¿Quién fue Empédocles? Biografía e historia

En esta oportunidad te presentamos la biografía de Empédocles, quien fue filósofo materialista de la antigua Grecia, político y un gran poeta, idealista de la Democracia esclavista, podrás conocer por medio de este post, sus aportaciones y mucho más. Continúa leyendo, es muy interesante.

EMPÉDOCLES

Biografía de Empédocles

Empédocles nació en el año 493 antes de la era de Cristo, su nacimiento se efectuó en la ciudad de Agrigentum, hoy en día se conoce como Agrigento, fallece para el año -433 antes de la era de Cristo; como les comenté en la introducción, Empédocles sintió curiosidad por el pensamiento de Parmenídeo, los cuales aplicaba a su propia vida, donde la divinidad está entrelazada con la armonía.

Se le considera un filósofo presocrático y aunque se da una fecha de nacimiento y muerte, la misma no se sabe con exactitud si es cierta, pero se sugiere la misma, lo que sí se sabe con exactitud, es que era un ciudadano perteneciente de Akragas, Agrigento en Sicilia; se le reconocieron habilidades en la medicina y en la magia.

Empédocles provenía de una familia de la sociedad aristocrática, por lo cual recibió una abundante educación y muy variada, su papá de nombre Metón, el cual participó en el derrocamiento de un tirano de nombre Trasideo para el año 470 a.c. también cabe destacar que su abuelo se llamaba igual que él Empédocles, era criador de caballos, tal como lo comenta Diógenes Laercio.

Su  abuelo llegó a ganar las carreras de caballos en la ciudad de Olimpia, en la olimpiada número LXXI; durante la niñez de Empédocles, Terón era el dictador, pero estaba interesado en la religión y las bellas artes, y desde ese momento nuestro filósofo se fue nutriendo del medio espiritual.

Tras la muerte de Terón, traspasa su poder a las manos de su hijo Trasideo, este gobierno intransigente fue derrocado y se edifica una forma de democracia en la ciudad de Agrigento, lo cual fue una gran transformación en la política y Empédocles participó en este cambio de gobierno, por lo cual disuelven la organización de la oligarquía, que era mejor conocida como la asamblea de los mil.

En la ciudad de Agrigento, había enfrentamiento entre sus habitantes y es Empédocles quien solicita al cese de la lucha entre partidos, propone cultivar la igualdad política entre los pobladores de la región; es más rehúsa, a cualquier cargo que quisieran otorgarle, estaba muy consciente de sus principios y quizá esto le hizo ganar enemigos.

EMPÉDOCLES

Como anécdota, te puedo comentar, que en uno de los viajes que realizaba Empédocles, conspiraron sus acérrimos enemigos para evitar su regreso a la ciudad de Agrigento. Se observa mediante la biografía de Empédocles que fue un excelente orador y manejaba muy bien la ciencia médica.

Se cree que Empédocles, fundó la escuela siciliana de medicina, aunque hay historiadores, que atribuyen la fundación a otro filósofo Aarón, que era muy amigo de Empédocles, también se comenta sobre su gran talento en la medicina, donde dicen que fue capaz de resucitar a una mujer que según llevaba 30 días sin respirar.

Aunque esas informaciones no pueden corroborarse, solo queda la emoción en la escritura en sus poemas además de discursos, en donde se engrandece su imagen divina y hasta mística. Sobre su muerte se han escrito numerosas leyendas, entre ellas una relacionada a la celebración de un sacrificio en el campo de Pisianacte, donde estaban todos los invitados, y hasta el discípulo de Empédocles de nombre Pausanias.

Según esta historia todos se retiraron del lugar a excepción de Empédocles, el cual se mantuvo allí, al pasar la noche y volver el día, todos buscaban a Empédocles y un sirviente dijo, que escuchó una voz que lo llamaba y al observar, vio una luz celestial que irradiaba el campo, el discípulo Pausanias comentó que a su maestro le debían de alabar como a una deidad, la segunda leyenda comenta que nuestro filósofo se abalanzó al volcán Etna.

Queriendo unir la divinidad con la naturaleza, desapareciendo, pero luego se descubrió una sandalia, que era de bronce, como las que usaba Empédocles y el volcán la arrojó fuera de sí, esta leyenda luego fue desmentida por otros en la antigüedad, pues parecía muy mágica esta versión.

Y la tercera leyenda tiene mucho más sentido y por ende, más creíble, Timeo comenta que Empédocles falleció en el Peloponeso, luego de haber sido exiliado de su ciudad natal Agrigento, posiblemente a la edad de sesenta años.

La obra de Empédocles

A Empédocles se le han atribuido gran cantidad de obras, las cuales han sido simplemente falacias, se puede encontrar los Epigramas, los cuales escribió hacía su discípulo Pausanias,  también se habla sobre unos versos que dedicó al gran matemático Pitágoras, al igual que un buen número de redacciones relacionadas con la tragedia.

El filósofo Aristóteles, le atribuyó a Empédocles el haber redactado el tema El Tránsito de Jerjes, el cual fue quemado por catalogarse de un escrito imperfecto también se le atribuye otro escrito llamado Proemio a Apolo; el cual dicen fue quemado de manera involuntaria, de igual manera se le atribuye la escritura de tratados de medicina, en los cuales fue muy creativo y los redactó en prosa, más no se han conseguido.

Solamente se conservan de Empédocles, dos únicos poemas, el primero dedicado Sobre La Naturaleza de los Seres, del cual se conservan cuatrocientos cincuenta versos, aunque se comenta que él redactó cinco mil en esa obra, y el segundo titulado Las Purificaciones, con respecto al primer poema Empédocles, realiza explicaciones a través de basamentos científicos de manera racional sobre el mundo natural, tal como este escritor los comprendía.

Relacionados con la fisiología y su propio movimiento, en relación al segundo poema, es referente a un tópico religioso, donde Empédocles narra y descifra el imperativo camino de un alma que tras ser desterrada debido a su propia causa de su lugar de descanso divino y es a través de la purificación que puede volver al sitio al cual pertenece.

Mediante estas dos redacciones, las cuales son tan distintas una de otra, como pueden ser los temas científicos y los del ámbito religioso, es Empédocles un gran genio griego de su momento, el cual no veía discrepancia  alguna, en escribir sobre estas dos concepciones, que quizá en el primer momento de leerlas parecen contradictorias.

Para lograr la redacción de estos dos poemas Empédocles utilizó un peculiar estilo de escritura llamado hexámetro dactílico, que para este gran filósofo, era la mejor manera de poder expresar lo que sentía, mediante los poemas, demostrando como vuelve a escribir en varias ocasiones de manera consciente la repetición de la misma idea en el verso, pero utilizando entornos distintos.

EMPÉDOCLES

Como cuando alguien vuelve sobre sus propios pasos, para poder dar una respuesta o darle sentido a una explicación, esto se puede ilustrar en el fragmento número 25, donde se expresa lo siguiente:

“…es bueno repetir incluso dos veces lo que es necesario…”

En estos dos poemas de Empédocles se observa el gran uso de símiles para poder hacer referencia a las leyes de manera general utilizando acciones que interactúen con los inventos que ha permitido evolucionar a la humanidad, ejemplo de ellos, la aleación de los metales, el poder cocer un pan, lograr pintar un cuadro o retrato, entre otros y así integra las mezclas para poder lograr otros productos afines.

Permitiendo expresar a través de estos ejemplos, la mezcla de elementos que permiten crear otros elementos, debido a la esencia del constante movimiento y que esto, se observa en todos los ámbitos de la naturaleza, desde lo más simple e insignificante a lo más grande y complejo.

Su primer poema Sobre la Naturaleza de los Seres

Es importante recordar que Empédocles provenía de Grecia, y sus poemas fueron escritos en esa lengua griega, este primer poema lo escribió para su discípulo Pausanias, allí se observa múltiples características del estudio filosófico de Parménides.

En los cuales se observa la enunciación muy concisa, quizá para verificar el asentimiento con las ideas de este gran maestro o tal vez para demostrar su no acuerdo, con lo que allí plantea Empédocles, está muy de la mano con la teoría parmenídea.

EMPÉDOCLES

Referente a que nada puede crearse de la nada, por lo tanto, nada de lo que se observa existir podría desaparecer, esto está mejor detallado en partes del poema, redactado por Empédocles, específicamente en el fragmento número 11 y en el número 12:

“…¡Seres pueriles! Porque no piensan profundamente…quienes creen con firmeza que puede nacer lo que no existía O que las cosas perecen por entero, destruyéndose completamente…

“…Porque de lo que en modo alguno existe es inconcebible que nazca nada, que lo existente desaparezca por entero es tan imposible como increíble, pues estaré siempre allí donde esté situada cada cosa…”

Se observa en este poema de Empédocles, el no estar conforme y lo explica a través de dos basamentos de Parménides, relacionados  con el Ser, la inmutabilidad y la unidad del mismo, explicando que el Ser  se encuentra en constante movimiento, que la realidad es un fenómeno de la pluralidad de la sustancia, donde se integran elementos muy primordiales.

Con respecto al Es o no Es que proclamó Parménides, donde Empédocles presenta una doble faceta en los seres, los cuales nacen y perecen, dando muestras de la transición y por otro lado, la eternidad, todo esto se conforma por elementos que se encuentra de manera externa; cree firmemente en la hipótesis de Parménides, en que nada se puede crear de la nada y lo que ya existe, no puede desaparecer, pues la realidad según Empédocles es inamovible.

De allí, Empédocles formula cuatro principios los cuales interactúan entre sí, por las fuerzas  del amor y la discordia; estos eran cuatro elementos que fueron propuestos por otros filósofos como Anaxímenes, Heraclito, Jénofanes y Tales de Mileto, siendo estos elementos los siguientes: aire, fuego, tierra y agua.

Estos primordiales elementos, Empédocles siendo un gran filósofo se encargó de unir estas cuatro teorías, en su poema, donde redacta con nombres relativos a la deidad, como puedes observar, en las siguientes líneas:

“…Ante todo, aprende las cuatro raíces de todas las cosas: Zeus el magnífico y Hera que da la vida; también Aidoneo y Nestis, que hace correr con sus lágrimas las fuentes de los mortales…”

Puedes darte cuenta, cómo estos elementos presentan para Empédocles igual nivel de importancia para que cada uno fuese un principio, por lo cual ninguno antecede al otro, esto le permite a Empédocles ser diferente de los otros filósofos que propugnaban la predominancia de uno elemento en por encima de los otros.

Los nombres divinos que colocó Empédocles de manera poética a las cuatro raíces no es un simple adorno, pues esclarecen la filosofía de Empédocles concebida desde la naturaleza, porque la vida y la naturaleza se penetran entre las sensaciones y el pensamiento.

Empédocles relaciona al fuego con el divino Zeus, la tierra con Efestos, el agua con la Diosa Hera, esposa de Zeus y el aire, lo representa por medio de Nestis; estas cuatro raíces que él menciona, son primordiales entre sí, y pueden trasladarse entre sus lugares, gracias al movimiento haciendo la expansión del Ser, y quizá posiblemente del origen del Universo, donde los Seres son capaces de dividirse y fluctúan en constante movimiento.

EMPÉDOCLES

Es esta concepción la que permite redactar este poema y enfatizar Sobre la naturaleza de los Seres, donde no se concibe el nacimiento de un mortal, ni tampoco el finalizar con la muerte, ya que todo está en los basamentos de Empédocles como una mezcla en constante transformación, esto se observa en los fragmentos número 17 y 20, los cuales dicen:

“…estas raíces nunca cesan su continuo cambio. En ocasiones se unen bajo la influencia del Amor y de este modo todo deviene lo Uno. Otras veces se disgregan por la fuerza hostil del Odio y tienen una vida inestable…”

“…este mismo combate de fuerzas se ve claramente en la mas de los miembros de los mortales. A veces por efecto del Amor todos los miembros que el cuerpo posee se reúnen en unidad en la cima de la vida floreciente. Pero otras veces, separados por el Odio cruel vagan por su lado a través de los escollos del mar de la existencia…”

Las raíces de Empédocles en relación al Amor y la Discordia

Empédocles para poder expresar y basar el movimiento del Ser, el cual fue negado en primera instancia por Parménides, nuestro filósofo crea fuerzas motrices las cuales deben ser de causa externa y diferenciada de las cuatro raíces.

Estas fuerzas de las que habla constantemente Empédocles, se ponen de manifiesto en el poema en el fragmento número 17, a través de los nombres dados por el mismo filósofo, Amor y Discordia, las cuales permiten como el imán, dos fuerzas la de atracción y repulsión, las cuales se encuentra siempre en constante tensión, permitiendo el nacimiento del mundo tal cual como lo observamos.

Empédocles permite esta doble forma de ver a los seres, los cuales están conformados por las cuatro raíces que dan origen al nacimiento y perecimiento de la vida, es importante recalcar que estas cuatro raíces como las llamaba Empédocles, pues elementos es un término que atribuyó luego Aristóteles; son imposibles de destruir, es más, los mismos son eternos. El Amor es la fuerza que permite la atracción entre lo no igual, en cambio la Discordia, atrae lo semejante a su término.

EMPÉDOCLES

Por ende, lo que la Discordia separa, el Amor lo une; todo esto fluye a través del azar, como si fuese un juego de dados, pero donde el Amor tiene los puntos para ganar, permitiendo la mezcla y a su vez mantener unida a las cuatro raíces. Por lo cual el pensamiento de Empédocles, no se encuentra sujeto a ninguna teología, sino a la cualidad de cada uno de los cuatro componentes de las raíces.

El Ciclo Cósmico por Empédocles

Empédocles concibe la realidad como una esfera, utilizando la percepción de Parménides del Ser, pero la esfera es el Ser para Empédocles, donde existe movimiento y pluralidad y es dentro de esta esfera que se integran las cuatro raíces de Empédocles.

Esta mezcla de interacciones de las cuatro raíces dentro de la esfera del Ser, es producto de dos fuerzas como son el Amor y la Discordia, las cuales se encuentran insertas dentro de la humanidad y es lo que permite la visión trágica y pesimista de Empédocles en cuanto a la existencia.

Cuatro fases comprende este ciclo, que propone nuestro filósofo Empédocles, en el primer punto el Amor se expresa sin ninguna oposición, manteniendo una interacción perfecta denominada Sphairos, es aquí donde se constituye la unidad donde las cuatro raíces se mantienen unidos por la armonía, es aquí donde Empédocles se asemeja a una deidad.

Luego viene un segundo momento, donde se van separando las cuatro raíces, llegando a un tercer momento, en la cual el dominio de la separación es totalmente pleno, efectuándose el cuarto momento donde el Amor hace su llegada y nuevamente une las cuatro raíces, esto mismo se realizará pero de manera inversa con la Discordia.

Pues ya que todos somos seres mortales, nos situamos en el tercer momento, en donde los elementos están unidos entre sí e igualmente separados, hallándose una etapa de tensión, entre  ambas fuerzas del Amor y la Discordia; para Empédocles, no existe una unidad como tal, sino la sucesión de manera infinita como los números que se van uniendo de manera absoluta hasta convertirse en uno y luego al contrario, como lo enfatiza en su poema:

“…lo mortal tiene dos formas de nacer y dos de destruirse…”

El Sphairos se tambalea, permitiendo la separación como lo certifica Empédocles, y esto se va suscitando de forma natural, claro no lo explica sino que lo encauza al tema religioso como algo que viene de los Dioses, y esto se presenta en su poema, como lo puedes observar:

“…Existe un oráculo de la Necesidad, decreto antiguo de los Dioses…”

Con respecto al Ser, al presentarse la Discordia se separan las cuatro raíces y estas se mantienen aisladas entre sí, pero Empédocles no muestra más ideas, sino los fragmentos que se conservan de todo su legado, lo demás son simples conclusiones o comentarios a los que han llegado, los historiadores del tema.

En cualquier punto del ciclo cósmico de Empédocles, se repite de manera constante, uniendo por completo las cuatro raíces, originando la esfera, lo cual es para nuestro filósofo un himno para la divinidad.

El tópico de la Generación en la filosofía de Empédocles

La Generación de la que habla Empédocles en sus poemas se refiere al nacimiento de los seres, y cuando se habla de seres, no solamente, Empédocles lo emplea para la humanidad, el término seres. Embarca todo en la naturaleza, punto que es muy importante que comprendas en la filosofía de este intelectual griego.

Por ende, tanto el nacimiento como la muerte bajo la concepción de Empédocles, no es más que una acomodación de los elementos, los cuales, como recordarás, se mezclan y se alternan entre sí, dependiendo del Amor o de la Discordia, e igualmente menciona Empédocles cuatro pasos a seguir en la generación de los seres vivos.

En el primer paso, el Amor todo lo une, Empédocles se basa en ello para ilustrar una hermosa imagen la cual es sobrenatural, de la evolución de todos los seres, en donde los elementos se hallan separados de la unidad y luego estos se van combinando a modo de las leyes de la probabilidad, claro , esto no lo conocía Empédocles, así se pasa al segundo paso.

EMPÉDOCLES

Con respecto, al segundo paso del que habla Empédocles, gracias al azar esta segunda etapa se va efectuando, donde el Amor combina seres los cuales serán monstruosos, en algunos momentos y solo podrán continuar la existencia los seres que estén más aptos para ello, todo esto lo fue uniendo, como una gran pieza de rompecabezas, sin conjetura de fórmulas.

Ideando solo su pensamiento, aunque esto nosotros lo conocemos por las leyes de Darwin; en lo que concierne al tercer paso, se presenta un mundo donde la Discordia  va haciendo su actuación, permitiendo que cada elemento se vaya separando de la unidad para poder reunirse con su igual.

Esto Empédocles, lo refiere de la siguiente manera: el fuego va a buscar todo lo que sea fuego, así va ocurriendo con cada una de las raíces, aunque las mismas se ven contrariadas, por el Amor, el cual aún es predominante y trata de mantener la interacción de los mismos, por lo cual se van generando formas de vidas las cuales están entremezcladas por la tierra y el agua, a su vez se encuentra moldeadas de la manera más dura por el fuego, pero no contienen partes para diferenciar si es femenino o masculino.

Ahora vamos al cuarto paso, que sería donde nosotros nos encontramos actualmente, siguiendo la teoría que postula Empédocles, en el entorno, la Discordia se evidencia más evolucionada, de acuerdo a la discriminación que resulta de la Discordia, es lo que permite las diferentes formas de existencia.

Siendo estas las aves, los peces, los demás animales y por último los humanos, los cuales se diferenciaron de manera visual mediante el sexo, cuando el Amor se debilita, permite que estemos en un mundo cruel y lleno de contrariedades, y esto se puede observar en el otro poema escrito por Empédocles, el cual lo tituló Las Purificaciones.

Donde el autor coloca la propuesta, sobre un camino que debe seguir, para lograr la salvación de la persona, a través del retorno así mismo por medio de la unidad, en la cual todo pertenece a la unidad, que es la esencia; la salvación la cual puede ser originada por la degeneración de la parte física del Sphairos, el cual posee una parte al que llama Empédocles como correspondencia moral.

¿Quién fue Empédocles? Biografía e historia 1

Lo importante aquí, según Empédocles es hacer ante todo el bien, el cual está orientado en el entorno, y permite la unidad del Amor, y expresado en las palabras de Empédocles es lo que te acerca a la divinidad la cual la representa mediante el Sphairos.

La sensación y el conocimiento de Empédocles

Estas provienen del conocimiento que han aportado, los textos que han escrito los doxógrafos, que son personas que se encargan de leer y comprender las obras filosóficas y científicas de personas del pasado histórico. Este término fue creado por Hermann Diels, en su libro Doxographi Graeci en la ciudad de Berlín en el año 1879.

Por lo cual, estos escritos redactados por los doxógrafos, son los que postulan el conocimiento de que es lo semejante por lo semejante. En vez de ser el mismo Empédocles, y se explica que la sensación, es como la sangre en el cuerpo de los seres vivos, ya que la sangre es el pensamiento, la sensación es un procedimiento netamente físico. Con respecto a ello, en palabras de otro filósofo, comenta lo siguiente:

“… el filósofo de Agrigento piensa que el placer se produce por obra de los semejantes en sus partes y en su mezcla y, el dolor, por obra de los contrarios…”

En donde el placer, es producido en el momento en que los órganos sensoriales, interactúan con fenómenos que le permitan la percepción de lo que no tiene y le son a su vez propios, mientras que el dolor, es cuando los fenómenos que se perciben son distintos, de allí que solo puede haber conocimiento cuando hay algo que tenga la misma similitud; la ignorancia se produce por lo que no es semejante o igual,  permitiendo a Empédocles realizar la igualdad, entre la sensación y el conocimiento siendo semejantes, tal como lo escribe en su poema:

“…pues vemos la tierra por la tierra, el agua por el agua, el aire por el aire celeste, el fuego igualmente por el fuego destructor, el amor por el amor y el odio por el funesto odio…”

Todos los objetos producen emanaciones, las cuales se pueden percibir por el órgano de la piel, que como todos ya sabemos gracias a la biología está provisto de miles y miles de poros, la sensación que sienten las cosas, las cuales se acomodan en los poros del órgano sensorial que es en primera instancia la piel, la cual no es ni muy grande ni muy chica, es la que corresponde a la unidad del Ser, en constante movimiento.

El segundo poema Las Purificaciones

Empédocles con respecto a este segundo poema, que se conserva de lo que él escribió, se puede observar en esta redacción la profunda influencia que recibió de Pitágoras y del orfismo; observándose en sus líneas el adoctrinamiento de la transmigración de las almas, correspondiendo a un estado de peregrinación del Espíritu de un cuerpo a otro, como si estuvieses vertiendo agua de un envase a otro.

Para Empédocles, las almas habitan en todos los Seres y para poder estas iluminarse deben ascender de una vida simple a otra más compleja y es allí donde el ser humano, podría purificarse y con ello escapar de este constante ciclo de la reencarnación.

En este segundo poema titulado Las Purificaciones, el papel protagónico, se lo llevan el Amor y la Discordia, tomando como relevancia las consecuencias morales de estas dos grandes fuerzas; para Empédocles, según el filósofo Aristóteles, todo lo que parece positivo como las buenas acciones, la belleza y el orden se refieren al Amor.

En cambio, lo que habla del caos, el desorden, lo malo  está referido a la Discordia o al Odio;  por ende, en este poema se hace clasificaciones en lo que respecta a la purificación de las almas, la cual es primordial luego de haber cometido un error en contra de la divinidad, entre ellas te puedo mencionar el haber cometido homicidio u otras faltas como el ingresar a un bosque santo y haberlo profanado con tu mirada impura.

En la teoría de Empédocles, así como el estado de la materia tiene varios pasos así mismo sucede con el entorno moral iniciando en que el Amor prevalece en todo y que luego las almas son seducidas por el odio o la Discordia, ocasionando que el mundo se fuese volviendo imperfecto.

¿Quién fue Empédocles? Biografía e historia 2

En este poema, describe Empédocles como se originaron los hombres y las mujeres en lo que él llama la era del Amor, en donde este sentimiento o fuerza se hallaba en tal magnitud física como moral, se honra a una deidad de nombre Cypris que es la Diosa del Amor, no se realizaban sacrificios, la tierra procuraba a la humanidad todo lo que requería y la labilidad se encontraba por todas partes.

Pero sucede algo, hay una pérdida de la inocencia en la humanidad, al derramar sangre en la matanza de un animal, por lo cual en este poema Empédocles no ve como justo algo para unos seres y para otros no, ya que todos los Seres son semejantes entre sí y por ende iguales.

Por lo cual para Empédocles, no se le podía quitar la vida a un Ser, aunque fuese una ofrenda para las deidades o para la misma alimentación, y esto está integrado a la doctrina de la transmigración pitagórica de las almas y lo puedes enfatizar en el fragmento número 137, de este segundo poema:

“…y el padre, ofreciendo a su hijo que ha cambiado de forma, le mata pronunciando una plegaria, el gran tonto. Los que proceden al sacrificio de los suplicantes, se encuentran confusos, mientras que él…”

“…sin escuchar sus clamores, después de haberlos matado, prepara en su morada el infame festín. Igualmente el hijo coge al padre y los niños a su madre, y después de haberles arrancado la vida, devoran su propia carne…”

El Alma en la teoría de las Raíces

Empédocles llamaba daimones a las almas, que para él eran espíritus llenos de divinidad que cayeron en este mundo nuestro y se convirtieron en prisioneros dentro del cuerpo humano, como una forma de castigo por haber escuchado y seguido a la Discordia, para que éstos daimones puedan ser liberados  se requiere que vuelvan al camino que les ha marcado Afrodita actuando moralmente.

¿Quién fue Empédocles? Biografía e historia 3

En este poema de Empédocles se observa que el alma, debe purificarse del mal que le ha concedido la Discordia y para ello debe obtener conocimiento de lo divino  o lo sagrado, ya que en el trabajo de lo semejante argumentado por Empédocles esto permite igualar al ser humano con las deidades o el sentimiento puro de la divinidad.

La importancia del estudio de Empédocles

En relación con la Astronomía, Empédocles identificó de manera correcta que la Luna no emite luz propia sino que esta es reflejada y creía lo mismo sobre el Sol, e igualmente creyó que la Tierra era una esfera, aunque esto está más relacionado con el ciclo cosmológico de nuestro filósofo, la cual se llenaba de Amor o se vaciaba, trayendo la discordia.

Con respecto a la astronomía y a la física, Empédocles demostró grandes avances en relación a Pitágoras y Parménides, pudo distinguir las estrellas fijas de los otros planetas, los cuales estaban en constante movimiento, y  da respuesta sobre los eclipse, explicando que es el paso de la luna, la cual es un cuerpo oscuro, entre el Sol y la Tierra.

Igualmente, asombra las conclusiones que hizo Empédocles, en relación sobre la luz, la cual requiere tiempo, para poder propagarse en el espacio, también que esa enorme velocidad, es la razón es la causa en que no se repare el tiempo que pueda durar esa propagación; otro punto a favor es que las plantas o vegetales se originan por la autogeneración, mucho antes de nacer las otras especies con vida ejemplo, los animales y los hombres.

Por lo cual, se observa en Empédocles que sus basamentos de las cuatro raíces a través de las fuerzas del Amor y la Discordia llevan implícito algo mitológico, mientras que los estudios físicos, el ciclo cosmológico y la biología hoy observada, son su esencia y están independientes de adoctrinamientos religiosos.

Al pasar de los años, Empédocles ha sido de gran interés, no solo por su peculiaridad y su trágica personalidad, permitieron que Hölderlin una obra sobre su fallecimiento la cual tituló La Muerte de Empédocles, la cual fue divulgada entre los años 1797 y 1800, donde el pensamiento de este filósofo, permitiese edificar las doctrinas de otros grandes pensadores.

Te puedo comentar, que entre los filósofos más cercanos al tiempo de Empédocles, se encuentra Platón, el cual aprovechó de Empédocles temas para basarse en la teoría de la Visión, gracias a la idea sobre lo semejante conoce a lo semejante.

Por lo cual ambos filósofos, en sus tratados comentan sobre el fuego que existe en nuestro interior, el cual es semejante al fuego exterior,  el cual fluye de forma sutil y constante a través de la percepción de la mirada, con esto se logra la visión. Aristóteles redactó en sus escritos que la teoría del Alma de la que se expresa Platón tiene coincidencias con los postulados de Empédocles.

Donde el alma, está integrada por cuatro raíces, e igualmente el filósofo Demócrito y los atomistas los cuales planteaban sobre partículas más pequeñas y fueron influenciados gracias al estudio de las emanaciones de Empédocles; e igualmente en un tiempo más cercano al nuestro se encuentra Schopenhauer quien se refiere a la teoría del Amor y la Discordia como fuerzas que permiten dar una estructura en la realidad.

En donde habla Schopenhauer, sobre una voluntad la cual es ciega, y es el principio que permite la realidad y el devenir de la misma; también podemos hablar sobre Nietzsche quien estima a Empédocles y lo destaca como un gran pensador que utiliza el pesimismo como accionante en su obra, orientándose en las bases del Amor y la unidad, y que esto se puede aplicar en distintos entornos como el ámbito moral y político, entre otros.

Luego aparece en el escenario Sigmund Freud, al igual que Schopenhauer, le dan a Empédocles un sitial como antecesor de la teoría referida al Amor o a Eros y el Thanatos, en la obra que redactó sobre Análisis terminable e interminable, pero destaca en su escrito que mientras Empédocles se basa en una alusión cósmica, Freud se fundamenta en confiabilidad biológica.

En relación a la medicina, la teoría de las cuatro raíces como la llamaba Empédocles permitió observar que la enfermedad es una causa natural, puesto que el exceso o la falta de estos cuatro elementos fundamentales presentes en el cuerpo humano permiten que aparezca la enfermedad.

¿Quién fue Empédocles? Biografía e historia 4

El legado de Empédocles

El conocimiento que se tiene de la filosofía de Empédocles es gracias a los fragmentos que aún perduran de los dos únicos poemas que conocemos, que él redactó, aunque a los mismos le faltan partes, relacionado con la naturaleza y la purificación.

Para Empédocles, todo está conformado por cuatro raíces, agua, fuego, tierra y aire, con  dos fuerzas que interactúan entre estos cuatro elementos, que son El Amor y el Odio o la Discordia, la cual presenta afinidad o empatía según sea el caso de la fuerza, sobre estas raíces.

Es para Empédocles, la realidad un constante movimiento cíclico, que al inicio está unido mediante el sentimiento del Amor, y al ingresar la Discordia estas cuatro raíces comienzan a separarse entre sí, formando una disgregación, mientras que el Amor con su fuego interno funde todo en una unión, es el Odio el que siempre permite que se vuelva a llevar a cabo el procedimiento.

Es la esfera del Ser, de Empédocles, donde se unen y se dispersan las cuatro raíces, este procedimiento nunca permitirá la creación de una nueva materia, solo ocurre un transformación en la interacción de los cuatro elementos, e igualmente produjo a partir de sus postulados una evolución a partir de formas simples a complejas de todo ser vivo, siendo esta llamada forma precedente.

Si te ha parecido interesante, el presente artículo sobre “¿Quién es Empédocles? Biografía e historia” te invito a visitar los siguientes enlaces:

Libros que pueden interesarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba