Te invitamos a conocer más sobre la vida y obra del filósofo Emmanuel Levinas, considerado como uno de los personajes más populares e influyentes de la historia. Durante sus años de vida realizó importantes obras de las cuales hablaremos en el siguiente artículo.

EMMANUEL LEVINAS

Emmanuel Levinas

A lo largo de la historia han sido muchos los personajes de la filosofía que han logrado dejar huellas entre las generaciones futuras. Uno de estos personajes fue precisamente Emmanuel Levinas, considerado como uno de los filósofos de mayor influencia y trayectoria de todos los tiempos. Nació en la ciudad lituana de Kaunas un 12 de enero de 1906 y desde muy joven demostró tener un gran intelecto que lo hizo sobresalir en cada área en la que se desempeñó.

Aunque se le considera como un filósofo de origen judío, Emmanuel Levinas pudo obtener su nacionalidad francesa en la década de 1930. Durante su exitosa trayectoria, éste personaje pudo llevar a cabo interesantes trabajos vinculados con el mundo de la filosofía. Sus primeras obras las realizó en Estrasburgo. En el año 1928, Levinas emprendió un viaje a Friburgo, donde descubre la fenomenología de Husserl y el pensamiento de Heidegger.

Es importante destacar que una buena parte del estudio realizado por Emmanuel Levinas estuvo enfocando hacia la reconstrucción del pensamiento ético después de la Segunda Guerra Mundial. Recordemos que él tuvo que vivir esos años bajo confinamiento en un campo de concentración alemán, en donde prácticamente todos los miembros de su familia fueron asesinados.

Si bien es cierto que Emmanuel Levinas nació en Lituania, la gran mayoría de su tiempo como filósofo lo pasó en otros países como Francia e Italia, aunque también vivió cortos momentos en Austria. Actualmente está reconocido como uno de los filósofos más grandes e importantes de toda la historia. Su popularidad se le atribuye a algunos estudios que realizó, como por ejemplo el existencialismo, la ética y la ontología.

Infancia de Emmanuel Levinas en Lituania

Como es bien sabido por todos, el filósofo Emmanuel Levinas tuvo la oportunidad de nacer en Lituania, aunque con el pasar de los años se nacionalizó como francés. De acuerdo a los registros de nacimiento, la fecha en la que llegó al mundo este importante personaje de la filosofía fue en 1906, según el calendario gregoriano, mientras que el calendario juliano establece el 30 de diciembre de 1905 como la fecha de nacimiento de Levinas.

Llegó al mundo como fruto de la relación amorosa entre Jehiel Levinas y Débora Gurvich, quienes fueron sus padres. El matrimonio pudo procrear un total de tres hijos y Emmanuel era el mayor de ellos. Sus otros hermanos fueron Boris-Fadec (1909) y Aminadab (1913). El filósofo tuvo la bendición de crecer bajo el seno de una familia de valores y mucha educación. Los padres de Emmanuel se esforzaron todo el tiempo por darle la educación que el joven merecía.

EMMANUEL LEVINAS

Los padres de Emmanuel Levinas eran judíos tradicionalistas, practicantes. En el caso de su papá, se dice que era el dueño de un negocio especializado en la venta de materiales de librería. El padre de Emmanuel se esforzaba todos los días por darle una educación de altura a sus hijos. Ese ejemplo de esfuerzo y constancia, terminaría marcando la vida y obra del filósofo Emmanuel Levinas, quién observó en la vida de su padre un ejemplo a seguir.

Desde que era apenas un muchacho joven, Emmanuel Levinas comenzó a demostrar su interés por el área de la filosofía. Se podría decir que durante sus primeros años de formación fue influenciado por grandes filósofos y autores de la época, entre los que se pueden destacar: Gógol, Lérmontov, Tolstói, Kanev y Dostoievski. Cada uno de estos personajes, despertaron en la vida de Emmanuel un gran interés por la filosofía.

Siendo apenas un niño, Emmanuel Levinas logró demostrar una gran capacidad intelectual que lo hacía sobresalir ante el resto de sus compañeros. Pudo aprender diferentes lenguas como el hebreo y el arameo, además de estudiar el Talmud.

La primera emigración

Los primeros años de vida del filósofo Emmanuel Levinas estuvieron marcados por muchos episodios imprevistos tras los efectos de la Primera Guerra Mundial. Cuando apenas era un niño, le tocó dejar atrás todas las comodidades que tenía en su país natal para instalarse junto a toda su familia en Jarkov, Ucrania. Fue en esa ciudad donde vivió la revolución bolchevique que avanzó, por toda esa región.

El estallido de lo que también se conoce como la Revolución de Octubre, provocó muchos choques emocionales en la vida de Emmanuel Levinas, sin embargo, según lo expresado por el propio filósofo, cada una de esas experiencias vividas en sus años de niñez y juventud, le sirvieron para formar en él un carácter y desarrollar una gran corriente intelectual.

Traslado a Francia y formación filosófica de Emmanuel Levinas

Luego de haber vivido algunos años en condición de emigrante en Ucrania producto de los efectos de la Primera Guerra Mundial, el filósofo Emmanuel Levinas toma la decisión de volver a su país natal Lituania, específicamente en la década de 1920. En esa ocasión volvió junto a su familia, quienes se instalaron a orillas del mar Báltico. A pesar de ser oriundos de la región, sus padres tuvieron que comenzar nuevamente desde cero y poco a poco ir recuperando todo lo que habían perdido.

Con mucho esfuerzo y sacrificio, el padre de Emmanuel Levinas logró abrir un pequeño negocio. Se trató de una papelería librería. Fue estando en Lituania donde Levinas comenzó a dar sus primeros pasos académicos y de formación. Estudió la enseñanza media, además de un curso de leyes en la Universidad de Tartu en Estonia. Transcurrieron algunos años y el joven Emmanuel tomaría una de las decisiones más trascendentales de su vida.

Decidió emprender un viaje con destino a Estrasburgo, Francia donde continuó su formación académica. En ese país logró ingresar a la prestigiosa Universidad de Estrasburgo, lugar donde se mantuvo cursando hasta la década de 1927. En dicha casa de estudios se formó como filósofo, bajo la mentoría de Maurice Blanchot. También estudió psicología con Maurice Blondel y sociología con Maurice Halbwachs.

Sin duda alguna que su formación académica en Francia le sirvió para convertirse, con el pasar de los años, en uno de los filósofos y personajes más emblemáticos de la historia. Fue precisamente estando en Estrasburgo donde logra entablar relación de amistad con importantes figuras, entre ellas el escritor Maurice Blanchot, con quién construyó una profunda amistad que perduró para toda la vida.

También durante esos años logró conocer a Delavigne, considerado como otros de sus más cercanos amigos. Tanto él como Maurice Blanchot influenciaron de manera positiva en la vida de Emmanuel Levinas, impulsando su estilo de pensar y convirtiéndolo en uno de los pensadores más importantes de todos los tiempos.

La formación académica de Emmanuel Levinas no terminaría allí. En la década de 1928 el joven logró ingresar a la reconocida Universidad de Friburgo, donde empezó a recibir capacitación en el área de la filosofía, de la mano de Husserl. Estando en esa universidad pudo conocer al filósofo alemán Heidegger, con quién asistió en Davos al encuentro antagónico entre Heidegger y Ernst Cassirer sobre Kant en el que se posicionó al lado del primero.

Haber conocido al filósofo alemán Heidegger le permitió a Emmanuel Levinas aumentar su interés por la filosofía. Incluso hay quienes se atreven a asegurar que la influencia de Heidegger en la vida de Levinas fue clave en el desarrollo de sus primeras obras filosóficas en Francia. Años más tarde estudió con Léon Brunschvicg en La Sorbona.

EMMANUEL LEVINAS

En la década de 1930, Emmanuel Levinas realizaría la publicación de una de sus más importantes y emblemáticas obras como lo fue “Teoría de la intuición en la Fenomenología de Husserl”. Se trató de una investigación que presentó el filósofo como parte de su tesis y con la que logró obtener el doctorado del tercer ciclo de estudios. Esta obra también le sirvió para obtener un premio de Instituto de Francia.

Francia se convirtió en un país importante para la vida y formación filosófica de Emmanuel Levinas. No solo fue en esa nación donde recibió los conocimientos más importantes en cuanto a filosofía se refiere, sino que además fue allí donde conoció y contrajo matrimonio con Raissa Levi, precisamente en la década de 1930. Por todas esas razones, Francia fue un país al que Emmanuel aprendió a amar como propio.

Se nacionaliza francés

Para nadie es un secreto que Francia se convirtió en uno de los países más queridos y amados por parte del filósofo Emmanuel Levinas, en parte, porque fue allí donde se formó como filósofo y donde conoció a importantes personalidades que marcaron su vida personal y profesional. En el año 1931, Levinas recibió la nacionalidad francesa con la que se le abrieron nuevas puertas en su carrera.

Luego de recibir su nacionalización, Levinas asiste a los encuentros filosóficos de los sábados en casa de Gabriel Marcel y se convierte en uno de los primeros colaboradores de la revista Esprit, la cual fue dirigida y promocionada por Emmanuel Mounier. Años más tarde se desligaba por completo de la amistad que mantenía con el filósofo alemán Heidegger, a quien nunca le perdonó su cercanía al nazismo.

Con la obtención de su nacionalidad francesa, las oportunidades profesionales y los éxitos personales en la vida de Emmanuel Levinas no acabarían. Fue durante esos años, específicamente en 1935, cuando llega al mundo su primera hija, de nombre Simone. También en esa época lee “La Estrella de la redención” de Franz Rosenzweig, que influyó decisivamente en su pensamiento como filósofo judío.

La guerra

Los efectos de la Segunda Guerra Mundial sobre la vida del filósofo Emmanuel Levinas no se hicieron esperar. En la década de 1940, el joven fue tomado como uno de los miembros del servicio militar, en esa oportunidad actuaría como  intérprete de ruso y alemán para las fuerzas aliadas. Un año más tarde se convirtió en uno de los prisioneros en la ciudad francesa de Rennes, siendo obligado a permanecer a lo largo de todo el desarrollo de la guerra en un campo de concentración en Hannover, Alemania.

A pesar de la dura realidad que le tocó enfrentar durante esos años de guerra, también es cierto que Emmanuel Levinas pudo salir en parte beneficiado en comparación con otros judíos de la época. El hecho de ser un militar francés le permitió recibir un mejor trato al que recibieron otros judíos, sin embargo no se puede negar que fueron meses de mucha angustia y dolor en la vida del filósofo.

Su permanencia en el campo de concentración en Hannover la aprovechó Emmanuel Levinas para leer a muchos autores de influencia en su vida, por ejemplo Hegel, Rousseau, Dumond, Rabelais, entre otros. Mientras él se encontraba en Alemania, su familia que había quedado atrapada en Lituania, también sufrió a gran escala, tanto así que prácticamente todos ellos fueron asesinados por los nazis, representando un duro golpe emocional en la vida del joven Emmanuel.

Solo algunos miembros de su familia pudieron salvarse de los ataques perpetrados por los nazis, entre ellos su esposa y su hija, quienes salieron airosas gracias a que fueron resguardadas por Blanchot, quien las alojó un mes en un apartamento suyo en la ciudad de París y luego las hizo quedar escondidas en un monasterio en Orleans, que era un foco de la resistencia.

“La experiencia de la guerra y la conciencia de la Shoah le hacen reafirmar su conciencia judía y asumir responsabilidades en la restauración y normalización de su comunidad en la posguerra”

La posguerra

La Segunda Guerra Mundial generó mucha influencias en la vida del filósofo Emmanuel Levinas. Más allá de ser una etapa dolorosa, también se convirtió en un factor clave de impulso, llevándolo a liderar interesantes movimientos como La Alianza Israelita Universal de París y su Escuela Normal Oriental. Después de terminada la guerra, Levinas empezó a analizar la obra del Talmud.

La posguerra en Emmanuel Levinas también trajo noticias dolorosas para su vida, por ejemplo, la muerte de su segunda hija Eliana en la década de 1945, cuando apenas tenía unos pocos meses de nacida. Años más tarde, en 1949, la alegría volvería a tocar su corazón tras el nacimiento de su nuevo hijo Miguel.

EMMANUEL LEVINAS

En el año 1957, Emmanuel Levinas comenzó a asistir de manera frecuente a los Coloquios de Intelectuales judíos, organizados por la sección francesa del Congreso Judío mundial. Se trataba de un evento que tenía lugar todos los años y al que asistían importantes personalidades de la talla de Jankelevitch, Levy-Valensi, Halperin entre otros.

Cuatro años más tarde, el filósofo Emmanuel Levinas viaja a la ciudad francesa de Poitiers, donde experimenta nuevas facetas en su vida profesional. Estando en dicha ciudad comenzó a ejercer como profesor de filosofía, siendo éste el motivo principal por el que el joven abandona la dirección de la Alianza Israelita Universal. En la década de 1967 se muda de forma definitiva a la ciudad de París, luego de ser nombrado profesor en la Universidad de París-Nanterre.

Levinas pudo desarrollar una brillante carrera como profesor en la Universidad La Sorbona, una de las universidades más históricas de la ciudad de París. Durante su última etapa como docente en dicha casa de estudios, logró impartir dos cursos importantes:

  • La muerte y el tiempo
  • Dios y la ontología (que sería publicado junto con el anterior en Dios, la muerte y el tiempo).

Su paso como docente por la universidad La Sorbona concluyó definitivamente en la década de 1984, colocando así punto y final a una de las etapas más importantes de su vida. Años más tarde, en 1994, su esposa pierde la vida, específicamente en el mes de septiembre, mientras que el filósofo Emmanuel Levinas murió un 25 de diciembre del año 1995, dejando tras su partida, un gran legado entre las nuevas generaciones.

Principales obras

En esta parte de nuestro artículo estaremos conociendo un poco más sobre las principales obras desarrolladas a lo largo de su vida por el filósofo Emmanuel Levinas. Se podría decir que la obra de este emblemático personaje estuvo dividida en dos grandes periodos: En un primer momento su trabajo estuvo influenciado por dos memorables filósofos como lo fueron Husserl y Heidegger.

https://www.youtube.com/watch?v=XFUNOFJUcbY

Sin embargo, más allá de la gran influencia de ambos autores sobre la vida de Emmanuel Levinas, el filósofo decide tomar un nuevo camino alejado completamente de Husserl y Heidegger. De esa manera comienza a construir una nueva etapa en su obra, donde proclamará a la ética como la filosofía primera, oponiéndose a la prioridad que le habían otorgado filósofos como los mencionados a la ontología.

De la existencia al Existente

Estando en la etapa de prisionero durante la Segunda Guerra Mundial, Emmanuel Levinas empezó a redactar su obra titulada “De la existencia al Existente”; trabajo que terminaría publicando finalmente en la década de 1947. A través de este interesante libro, su autor coloca en duda la fenomenología de Heidegger, sin que haya por eso una motivación abstracta.

Todo lo contrario. Su realidad de prisionero de guerra llevó a Emmanuel Levinas a vivir en carne propia una de las dimensiones de la ontología heideggeriana. Durante una parte de su obra “De la existencia al Existente”, Levinas realiza duros cuestionamientos y críticas en contra de quien fue uno de sus primeros maestros Heidegger, cuya ontología asoció con la voluntad de poder, el ateísmo y el egoísmo.

De toda aquella realidad experimentada como prisionero de guerra, Emmanuel Lévinas llega a la siguiente conclusión:

“Lo existente, que da sentido a los entes en el mundo, produce una impersonalidad árida, neutral y sutil, que solo podría ser superada en el ser-para-el-otro, como momento ético de respeto a la Alteridad”:

El tiempo y el Otro

También en el año 1947, el filósofo Emmanuel Levinas realiza la presentación de otra de sus obras más importantes y emblemáticas de su carrera como lo fue “El tiempo y el Otro”. Cuatro conferencias que emitió una vez concluida la guerra en el Colegio de Filosofía, creado por Jean Wahl. A través de esta obra, Levinas se encarga de llevar a cabo un estudio sistemático en cuanto a la relación del Yo en relación al Otro.

Estas conferencias tienen el objetivo de salir del aislamiento de existir del existencialismo, cambiando el ámbito del saber. Si estamos en la capacidad de transmitir la existencia por la palabra, pero no podemos compartirla en el ámbito del saber ni del deber, ¿Qué tipo de comunicación con el ser puede hacernos salir de la sociedad?

De acuerdo a lo que expone el autor a través de la obra “El tiempo y el otro”, el tiempo no debe ser una experiencia de duración, sino más bien un dinamismo que nos impulsa hacia otro lado distinto de las cosas que tenemos, un tiempo como relación con una alteridad inalcanzable y así producir una alteración del ritmo y sus giros.

“La filosofía para él tendría la tendencia de reducir a lo Mismo todo aquello que se opone a ella directamente como Otro. El conocimiento representaría así una estrategia de apropiación, de dominación, presente fundamentalmente en la relación del hombre con el hombre.

Inspirándose en la tradición hebrea, Lévinas busca pensar de otro modo esta relación; el Otro, como rostro que me enfrenta y restituye, no es del orden de la representación, hay en él, la presencia ausente de la idea de infinito, que me ordena y que lo hace incapaz de ser dominado por mí”

Totalidad e Infinito

El libro “Totalidad e Infinito” también se podría considerar como una de las obras principales realizadas por Emmanuel Levinas. A través de este libro, su autor toma como punto de partida el nexo entre ontología, economía, política, guerra e historia. El término de “totalidad”, al que Levinas opone el “Infinito”, está relacionado a la visión de la política como racionalidad.

“Levinas discute que la responsabilidad hacia el Otro tiene sus raíces dentro de nuestra construcción subjetiva. Se explica cómo el Yo se construye acorde a lo que ve y cree conocer del Otro. Para Levinas la subjetividad es primordialmente ética, donde la responsabilidad se origina del trato con el Otro, adquiriendo dirección y significado.

Mientras se da la interacción entre los dos sujetos, su encuentro da origen a un Nosotros, ya que los dos se conciben como sujetos y también conciben un ente externo que regula su encuentro (esto podría ser una explicación de la Sociedad)”

Su filosofía

En esta parte de nuestro artículo analizaremos brevemente parte del trabajo desarrollado por Emmanuel Levinas en cuanto a la filosofía se refiere. Para nadie es un secreto que éste personaje está considerado como uno de los filósofos de mayor importancia y trascendencia en la historia de la filosofía universal. Durante sus años de carrera logró impulsar interesantes teorías y corrientes de pensamientos que continúan estando vigentes hasta el sol de hoy.

Fenomenología ética

Es importante mencionar que una gran parte del trabajo desarrollado por el filósofo Emmanuel Levinas se encuentra fundamentado en la teoría del otro, donde propone a la ética como filosofía primera. Según lo que explica el autor, el Otro no está en la capacidad de ser conocido, y por consiguiente no debe ser realizado, como lo hace la ontología. Por ese motivo es que Levinas opta por pensar en la filosofía como “sabiduría que nace del alma” y no en “Amor a la sabiduría”:

Emmanuel Levinas adquiere este punto de vista gracias a la experiencia del encuentro con el Otro. El encuentro cara-a-cara es la relación inevitable en la que la cercanía y la distancia de la otra persona logran sentirse y tener un resultado.

“La relación ética cara-a-cara, contrasta también con toda relación que se podría llamar mística, […] en la que los interlocutores se encuentran jugando un papel en un drama que ha comenzado fuera de ellos”

La teoría de Levinas detalla que el rostro en el que se presenta el Otro no viola al Mismo (quién también es un Otro). Los dos interlocutores permanecen al mismo nivel, terrenales y reales. Para el autor, el tener el rostro del Otro frente a uno mismo produce una sensación de compromiso, debido a que se tiene conocimiento de la existencia del Otro que forma parte del Mismo y sus experiencias, por eso surge la necesidad de prever por el Otro. Así mismo sostiene que la revelación del rostro provoca que se reconozca la trascendencia y heteronomía del Otro.

Dios y la Shoah

El autor Emmanuel Levinas plantea la idea de Dios como algo completamente diferente, incluso como una segunda religión. Luego de acabada la guerra, Levinas trabajo para desplegar una ética que prevea el sufrimiento en una perspectiva interhumana, es decir, en una no indiferencia mutua.

“En Emmanuel Levinas, la noción de trascendencia surge de una humanidad sufriente. Habla sobre el ateísmo, es decir, la condición de un ser separado. No se trata de acudir en ayuda de lo divino ni de negarlo. Referirse a lo absoluto como ateo es ofrecerse al diálogo con el Otro y no reducirlo al objeto de un discurso”

Con esto, el filósofo Emmanuel Levinas no pretende de ninguna manera encontrar evidencias en cuanto a la existencia de Dios. Indica cómo sucede el énfasis del infinito en lo finito. Concluye que no es a Dios a quien se trata en hallar en las otras personas, sino que es el Otro quien cuestiona y cuestiona la conciencia tanto desde una dimensión de altura como de descenso.

Desinteresadamente

El autor Levinas asegura que una sociedad que ingresa en la totalidad del orden económico nacido del interesadamente se convierte en una sociedad condenada sin piedad a un sistema totalitario. Explica que la totalidad de un orden económico impulsa una serie de problemas en las que los individuos que tienen dinero y a la vez compradores, se integran ellos mismos en la mercancía, peor a la misma vez, se sofocan al poseer y al pertenecer.

“El interesadamente se vuelve odio: emulaciones entre hombres, acumulación, rivalidad y competencia hasta las crueldades y la tiranía del dinero, que conlleva la violencia sangrienta de las guerras. Más allá de la escala de valores del interesadamente, más allá del apetito de ser, el humano tiene la oportunidad de ceder su lugar, de sacrificarse por el otro, de morir por el desconocido”

Obras

A continuación te presentamos una lista completa de las obras realizadas por el filósofo Emmanuel Levinas, descrito como uno de los personajes más populares e influyentes de todos los tiempos. Haremos mención especial a las ediciones en español que han sido publicadas a lo largo de toda la historia:

Ediciones en español

  • Lévinas, Emmanuel (1997). Cuatro lecturas talmúdicas. Riopiedras Ediciones. ISBN 978-84-7213-138-5.
  •  Lévinas, Emmanuel (1995). De Dios que viene a la idea. Caparrós Editores. ISBN 978-84-87943-26-3.
  • Lévinas, Emmanuel; Rolland, Jacques Francis (1999). De la evasión. Arena Libros. ISBN 978-84-930708-0-9.
  • Lévinas, Emmanuel (2006). De la existencia al existente. Arena Libros. ISBN 978-84-95897-48-0.
  • Lévinas, Emmanuel (1997). De lo sagrado a lo santo. Riopiedras Ediciones. ISBN 978-84-7213-139-2.
  •  Lévinas, Emmanuel (1995). De otro modo que ser o más allá de la esencia. Ediciones Sígueme. ISBN 978-84-301-1023-0.
  • Lévinas, Emmanuel (2005). Descubriendo la existencia. Editorial Síntesis. ISBN 978-84-9756-329-1.
  •  Lévinas, Emmanuel (2004). Difícil libertad. Caparrós Editores. ISBN 978-84-96282-01-8.
  • Lévinas, Emmanuel (1994). Dios, la muerte y el tiempo. Ediciones Cátedra. ISBN 978-84-376-1280-5.
  • Lévinas, Emmanuel (1993). Entre nosotros: ensayos para pensar en otro. Editorial Pre-Textos. ISBN 978-84-87101-77-9.

  • Lévinas, Emmanuel (1991). Ética e infinito. A. Machado Libros. ISBN 978-84-7774-541-9.
  • Lévinas, Emmanuel (1997). Fuera del sujeto. Caparrós Editores. ISBN 978-84-87943-63-8.
  •  Lévinas, Emmanuel (1993). Humanismo del otro hombre. Caparrós Editores. ISBN 978-84-87943-15-7.
  •  Lévinas, Emmanuel (2006). Los imprevistos de la historia. Ediciones Sígueme. ISBN 978-84-301-1603-4.
  • Lévinas, Emmanuel. Escritos inéditos. Editorial Trotta.

Volumen 1: Cuadernos del cautiverio, Escritos sobre el cautiverio y Notas filosóficas diversas. 2013. ISBN 978-84-9879-465-6.

Volumen 2: Palabra y silencio y otros escritos. 2014. ISBN 978-84-9879-565-3.

  • Lévinas, Emmanuel (2001). La realidad y su sombra: libertad y mandato, trascendencia y altura. Editorial Trotta. ISBN 978-84-8164-443-2.
  • Lévinas, Emmanuel (2000). Sobre Maurice Blanchot. Editorial Trotta. ISBN 978-84-8164-404-3.
  • Lévinas, Emmanuel (1991). El sujeto europeo. Fundación Pablo Iglesias. ISBN 978-84-85691-57-9.
  • Lévinas, Emmanuel (2004). La teoría fenomenológica de la intuición. Ediciones Sígueme. ISBN 978-84-301-1546-4.
  • Lévinas, Emmanuel (1993). El tiempo y el otro. Ediciones Paidós Ibérica. ISBN 978-84-7509-878-4.
  • Lévinas, Emmanuel (1997). Totalidad e infinito: ensayo sobre la exterioridad. Ediciones Sígueme. ISBN 978-84-301-0486-4.
  • Lévinas, Emmanuel (2006). Trascendencia e inteligibilidad: seguido de una conversación. Encuentro Ediciones. ISBN 978-84-7490-783-4.

También podrían interesarte los siguientes artículos: