Tendrás la oportunidad a través de este interesante artículo, aprender todo sobre Francisco de Orellana, fue un explorador y conquistador español, obtuvo el título de adelantado, navegó completamente el río Amazonas y mucho más. ¡No dejes de leerlo! ¡Te sorprenderá!

FRANCISCO DE ORELLANA

 

Biografía de Francisco de Orellana

Francisco de Orellana, nació en la ciudad de Trujillo, en la provincia de Cáceres, Extremadura, en España en el año 1511, era parte de  la familia de los hermanos Pizarro, gracias a su abuela materna, entre ellos Francisco Pizarro, el cual fue un conquistador español, que estuvo al mando en el Siglo XVI en la expedición para conquistar Perú.

Contando con dieciséis años de edad, Francisco de Orellana para el año 1527, se traslada al Nuevo Mundo, prestando sus servicios en Nicaragua, luego formó parte del ejército de Pizarro,  en el país peruano en el año 1533, ya tenía veintidós años de edad, participó en diversos enfrentamientos para dominar a los nativos, perdiendo un ojo en uno de esos combates.

El mismo, sucedió en la pacificación y fundación de la ciudad llamada Puerto Viejo, en esta localidad Francisco de Orellana, asumió varios cargos como el de regidor, alcalde ordinario, también fue teniente de gobernador y como se instaló en esa localidad fue uno de los primeros vecinos de ese lugar mencionado.

Para el año 1537, tiene la orden Francisco de Orellana, de refundar la ciudad de Guayaquil, la cual había sido desolada por los nativos en múltiples oportunidades y la misma era reubicada por distintos españoles en la colonización.

Allí reconstruye Francisco de Orellana, la ciudad de Santiago de Guayaquil, nuevamente la pueblan, pues había sido destruida por los nativos, esta ciudad había sido fundada por Pizarro y la había repoblado Sebastián de Benalcázar.

FRANCISCO DE ORELLANA

 

En el transcurso de la guerra civil, entre los conquistadores del país peruano, siendo Francisco Pizarro y Diego de Almagro, estuvo fiel, al lado de las fuerzas de Pizarro, que eran sus parientes, y éste le envió al mando de una tropa, para ayudar a Hernando Pizarro, ya en el año 1538, recibe el título de teniente Gobernador de Guayaquil.

Organizó un pequeño ejército Francisco de Orellana y participó en la batalla de Las Salinas donde Almagro perdió, transcurren tres años en la vida de Orellana, le nombran gobernador de la provincia de la Culata, en la costa de lo que hoy en día, forma parte del país ecuatoriano, se distinguió siempre por ser emprendedor además de generoso.

Lo cual era algo sorprendente en Francisco de Orellana, solicitó aprender las lenguas nativas y se dedicó al estudio de las mismas, pudo haber terminado su vida rodeado de sus grandes riquezas, pero la sed de aventuras hizo que probara otros entornos.

Francisco de Orellana: Su estadía en Ecuador

Para el año 1540, Francisco de Orellana, ya contaba con veintinueve años de edad, escuchó sobre una expedición que estaba organizando Gonzalo Pizarro, bajo las órdenes de Francisco Pizarro, con la intención de encontrar el País de la Canela, se une a la misma en la ciudad de Quito.

En la ciudad de Quito, Pizarro logra reunir 220 españoles y alrededor de 4000 nativos, a Francisco de Orellana que se convirtió en el segundo a cargo, le enviaron a Guayaquil, con la orden de alistar más hombres para la tropa y conseguir buenos caballos, allí logró obtener 23 hombres y caballos que estaban bajo su mando.

Gonzalo Pizarro, salió de Quito antes que llegase Francisco de Orellana, esto sucedió en el mes de febrero del año 1541, al llegar Orellana a Quito, se apresuró con sus hombres a unirse a la expedición comandada por Pizarro.

Por fin, logró alcanzar la expedición Francisco de Orellana, en el valle de Sumaco, el cual estaba cerca de la capital ecuatoriana en el mes de marzo de ese mismo año 1541, esta expedición permitiría el hallazgo del río Amazonas.

El país de Canela

Habían escuchado tanto sobre la riqueza, de la especia de la canela en las tierras ecuatorianas, las cuales eran tan entusiastas  como las del Dorado, que el hermano menor del conquistador del Perú, Gonzalo Pizarro tenía el optimismo de alcanzar la fama al encontrar el país de la canela, salió antes de Quito, pero dejó instrucciones que Francisco de Orellana le siguiese lo antes posible.

Francisco de Orellana, al mando de un grupo de veintitrés hombres, resuelve pasar los Andes ecuatorianos, recorre en compañía de sus hombres la altiplanicie, inician una lenta ascensión por las profundas encrucijadas y malezas impenetrables, provistas de pendientes rocosas, que no tienen en su haber vestigio de vegetación.

 

FRANCISCO DE ORELLANA

Ya en las cumbres ecuatorianas andinas, Francisco de Orellana y sus hombres soportaron bajas temperaturas, de nuevo bajaron de las alturas encontrándose con un calor sofocante, se encontraban maltrechos y cansados cuando llegaron al campamento de Gonzalo Pizarro quien les recibió con un brillo de esperanza en sus ojos.

La asidua búsqueda del país de Canela, se convirtió en una gran decepción para Gonzalo Pizarro y Francisco de Orellana al igual que para los hombres que los seguían. solo encontraban extensas zonas pantanosas, además de pequeños arbustos desparramados en el suelo de una canela silvestre sin olor, la situación se hizo insoportable.

Comenzaron a escasear los alimentos y los hombres al mando de Gonzalo Pizarro y Francisco de Orellana, se encontraban agotados sin poder atravesar la selva, durante esta expedición, luego de un año, sin lograr resultados positivos, de lo que estaban buscando el País de Canela, decide Gonzalo Pizarro y Francisco de Orellana, construir un bergantín, el cual llamaron San Pedro, allí transportarían a los heridos y los suministros que quedaban.

Así como se encontraban de cansados y extenuados, los hombres de Gonzalo Pizarro y Francisco de Orellana, se apresuraron a cortar árboles, realizar hornos, crear fuelles con las pieles de los caballos que habían muerto, crear clavos mediante las herraduras, para crear una improvisada embarcación.

Al terminar la embarcación, comprobaron con gran alegría que la misma flotaba sobre las aguas, así que decidieron Gonzalo Pizarro y Francisco de Orellana, seguir el curso de los ríos Coca y Napo, hasta donde se unían con el Curaray y el Aguarico.

 

FRANCISCO DE ORELLANA

En ese punto ya estaba desprovisto de suministros, de los 220 españoles a cargo de Pizarro habían fallecido 140 y de los indígenas que llevaron consigo solo quedaban 1000 de los 4000 que habían iniciado la expedición.

La Exploración en el Amazonas

Gonzalo Pizarro le solicitó a Francisco de Orellana, que se embarcase en el bergantín con la cantidad de sesenta hombres con la intención de conseguir alimentos, ya que sabía que Orellana manejaba muy bien los dialectos nativos por lo cual podía comunicarse con alguna tribu, comenzó así esta nueva aventura.

Durante parte de la travesía Francisco de Orellana supo mostrarse firme manteniendo la moral del grupo y la disciplina de los mismos, para el 03 de enero de 1542, lograron arribar a tierras de un cacique de nombre Aparia, quien los recibió de manera amena y les dio grandes cantidades de alimentos.

Ya teniendo los alimentos provistos, Francisco de Orellana dio las órdenes pertinentes  para ir río arriba en busca de Gonzalo Pizarro y sus hombres, que según lo que habían acordado descenderían poco a poco por la orilla hasta encontrarse con Orellana.

Pero las briosas aguas, hicieron imposible surcar el río arriba, por lo cual Francisco de Orellana, transcurrió un mes esperando a Gonzalo Pizarro, el cual no daba pistas de estar cerca, resolvió enviar una comitiva de tres hombres para que le avisasen a Pizarro.

Mientras prosiguieron, con la construcción de una nueva embarcación la cual llamaron el Victoria,  simultáneamente, Pizarro se dirigía a Quito, siguiendo una ruta al norte con los ochenta hombres que le restaron, al terminar el nuevo bergantín, continuó río abajo, hasta llegar al río Negro, nombre que le dio Francisco de Orellana, con la intención de conseguir mar abierto.

Esta conquista fluvial, Francisco de Orellana, la propone en nombre del rey de España, entre su tripulación se encontraba el fraile dominico Gaspar de Carvajal, quien redactaría Relación del gran hallazgo del Famoso Río Grande de las Amazonas, que constituye la crónica de este sorprendente viaje a través de las aguas dulces de este caudaloso e inmenso río.

En el trayecto por el río, llegó en el mes de mayo, a Machifaro, que sería la capital de los Omaguas, al norte del país peruano, aquí tuvo que hacer frente Francisco de Orellana y sus hombres, a los ataques de los nativos, continuaron según la corriente del río, y para el 23 de mayo lograron descubrir la triple desembocadura del Purús.

Debido a la doctrina católica, Francisco de Orellana le otorga el nombre de la Trinidad a las tres desembocaduras, para el 03 de junio encuentran el río Negro, continuaron según la corriente del río, el cual los llevó en dirección a un río mucho más grande y le dieron por nombre Río Grande de las Amazonas.

Continuaron este fabuloso viaje marítimo, Francisco de Orellana y sus hombres hasta llegar al atlántico en agosto de ese mismo año, a la desembocadura del Amazonas, el 26 de agosto del año 1542, continuaron el recorrido por la costa a Nueva Cádiz en la isla de Cubagua, hoy en día parte del territorio venezolano, este bergantín bordeó la isla de Trinidad por el lado sur.

 

FRANCISCO DE ORELLANA

Quedando varada en el golfo de Paria, allí estuvieron siete días, llegando Francisco de Orellana, nuevamente a Cubagua el 11 de septiembre de ese mismo año 1542, fue en esta expedición que el Amazonas obtuvo su nombre, se dice que durante este viaje la embarcación fue embestida por mujeres aborígenes que atacaban y parecían a las amazonas de la historia griega.

Quizá lucharon contra aborígenes de cabello largo y pensaban que eran mujeres, más las crónicas que redactó el Padre Gaspar de Carvajal, que estaba bajo las órdenes de Francisco de Orellana, era muy explícito al escribir que los nativos a los cuales se enfrentaron estaban al mando de mujeres.

Luego de una breve estancia, de Francisco de Orellana y de sus hombres en tierras venezolanas de la isla de Cubagua y en Santo Domingo, actualmente República Dominicana, prosiguió su viaje a España, para comunicarle a la Corona española sobre su nuevo hallazgo, estas hermosas tierras que bautizó con el nombre de Nueva Andalucía.

La belleza del Amazonas

En vista de las vicisitudes que enfrentaron los sesenta hombres que quedaron en el bergantín, al no lograr reunirse con Pizarro que era el primero en la expedición decidieron nombrar a Francisco de Orellana como capitán del nuevo navío que construyeron, de nombre Victoria, seguir el río hasta llegar al mar abierto.

En este magnífico viaje, la tripulación estuvo enfrentada a grandes cantidades de peligro, les atacaron en varias oportunidades los nativos, demostrando nuestros españoles un gran valor y seguir avanzando según la afluencia del río, divisaron inmensos árboles, selvas con abundante vegetación, el río se hizo tan ancho que parecía un mar, por lo cual Francisco de Orellana solicitó ir en zigzag para poder contemplar ambas riberas del río.

 

Según los escritos el 24 de junio del año 1542, día de San Juan, el navío al mando de Francisco de Orellana, fue envestido por los nativos que estaban al mando de las amazonas, los españoles observaban con admiración aquellas estilizadas y hermosas mujeres que acechaban con sus arcos con excelente destreza.

Durante ese enfrentamiento, lograron los hombres al mando de Francisco de Orellana, obtener uno de esos nativos que hicieron prisionero, fue él quien les narró, que las amazonas eran lideradas por su reina de nombre Conorii, la cual poseía enormes riquezas, por lo que decidieron llamar al río Amazonas.

Luego de dos meses de travesía, el 24 de agosto de ese mismo año 1542, Francisco de Orellana y los hombres a su cargo llegaron a la sorprendente desembocadura del río, transcurrieron dos días luchando con las olas que se formaban entre el río y el océano, llegando a mar abierto.

El 11 de septiembre de ese mismo año 1542, Francisco de Orellana y sus hombres lograron arribar en la isla de Cubagua, situada en el mar Caribe, lo que actualmente se conoce como parte de Venezuela, así culmina esta sorprendente expedición jamás imaginada.

De vuelta a España

Desde la isla de Cubagua, Francisco de Orellana con sus hombres a bordo del navío decidieron embarcarse a España, viaje que no fue fácil, también estuvieron en la isla de Santo Domingo, luego arribaron en el país portugués, donde el rey los recibió, hasta les ofreció considerar volver al Amazonas, bajo una expedición portuguesa, una tentadora ofertada suministrada por el rey Juan III.

Existía un Tratado llamado Tordesillas, el cual explicaba que el perímetro del Amazonas estaba en soberanía de Castilla, España, en cambio, los portugueses asumían toda la costa brasileña como propia, más sin embargo, Francisco de Orellana continuó su viaje con dirección a Valladolid, llegando a esta ciudad en el mes de mayo del año 1543.

Al llegar a España Francisco de Orellana tuvo que responder ante el Consejo de Indias, debido a las acusaciones de Gonzalo Pizarro, quien logró salir airosamente de la selva ecuatoriana, volviendo a la capital de Quito.

Luego fue Gonzalo Pizarro a España a denunciar a Francisco de Orellana, bajo los cargos de abandono, alzamiento y traición, pero los mismos fueron desestimados ante las respuestas de Orellana y de sus hombres que demostraron rectitud y honradez en sus actuaciones.

La intención de Francisco de Orellana era hacer las reclamaciones castellanas sobre todo el territorio del Amazonas, estando en la corte, transcurrieron nueve meses, el rey Carlos I, le otorga el título de gobernador de esas tierras que había encontrado, las cuales se llamaron Nueva Andalucía el 18 de febrero del año 1544.

Gracias a las capitulaciones Francisco de Orellana podía explorar y conquista Nueva Andalucía llevaba consigo, más de 200 soldados pertenecientes a la infantería, además de cien hombres de caballería y el material que requería para realizar dos embarcaciones fluviales.

 

Al arribar al Amazonas, tenía como objetivo fundar dos ciudades, la primera en la boca del río, más la realización de tal actividad se hizo larga, pues no contaba con los fondos necesarios para ello, pero hubo un financiamiento económico gracias a Cosmo de Chaves, que era el padrastro de Francisco de Orellana, la expedición pudo continuar.

Contaba con treinta y tres años de edad, Francisco de Orellana, antes de partir contrae nupcias con la señorita Ana de Ayala, una joven que pertenecía al estrato humilde y le acompañará en ese viaje al Nuevo Mundo, además le otorgan el título de adelantado, gobernador y capitán general de las tierras descubiertas.

Para el mes de mayo del año 1545, Francisco de Orellana parte de Sanlúcar de Barrameda en compañía de su esposa, al mando de una nueva expedición que financió el mismo, con la intención de remontar el Amazonas desde la desembocadura, más esto no sucedió así.

Rumbo al Amazonas

Al zarpar de Cádiz es detenido Francisco de Orellana, en Sanlúcar de Barrameda, la causa que la mayoría de su tripulación no eran castellanos, además se encontraba endeudado y no contaba con el capital suficiente para afrontar la expedición, más el 11 de mayo del año 1545, se esconde en uno de sus barcos y logran zarpar cuatro embarcaciones.

Francisco de Orellana no aceptaba la deshonra de haber perdido todo su capital y aún de la precaria situación de sus embarcaciones, decidió surcar los mares con destino al Nuevo Mundo, incluso realizó actos de piratería para conseguir lo necesario y el 20 de diciembre del año 1545 llega a la desembocadura del Amazonas, decidido a la aventura, sin escuchar los consejos de sus tripulantes.

 

Uno de estos navíos, se pierde antes de lograr llegar a las islas de Cabo Verde, otra embarcación en el curso de la travesía, la tercera embarcación es abandonada al llegar a la desembocadura del Amazonas.

Francisco de Orellana, logra internarse alrededor de 500 kilómetros en el delta del Amazonas, allí construyeron un barco fluvial, luego de estas vicisitudes, fallecen cincuenta y siete hombres por la hambruna, los restantes acampan en una isla situada en el delta, en la cual viven nativos amistosos.

Luego de ello, Francisco de Orellana decide partir en bote para buscar alimentos y la rama fluvial principal del Amazonas, al regresar encuentra desierto el campamento, ya que los hombres habían decidido construir otro bote para ir en la búsqueda de Orellana, pero decidieron abandonar la búsqueda y se dirigieron a la isla de Margarita, que pertenece actualmente a Venezuela en el mar Caribe.

Muerte de Francisco de Orellana

Francisco de Orellana y el grupo de hombres a su mando, siguen intentando conseguir el principal canal, pero le enfrentan los nativos Caribes, en este enfrentamiento fallecen  diecisiete hombres, ya que las flechas contenían veneno, hasta el mismo Francisco de Orellana, es lastimado con una de esas flechas y fallece en el mes de noviembre del año 1546, a causa del veneno.

Al llegar los sobrevivientes del segundo bote a la isla de Margarita, coincidieron con veinticinco compañeros, donde se encontraba Ana de Ayala y Diego García de Paredes, los cuales habían arribado en la cuarta embarcación de la flota inicial, solo quedaban cuarenta y cuatro personas de las trescientas que habían partido de España.

Los mismos fueron rescatados gracias a un barco español, muchos de estos hombres se residenciaron en Centroamérica, Perú y en Chile, Ana de Ayala que era viuda de Francisco de Orellana, contrajo nuevamente nupcias con otro español que había sobrevivido de esta expedición, de nombre Juan de Peñalosa, con él vivió hasta su fallecimiento en el país panameño.

Actualmente existe en Ecuador, una provincia que recibe el nombre de Orellana, en honor a Francisco de Orellana, también se encuentra en el distrito de Las Amazonas en el río Napo, que pertenece a la provincia de Maynas en el departamento de Loreto, en el país peruano, una localidad con el nombre de Francisco de Orellana.

Datos Curiosos de la historia

La redacción de la primera expedición del río Amazonas fue redactada por el fray Gaspar de Carvajal, quien era para ese momento el capellán que acompañaba a Francisco de Orellana, en el primer  viaje al Amazonas; la cual expresa lo siguiente:

“…se trata de la Relación del nuevo descubrimiento del famoso río Grande que descubrió muy por ventura el capitán Francisco de Orellana…”

Esta descripción no fue editada completa hasta el año 1895, por el chileno José Toribio Medina, siendo parte de su obra escrita, titulada Descubrimiento del Río Amazonas, luego en el año 1934, fue investigada esta documentación por H. C. Heaton.

 

El cronista de Indias de nombre, Gonzalo Fernández de Oviedo, quien nació en 1473 y fallece en el año 1557, el cual vivió en Santo Domingo, actualmente República Dominicana, permitió conocer el viaje de Francisco de Orellana y el padre Carvajal en un manuscrito que envió al Cardenal Pietro Bembo, la cual tiene como fecha el 20 de enero de 1543.

La misma trata de un resumen, este fue traducido al idioma italiano y forma parte de una recopilación que editó Giovanni Battista Ramusio(1485-1557), titulada Navigationi e Viaggi, tomo número 03.

La redacción que hizo el padre Carvajal fue compilada luego y comentada por Oviedo, en el tercer tomo de su obra Historia General y Natural de las Indias, en el capítulo XXIV, siendo editada por primera vez en el año 1855, aquí se habla explícitamente de Francisco de Orellana.

Otro cronista  de Indias, de nombre Antonio de Herrera (1549-1626), comenta en su obra Historia de los Hechos Castellanos en las Islas i Tierra Firme del Mar Océano, la cual fue escrita en la década VII, en el libro IX, en los capítulos VIII y IX la segunda expedición que realizará Francisco de Orellana al Amazonas y su fallecimiento.

Películas que se han realizado

En una de las obras fílmicas de la gran pantalla aparece Francisco de Orellana, en la saga de Indiana Jones, la cual se titula Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, aunque como toda película de ciencia ficción muchos de los datos que aportan son inexactos.

 

Se dice en el filme que Francisco de Orellana jamás regresa a España, lo cual es totalmente falso, ya que es acusado por uno de sus parientes Francisco Pizarro, de traición y por lo cual le juzgan en España, pero Orellana es absuelto del mismo.

Además Francisco de Orellana fallece en el Amazonas debido a una flecha envenenada y no en el Perú como afirma la controversial película de la gran pantalla.

Si te ha parecido interesante, el presente artículo sobre “Biografía de Francisco de Orellana, ¿Quién es? Vida y más” te invito a visitar los siguientes enlaces: