rey, Manuel Raz Guzmán expresa lo siguiente a través del poema:

“…pero tú Melgar… rodeado de enemigos le disparas tu arma y no teniendo esperanza, antes que rendirte te envuelves en el pabellón nacional y presentas tu pecho juvenil a las balas del invasor…”

https://www.youtube.com/watch?v=ZV_61s6GUkM

Pero en este relato que se evidencia en la biografía de los Niños Héroes no se mencionó en este poema, que se hubiese aventado al precipicio ni mucho menos cubriéndose con la bandera, solo se quiso expresar que al estar arropado con el símbolo patrio, también arropaba a la nación mexicana, estas palabras causaron estupor positivo ante el público espectador y a través de escritores como José Peón y Contreras se fue haciendo la ilusión como un hecho real.

También se observa en la biografía de los Niños Héroes, como esta leyenda surge con más ahínco a través del relato, pues se cuenta que luego de haber sido tomado la colina de Chapultepec por las tropas estadounidenses, uno de los oficiales gringos al verificar la muerte de sus oponentes, ve la faz sin vida de uno de los jóvenes estudiantes y expresó: ¡Apenas son unos niños!

El hecho que se menciona en la biografía de los Niños Héroes se ha convertido en una leyenda a partir de relatos que no son corroborados por la historia, pero destacan lo funesto y se ha transmitido de generación en generación con el objetivo de dar valor al patriotismo nacional mexicano.

Monumentos en honor a la biografía de los Niños Héroes

Como se destaca en la biografía de los Niños Héroes gracias al reconocimiento de estos jóvenes como baluartes del patriotismo nacional del pueblo mexicano, en el año 1947, luego de un centenario de sus actos, en la defensa del Liceo Militar ubicado en la Colina de Chapultepec en el año 1847, se consiguió una fosa común en esa localidad en la ladera que corresponde al costado con dirección hacía el sur con seis cuerpos.

Los cuales datan de la fecha del momento histórico que se refiere en la biografía de los Niños Héroes se reconocieron como los seis cadetes, se exhumaron los restos y fueron depositados en urnas y en ese sitio donde fueron encontrados se colocó un monumento en relación a ellos.

Luego de cinco años como se refiere en la biografía de los Niños Héroes se realiza otro monumento por el arquitecto Enrique Aragón Echegaray en lo que actualmente se conoce como el Paseo de la Reforma, ubicando seis columnas y debajo de ellas reposan los restos que presuntamente corresponde al mismo número de jóvenes cadetes y en el centro corresponde al verdadero héroe de esta batalla el coronel Felipe Santiago Xicoténcatl de origen indígena.

Este monumento recibe el nombre de Altar a la Patria” de manera oficial representando a los héroes de las batallas enfrentadas con las tropas estadounidenses desde el año 1846 al año 1847; aunque estos restos conseguidos trajo controversias pues al exhumarlos no se hicieron las pruebas forenses antropológicas pertinentes.

Aunque es importante recalcar en la biografía de los Niños Héroes que para el momento del enfrentamiento con las tropas estadounidenses los caídos luego de la batalla eran incinerados y se enterraban los restos en lugares comunes para evitar problemas de salubridad.

Hecho ocurrido en la Conmemoración del Centenario

Quedará siempre en el recuerdo de la biografía de los Niños Héroes en el año 1947, la primera visita de manera oficial del presidente Harry S. Truman de los Estados Unidos a la Ciudad de México, reconoció en frente del público la valentía y gallardía demostrada por los Niños Héroes y de tropas mexicanas caídas en combate, siendo el centenario de la batalla librada en la colina de Chapultepec.

Expresó para ese momento el presidente estadounidense, al público espectador sus condolencias y asentaba el sentimiento de vergüenza por los hechos realizados por las tropas militares anglosajonas, recalcando que una nación con gran poderío no debía actuar sobre otra nación con menos fuerza y quizá en señal de respeto decidió dejar frente al monumento una ofrenda realizada con flores.

Esto como se observa en la biografía de los Niños Héroes, esta actitud realizada por el presidente estadounidense desagradó a integrantes del ejército nacional y múltiples civiles; y esa misma noche, le fue devuelta su ofrenda floral a través de dos jóvenes cadetes que representaban al Liceo Militar quienes llegaron a caballo y aventaron la ofrenda floral a la entrada de la embajada de Estados Unidos.

 La Cultura Popular en la biografía de los Niños Héroes

Se observa que la biografía de los Niños Héroes siempre será recordada por el país mexicano en su vida cotidiana,  uno de estos casos es la estación del metro que lleva por nombre Niños Héroes, También se encuentra en una de las avenidas principales de la Ciudad de México con el nombre de Niños Héroes.

Para los años 1981 y 1989 en la biografía de los Niños Héroes se imprimieron unos billetes de 5000 pesos referentes a la imagen de los Niños Héroes, luego entre los años 1994 y 1995 se realizó la fundición de unas monedas con el valor de 50 nuevos pesos mexicanos y su centro fue realizado con plata, éstas tenían un valor mucho mayor a las otras de su circulación y en el anverso les fue grabada la imagen de los Niños Héroes.

También es importante mencionar  que muchos institutos escolares de la región mexicana llevan el nombre insigne de los Niños Héroes; además las calles que se encuentra ubicadas muy cerca de la colina de Chapultepec llevan el nombre de cada joven cadete que murió en el evento acaecido en el año 1847.

Datos curiosos en la biografía de los Niños Héroes

Es importante destacar que esta historia relacionada sobre la biografía de los Niños Héroes fue transformada en el año 1947 con el objetivo de plasmarlo como un suceso que atañe al nacionalismo, en el gobierno del presidente Miguel Alemán y la causa principal fue la visita del presidente para ese momento de Estados Unidos Harry S. Truman.

Otro dato sorprendente en la biografía de los Niños Héroes es que la mayoría de la población estaba molesta por la participación del presidente estadounidense en tierras mexicanas y fue en esa fecha 1947 que supuestamente consiguen la fosa común con los seis esqueletos y no antes.

Otra acotación importante es que muchas personas murieron en la biografía de los Niños Héroes para ese momento y solo se mencionan seis, más aún entre los estudiantes cadetes que lograron salvar su vida en esa batalla del año 1847,  se encuentra Miguel Miramón quien contaba con 14 años para el suceso y estaba allí presente, pero cómo se enfrentó a Benito Juárez y pertenecía al bando de los conservadores, se le borró de la historia.

A todo esto es importante recalcar en la biografía de los Niños Héroes que éstos jóvenes si existieron y murieron pero a su lado estaban otros más cadetes y personal integrante del Liceo Militar, no solo ellos contra las tropas estadounidenses, merecen su respeto, al igual que los de más caídos en esas batallas, donde el invasor estadounidense les arrebató las vidas y varios estados al país mexicano.

Si te ha parecido interesante, el presente artículo sobre “La Biografía de los Niños Héroes: historia, batallas y más” te invito a visitar los siguientes enlaces: