Aquí encontrará todo sobre el Siervo de la Nación de México el prócer José María Morelos, quien en vida fue un sacerdote que ayudó a la causa de la Independencia de México y combatió contra el Imperio Español. Un ser con gran humildad y valores que llevó a México a ser una gran Nación ¡No te lo puedes perder!

JOSÉ MARÍA MORELOS

Biografía de José María Morelos

El insigne prócer de la patria de México, José María Morelos nace en Valladolid, Intendencia de Valladolid, un 30 de septiembre del año 1765. Muere un 22 de diciembre de 1815. Fusilado por el Imperio Español. En Ecatepec, Intendencia de México. Virreinato de la Nueva España. José María Morelos fue llamado con el nombre de Siervo de la Nación, por el motivo que antes de ser militar, fue sacerdote y más tarde se une a las tropas insurgentes de México.

Él fue el que organizó y la mente maestra de la segunda etapa de la Guerra de Independencia de México entre los años 1811 y 1815. José María Morelos es hijo de un humilde carpintero de origen mestizo de nombre José Manuel Morelos, la madre de nombre Juana María Guadalupe Pérez Pavón, fue hija de un maestro de escuela.

Él prócer nace en la villa mexicana de Valladolid, hoy en día bautizada con el nombre de Morelia. En honor a todo lo que hizo por México. Sus primeros años de vida los estudió con su abuelo paterno. Más tarde se inicia en la carrera del santo oficio, para graduarse de sacerdote y empieza a estudiar en el Colegio de San Nicolás. Allí se va a estudiar al seminario de Valladolid en el año de 1789, estudia y se gradúa en el año de 1795.

Para el año de 1799, es enviado a la ciudad de Carácuaro, permaneciendo como cura de la comunidad hasta el año de 1810. El 20 de octubre de ese mismo año. El cura Miguel Hidalgo y Costilla, lo nombró como comisionado en Charo de Michoacán. Un municipio de la ciudad. Allí ya siendo jefe de los insurgente mexicanos en el sur de México. Tiene la misión de tomar todos los ranchos y las ciudades más importantes.

Debe irrumpir la comunicación de los puertos del continente asiático. Principalmente con Filipinas y la ciudad de Manila, que para ese momento pertenecía a la Nueva España. José María Morelos tenía como principal misión asaltar el Puerto de Ayacucho y hacerse con el mando de las operaciones, ya que era un puesto de comunicaciones entre España y la Nueva España.

José María Morelos, ayudado por muchos lugartenientes, entre los años de 1811 hasta el año 1814. Logró hacerse de la mayor parte del sur y centro de México para liberarlo del Imperio Español, el cual es llamado actualmente estado de Morelos, pues entre el 9 de febrero hasta el 2 de mayo de 1812, se realizó su ejercicio militar más gloriosa. La batalla de Cuautla, donde el ejército mexicano fue acorralado por el ejército realista español.

JOSÉ MARÍA MORELOS

En ese momento el ejército insurgente mexicano aguanto el ataque de los españoles por setenta y tres días atrincherados en esa localidad. Las tropas españolas dirigidas por el General Félix Calleja intentaron destruir el ejército mexicano. Hasta que en el amanecer del dos mayo el comandante José María Morelos y sus lugartenientes Hermenegildo Galeana y Mariano Matamoros, pudieron escapar de ese lugar, con dirección a la ciudad de  Cuautla.

Luego de ellos escapar de allí termina la acción militar. Aunque la ciudad fue destrozada por las fuerzas imperiales. Tuvo muchas consecuencias militares que serán explicada  luego. Esa acción militar convirtió al General José María Morelos como el principal enemigo del Imperio Español.  Más tarde organiza el Congreso de Anáhuac, es el primer poder legislativo en la historia de México. Las secciones que se dieron fue en la Ciudad de Chilpancingo en la actualidad estado de Guerrero en los meses de septiembre y noviembre de 1813.

Allí se redacta, un documento con el nombre Sentimientos de la Nación, que es conocida como la primera constitución de México, en fecha 14 de septiembre del año 1813, es respetado como unos de los documentos más importantes, ya que representa un conjunto de ideas expresadas en la Revolución francesa y la Independencia de Estados Unidos. El 22 de octubre de 1814 fue aprobada por el Congreso. Aunque luego José María Morelos llegó afirmar que “era mala e impracticable”

Mientras se hacia el congreso hubieron varias batallas por la soberanía de México que fueron perdidas  José María Morelos y el 5 de noviembre de 1815. Es capturado por las fuerzas realistas dirigidas por el Coronel Manuel de la Concha en la ciudad de Telemática, fue juzgado por la inquisición y fue declarado culpable y la pena es el fusilamiento que se realizó en la Ciudad de San Cristóbal Ecatepec en fecha 22 de diciembre de 1815.

El nacimiento y primeros estudios de José María Morelos

Cuando Carlos III, fue proclamado como Rey de España, este implemento nuevas reglas y leyes liberales a las colonias y la metrópolis. En ese momento la Nueva España (México), estaba bajo el mando del gobernador Carlos Francisco Croix, un militar de origen francés.

En la Nueva España existían las castas o clases sociales altas, donde los peninsulares tenían los puestos militares, políticos y religiosos de mayor rango, los criollos mexicanos ocupaban los puestos mínimos, los mestizos de indios y negros con rasgos españoles solo se limitaban a seguir ordenes de los españoles.

Para ese momento una de las ciudades más desarrollada era la de Valladolid. Según los aristócratas y letrados se le llamaba “el jardín de la Nueva España”, para el año de 1764, las nuevas leyes que realizó el imperio español, creó una nuevas perspectivas a la Nueva España. Todos los gobernantes tanto regionales como los de las provincias, dependían del Rey Carlo III de España. Los Virreyes ya no tenían tanto poder, se volvió eso como un gobierno centralista el poder quedaba en manos del Rey Carlos III.

Además, para el año de 1767, se creó otra nueva ley, donde los jesuitas fueron desterrados de España y todos los territorios pertenecientes del Imperio Español. Eso dio paso que algunos de estos personajes confabularon en contra del Rey Carlos III. Según Lucas Alamán quien en vida fungió como escritor, político y empresario expresó “la expulsión de los jesuitas llevó a una conspiración de jansenistas un movimientos religiosos y los libre pensadores franceses amedrentaron al Rey Carlos III de quitarle la corona”

Nacimiento de José María Morelos

Por todo, se estaba volviendo difícil tener el poder de la Nueva España y los mexicanos pensaban en la Independencia de su país.

Sucediendo esto, dos personajes mexicanos uno de nombre José Manuel Morelos de profesión carpintero oriundo de la localidad de Sindurio, donde casi todos sus habitantes eran indígenas, situada a una legua de distancia de la ciudad de Valladolid y Juana María Guadalupe Pérez Pavón y Estrada, perteneciente de la población de San Juan Bautista de Apaseo cerca de la ciudad de Valladolid contrajeron nupcias en fecha 15 de febrero de 1760.

Es importante, resaltar que en la biografía de José María Morelos, que el primer apellido de la familia era Sandoval, pero en el siglo XVII, hubo una deformación ya que ellos se dedicaban a la venta de moras, los llamaban los “moreros” y con el transcurrir del tiempo se les llamó Morelos. Aunque hay investigaciones más actuales que señalan que esta familia descendía del apellido  Sandoval, por el matrimonio que hubo entre Diego Manuel Morelos y Juana Núñez de Sandoval.

El apellido Morales se puede encontrar en los archivos de la Real Chancillería de Valladolid y data del siglo XVI, siglos antes que naciera José María Morelos y Pavón. Después de la pareja estar casada tuvo a los hijos de nombre María Guadalupe, en 1761. Su segundo hijo llamado Juan de Dios Nicolás, en 1763, que muere en el año de 1828, María Josefa Eulalia en 1770, María Antonia en el año de 1774, José Antonio en el 1778, Antonio Venancio en el 1779 y la hermana menor, Juana María Vicenta, nació en el 1784 y fallece en el año de 1790.

Un lunes de fecha 30 de septiembre del año 1765, a la señora Juana María Guadalupe de Morelos, iba como de costumbre a la misa en la ciudad de Valladolid, era el día de San Jerónimo. Después de culminar la misa esta sale y siente los dolores de parto ha roto fuente. Allí solicitan ayuda a la monjas que pertenecen al Convento de San Agustín. Ese día nace el que va a ser llamado con el nombre del Siervo de  la Nación, José María Morelos.

En ese mismo año pero en fecha 04 de octubre, se hace una fiesta para bautizar al niño con el nombre de José María Teclo Morelos Pavón y Pérez. El lugar fue la Catedral de Valladolid.

Los diferentes estudios que se han realizado en búsqueda de la fecha correcta del nacimiento de José María Morales dice que es el adecuado, ya que atrasa mucho el nacimiento de su hermana menor, pero todos los escritores concuerdan que tiene una diferencia de diez años con respecto a José María. Aunque se sabe la existencia que hubo de una niña nacida después de que su padre se retiraba del trabajo. Donde la fe de bautismo data de fecha del 28 de diciembre de 1784. Esta muere siendo muy niña.

Los estudios de José María Morelos

José María Morelos, es inscrito en la escuela donde su abuelo impartía clases, este iba a ser la primera educación del prócer. Su abuelo era el maestro José Antonio Pavón. El padre de José María Morelos, de nombre Don Manuel, que su oficio era ser carpintero. Tuvo una discusión con la madre del José María Morelos y decide irse de allí. Se lleva a su hijo Nicolás. En ese momento la familia pasa una gran crisis ya que no tiene entradas de dinero para comprar los alimentos.

José María Morelos. Decide trabajar para poder ganar dinero y comprar algo de comida, entra a trabajar en la haciendo cañera de Tahuejo, en la ciudad de Apatzingán. Quien era dueño su ti paterno de nombre Felipe Morelos. Empezó a trabajar a la edad de 14 años. Se desempeñó de varios oficios primero como atajador, luego de arriero y como vaquero, después aprendió el oficio de la agricultura y la ganadería, una vez tuvo un percance con un toro que lo perseguía cayó y se hizo una gran herida en la nariz que se le marcaria como una cicatriz para el resto de su vida.

Entre los años 1789 y 1790. Empieza a estudiar, por lo cual ingresó en el Colegio de San Nicolás Obispo. Este se ubicaba en la ciudad de Valladolid, allí aprende gramática latina, filosofía, retórica y moral. Es importante recalcar que siempre estuvo de la mano de sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla. Luego estudia en el seminario Tridentino.  En el área de la teología moral y filosofía. Tiene que viajar a la ciudad de México a presentar el examen que se efectuará el 28 de abril de 1795, para así obtener el título de bachiller en artes de la Real y Pontificia Universidad.

Para diciembre de ese mismo año le entregan a José María Morelos, la primera tonsura, además le entregan cuatro órdenes en la ciudad de Valladolid. Luego de una semana le fue ordenado como subdiácono. Comenzando el año 1796, lo envían a la ciudad de Uruapan para que ayude al Cura de esa localidad, allí impartió las cátedras de gramática y retórica. Para ese mismo año es ordenado diácono de Valladolid. Para el 21 de septiembre del año 1779, se ordenó como el presbítero de la ciudad.

Independencia de México

Ocurre un levantamiento popular un 17 de marzo de 1808, frente al Palacio Real de Aranjuez, una de las residencias españolas, que tenía como misión pedir la destitución de Manuel Godoy. Quien era un noble y político español. Además de poseer el cargo de Primer Ministro de España y muy amigo del Rey Carlos IV de España.

Aunque España se encontraba sitiados por las tropas francesas dirigidas por Napoleón Bonaparte, las ciudades de Burgos, Salamanca, Pamplona, San Sebastián, Barcelona y Figueras estaban invadidas por soldados franceses. El carillo fue atacado y el pueblo capturó a  Manuel Godoy. Tuvo que ir el Príncipe de Asturias Fernando Borbón a evitar la muerte de Manuel Godoy a manos del pueblo. Habían noticias que España sería invadía por tropas francesas y la familia real huyó del palacio de Aranjuez. Para llegar a exiliarse a algunas islas de América.

JOSÉ MARÍA MORELOS

El Rey Carlos VI tuvo que abdicar al trono del imperio español, para darle la corona a su hijo que se convertiría en Fernando VII Rey de España. El 24 de Marzo de 1808, el nuevo Rey Fernando VII, regresa a Madrid, allí se encontraban el General Joaquín Murat ya había invadido la ciudad y conquistado.

En la ciudad de Bayona el emperador Napoleón Bonaparte obliga al Rey Fernando VII, a abdicar al trono de España para cederlo al hermano mayor de Napoleón Bonaparte, de nombre José Bonaparte. Luego el 2 de marzo España comienza una guerra de Independencia, para liberarse del yugo francés.

En la Nueva España llegan noticias de lo que sucede en el Imperio Español. José María Morelos como sacerdote recibía los pedidos para contribuir con la causa española. En abril, llegan nuevas noticias los argentinos derrotaron a los británicos. Preocupado José María Morelos por lo que sucede decide enviar 20 pesos y 10 pesos más por su vicario. Escribiendo una carta que decía la siguiente información “estoy prontísimo a ofrecer la vida por la católica religión y por la libertad de nuestro soberano

Al siguiente año, las cosas empeoran para el Imperio Español. José María Morelos ayuda con los españoles. En el año de 1810 otra noticia llega a la Nueva España “Se afirma que los franceses están dispuestos  a invadir a la Nueva España”. Esta noticia obliga a todos los sacerdotes y más a realizar colectas para enviar más fondos para España en auxilio de las tropas españolas.

Todos los clérigo realizan las colectas y el Obispo de Michoacán Manuel Abad y Queipo, quien para ese momento era el reemplazo de San Miguel ya que este había muerto le manda un carta al sacerdote José María Morelos con la siguiente información:

Debemos velar nosotros principalmente que somos atalayas de la Religión y del Estado. La Patria se funda sobre el patriotismo; sólo este apoyo es firme, y el patriotismo consiste en la virtud de cada uno y en la unión de todos: unidos y valerosos nos quiere la patria;

consiste en el sacrificio de nuestros intereses particulares y de nuestras pasiones; porque la gloria y la felicidad de una nación es incompatible con el egoísmo y la inercia de sus hijos. En fin, la presente generación va a decidir la suerte de las futuras generaciones.” Manuel Abad y Queipo, obispo de Michoacán.

JOSÉ MARÍA MORELOS

En Ciudad de México Capital de la Nueva España, se conoce esta noticia de que iba a ser invadida por el ejército español, por la Gaceta de México el 9 de junio. Ante la desconsuelo de la iglesia, el Ayuntamiento y la Audiencia. El Virrey de la Nueva España José de Iturrigaray, se niega a reconocer a Fernando VII como Rey de España y de las Indias. Pero lo acepta por presiones del Ayuntamiento. Luego de todo lo sucedió en España el 13 de agosto es otra vez coronado Fernando VII como Rey de España.

Cuando se cumple 287 años de la llegada de Hernán Cortes a la ciudad de Tenochtitlan en el año de 1521. Ya había muchos rumores que el Virrey de la Nueva España José de Iturrigaray, no quería aceptar al Rey Eduardo VII. Se hizo más público y notorio cuando no reconoció a la junta de Oviedo y la junta de Sevilla el 15 de septiembre de ese mismo año. Algunos españoles de alta alcurnia, que se constituían los más ricos, dirigidos por el hacendado Gabriel de Yermo.

Logran apresar al Virrey junto a sus compañeros de pensamientos e ideas que cooperaban con él en el Ayuntamiento. Entre los capturados estaba Francisco Primo de Verdad y Ramos, quien fue llevado a la cárcel del Arzobispado y el 4 de octubre lo encontraron muerto, y para muchos es el primer mártir de la Independencia de México. El cargo que tenía  José de Iturrigaray fue dado al Mariscal de Campo de nombre Pedro de Garibay que ya había llegado a los ochenta años de edad.

Llegando el año de 1809, exactamente el 21 de diciembre en la ciudad de Valladolid se ha descubierto un complot en la que se planeaba establecer una junta en la Ciudad de México. Arrestar al virrey a cargo y a las demás autoridades que estuvieran a cargo de la Colonia. Esto con la misión de prevenir a la Nueva España de la invasión de las tropas francesas.

Desde el mes de septiembre se venía planeando tal asalta donde había médicos, abogados, militares y hasta sacerdotes. Además de muchos gobernadores de las provincias y de algunos regimientos. También estaba el sacerdote de Valladolid y todos dirigidos por el Capitán Agustín de Iturbide quien luego de varios años ejecutaría la Guerra de Independencia.

La conspiración fue planeada por el teniente José Mariano Michelena. Que le dieron de condena veinte años de prisión en el castillo la fortaleza de San Juan de Ulúa. Mientras que los españoles pedían la pena de muerte, se llegó a saber que la conspiración estaba dirigida en varias partes del país, ya que en las ciudades en San Miguel y la Querétaro había personas a favor de la independencia de México. Además había una conexión con los capitanes Mariano Abasolo y Ignacio Allende.

Para el año de 1810 España estaba casi controlada por las tropas de Napoleón Bonaparte. Lo único que faltaba era la ciudad de Cádiz. Mientras en la Nueva España había otra conspiración y  era suplantada por la de Valladolid. La estaban planeando el corregidor de Querétaro Miguel Domínguez y su esposa la mente maestra Josefa Ortiz de Domínguez. Y los soldados Abasolo, Allende y Juan Aldama a estos se  articuló un sacerdote que no estaba de acuerdo con lo que dictaba el Imperio Español.

JOSÉ MARÍA MORELOS

Aunque era muy conocido por todos en el Bajío y uno de los mejores amigos de Juan Antonio Riaño y del Sacerdote de Michoacán de nombre Manuel Abad y Queipo. Este es el famoso héroe de la Independencia el cura de Dolores, Miguel Hidalgo y Costilla. Varios de estos personajes se reunían para conspirar, pero alegaban que lo hacían para hablar de literatura y filosofía.

El plan se había planificado darlo el 8 de diciembre el día que se celebra la Inmaculada Concepción. Pero el Capitán Allende logra convencer a todos los líderes de adelantar el golpe y ejecutarlo el 2 de octubre como ya se había previsto antes. En la conspiración de Querétaro. El Cura Miguel Hidalgo y Costilla reunió a todos lo herreros del pueblo con la misión de que diseñaran armas entre ella espadas y lanzas para estar preparados para la batalla.

El cura Miguel Hidalgo y Costilla llega a Guanajuato y encuentra la Enciclopedia de Francia editada entre los años 1771 y 1772, allí busca información sobre como diseñar cañones. En lo que respecta al Capitán Allende consigue ayuda de los regimientos de los Dragones y de la reina de Inglaterra. Según el juicio que se les realizó a varios conspiradores estos declararon que también habían conseguido ayuda de los ciudadanos de la ciudad de Celaya. Y mucho apoyo de los de San Luis de Potosí y mucha gente de Ciudad de México.

Pero el 11 de septiembre se descubre el complot, ya que un conspirador que todavía es un anónimo, además ya estaba muriendo declaró a todas las autoridades religiosas el plan que se estaba tramando en contra de la Nueva España para buscar la Independencia de México. Luego de todo el plan descubierto las autoridades españolas desplegaron todo sus soldados en busca de todos los conspiradores y hacerlos presos. Esta orden la recibió el corregidor de Querétaro de nombre Miguel Domínguez.

Para el 13 de septiembre el conspirador Epigmenio González, quien se encontraba en su casa junto a su familia y todo el armamento que se iba a utilizar para realizar el ataque fue confiscado por las autoridades españolas y él fue detenido por conspiración. Luego fue enviado al Puerto de Veracruz, allí permaneció encerrado hasta el año de 1822. El 15 de septiembre la esposa del corregidor de Querétaro, Josefa Ortiz de Domínguez avisa al alcalde de la ciudad de apellido Pérez, para que informe al Capitán Allende de lo que sucede y que ella se encuentra presa.

Este al ser informado marcha con sus soldados hacia la ciudad de Dolores para informar al cura Hidalgo y Costilla de todo lo que ha sucedido,  el cura al saber todo esto toma la decisión de realizar la lucha armada con todos los soldados y pueblo a su disposición. Lo primero que hizo fue esperar hasta el amanecer convocar una misa, envió a varios soldados a apresar a todos los españoles ricos de la ciudad para que aportaran su dinero a la causa.

Los españoles ya sabiendo lo que se esperaba decidieron contraatacar el Virrey y arzobispo de México, Francisco Javier de Lizana y Beaumont, fue depuesto para colocar en su lugar al Teniente General Francisco Xavier Venegas esto se hace en fecha del 14 de septiembre, este tenía como currículo haber participado en la Batalla de Bailén, donde los españoles pudieron derrotar a la tropas francesas por primera vez.

En ese momento las tropas españolas estaban conformadas por unos 30 mil soldados, entre ellos muchos mestizos y criollos. Venegas planificó el ataque ordenado en los tres puntos de defensa en las ciudades de Guanajuato, Puebla y San Luis Potosí, en la última estuvo dirigida por el brigadier Félix María calleja quien se alzaría con la victoria ante los insurgentes. La iglesia tomó cartas en el asunto y castigo a los insurgentes, primero por rebelarse ante el imperio español y la segunda por haber tomado el santuario Atotonilco de la Virgen de Guadalupe.

Uno de los estandarte más importante de esa ciudad como centro. El documento de excomunión fue publicado por el cura Manuel Queipo Abad. El 20 de septiembre en la ciudad de Valladolid. Después de esto los insurgentes no se detuvieron y empezaron a organizarse comenzaron a marchar por la ciudad de Bajío. Se dirigieron a San Miguel el Grande, luego a ciudad de Celaya. El 22 de septiembre proclaman al cura Miguel de Hidalgo y Costilla como jefe y Capitán General de américa.

Y Allende le dan el cargo de Teniente General de los insurgentes que ya habían formado más de 20 mil soldados entre ellos muchos mestizos y criollos que se unían por el amor a la libertad, pero no tenían experiencia militar, hasta que habían personas que se adherían y ni siquiera habían salido de su región el historiador mexicano Lucas Alamán lo afirma de esta manera:

Se le iba juntando gente que formaba diversos grupos o pelotones, que por banderas ataban en palos o en carrizos mascadas de diversos colores, en que fijaban la Virgen de Guadalupe, que era la enseña de la empresa, la que también llevaban por distintivo en el sombrero, todos los que se adherían al partido.

Los vaqueros y demás gente de a caballo de las haciendas, casi todos de las castas, formaban la caballería, armada con las lanzas… y con las espadas y machetes que esos mismos hombres acostumbraban llevar en sus trabajos ordinarios: muy pocos tenían pistolas o carabinas.”

El 28 de septiembre los insurgentes mexicanos llegan a la ciudad de Guanajuato, estaba gobernada por el Teniente General Juan Antonio Riaño. El cura Miguel Hidalgo y Costilla, para no destruir la ciudad envía un emisario para tratar de persuadir al gobernador. Aunque había 20 mil soldados en lucha, pero la carta escrita por el cura Hidalgo afirmaba que habían más de 50 soldados mexicanos dispuestos a pelear y dar la vida por la independencia de México. Pero este no se dejó persuadir y dijo “Mi deber es pelear como soldado”

Por esto los 20 mil insurgentes mexicanos fueron hacia la ciudad de Guanajuato, donde arrojaron a la población que estaba constituida por casi 600 pobladores españoles. Muchos se escondieron en Alhóndiga de Granaditas, granero construido en 1801. Mientras se fraguaba la batalla el gobernador Juan Antonio Riaño y algunos de sus guardaespaldas fueron acribillados por el ejército insurgente mexicano. Cuando estaban encerrados los españoles, un minero le avisa al cura Hidalgo quemar la entrada del edificio.

A ese personaje se le conoce como el Pípila. Un trabajador minero quien teniendo una loza en la espalda y una tea encendió fuego a la puerta del edificio, donde se ocultaban los españoles. Aunque su verdadero nombre era Juan José Reyes Martínez. Luego de eso los mexicanos insurgentes pudieron entrar al local y liquidar a muchos españoles. Luego de realizar siguieron el camino hacia la ciudad de Valladolid, llegan el 17 de octubre a allí.

Es importante destacar que no hubieron más muertes en ese lapso de tiempo ya que e Capitán Allende intervino para que todo se llevara en sana paz. En la ciudad de Valladolid, el ejército dirigido por el cura Hidalgo y Costilla se le suman otras tropas un total compañías entre ella el regimiento de Dragones la reina. Con tal ejercito el Capitán Allende le comenta al cura Hidalgo y Costilla que selecciones 14 mil soldados trasladarlos hasta la ciudad de Pátzcuaro y allí entrenarlo para convertirlos en excelente soldados.

Además de usar las campanas de la iglesia de Valladolid para hacer cañones para la batalla, pero ambas propuestas fueron descalificadas por el cura Hidalgo y Costilla. El cura Hidalgo y Costilla mejor prefirió ir directo hasta la ciudad de México y asaltar la capital por la noche que era más fácil. Aunque sabían que el brigadier Félix María Calleja, no se encontraba en la ciudad de San Luis de Potosí. Ya que iba a reforzar la defensa de la ciudad de México. En esta discusiones solo hicieron que el ejército insurgente saliera de la ciudad de Valladolid el 19 de octubre.

El 20 de octubre, a eso del mediodía, las tropas de insurgente mexicanos se dirigían a la Ciudad de México, cuando ya estaban lejos de la ciudad de Valladolid, llegaron a un pueblo de nombre Charo. Allí por órdenes del cura Miguel Hidalgo y Costillas las tropas insurgentes mexicano descansaran por varias horas. En eso se enteró José María Morelos y partió rumbo a ese sitio para hablar con el cura Hidalgo y Costilla. Estuvo acompañado de su amigo Nocupétaro. Al encontrar al ejército de insurgente mexicanos pide hablar con el cura Hidalgo y Costilla.

Expone sus motivos para pertenecer al bando de los insurgentes que querían a la independencia d México, le confiesa todo al cura Hidalgo y Costilla afirmando que “la independencia que todos los americanos se veían obligados a pretender, respecto a la ausencia del rey, preso en Francia, les proporcionaba la coyuntura de lograr aquélla”. Para ese momento José María Hidalgo se ofrece como un ayudante para marchar hasta la Ciudad de México. Sin embargo el Cura Hidalgo le ofrece otra misión.

Tiene como misión ir al sur del país y formar soldador y crear un ejército de militares mexicanos e insurgentes y tiene como objetivo primordial hacerse del puerto de Acapulco, ya que era un sitio muy estratégico e importante para las aspiraciones mexicanas. Allí llegaban todas las mercancías enviadas por la República Popular de China. Procedentes de Filipinas. Que para ese entonces pertenecía al dominio español y a la Nueva España. José María Morelos deseaba ser el capellán de un ejército insurgente afirmó “correr con violencia las tierras calientes del sur”.

El cura Miguel Hidalgo y Costilla le confiere el título de militar afirmado las siguientes palabras “General de los ejércitos americanos para la conquista y nuevo gobierno de las provincias del sur, con autoridad bastante”. Luego de darle esa gran misión a José María Morales, el cura Miguel Hidalgo y Costilla este ordena a su ejército de mexicanos insurgentes dirigirse hacia la Ciudad de México. Mientras José María Morelos se dirigió hacia el sur. Esa fue la última vez que se vieron ambos próceres mexicanos por la lucha de independencia de México.

JOSÉ MARÍA MORELOS

Primera Campaña de José María Morelos

Luego de encontrar al cura Miguel Hidalgo y Costilla, José María Morelos regresó a la ciudad de Carácuaro. Con la misión de reclutar soldados para la causa independentista y renunciar a la parroquia. En cuanto llegó a la comunidad el Obispo Mariano de Landa y Escandón. Le da un permiso por ausencia de las parroquia durante un mes, allí mismo se unen a sus ideales 25 hombres de la parroquia armados con lanzas y escopetas.

Luego se proponen reunir a la comunidad para explicar los motivos por lo cual partía de su curato, en lo que recito los “los clérigos pueden tomar las armas lícitamente cuando hay alguna grave necesidad en utilidad grande de la república”. Sale con su pequeña tropa hacia Zacatula. Cruzó la ribera del río Balsas, hacia las Tierras Calientes, con dirección a la Costa, ese camino lo uso para rodear el camino hacia la ciudad de Michoacán.

Así lo certifican en el juicio que la Inquisición le haría cinco años después “Siempre conté con la justicia de la causa, en que habría entrado, aunque no hubiese sido sacerdote”. Cuando llegó a la población Huetamo, allí su ejército aumentó a 350 soldados en ese sitio le escribe a un amigo sacerdote lo siguiente “Veo de sumo interés escoger la fuerza con que debo atacar al enemigo, más bien que llevar un mundo de gente sin armas ni disciplina.

Cierto que pueblos enteros me siguen a la lucha por la independencia, pero les impidió diciendo que es más poderosa su ayuda labrando la tierra para darnos el pan a los que luchamos. Huetamo, Provincia de Michoacán a los veinticinco días del mes de octubre del año de Nuestro Señor de mil ochocientos”

El primer objetivo del General José María Morales era conseguir hombres que pudieran servir para la guerra de independencia y armamento en el sur del país. De esta manera cumplir con los objetivos que le dieran el cura Miguel Hidalgo y Costilla. Para así tomar por asalto el Puerto de Acapulco. Este importante centro de mercancías y víveres para México y los españoles de alto rango. En el mes de noviembre los soldados de José María Morelos, siguieron por la costa hasta llegar a  Zihuatanejo,

Al llegar a ese sitio encontraron que los pobladores eran unos patriotas, pero los pobladores se unieron a las tropas de José María Morelos, aunque estos eran principalmente campesinos con muy bajos recursos. Después fueron hacia la ciudad Petatlán, allí se unen muchas más personas al ejército, llegando a la cantidad de más de 2000 soldados. Con ellos decide tomar por asalto la ciudad Tecpan, que está ubicada en la Costa Grande del actual Estado Guerrero.

Allí hace huir al ejército español. En ese momento se le une a su ejército los llamados Los Galeana constituidos por Hermenegildo y su sobrino Pablo. Los Galeana tenían a su servicio un cañón llamado el “NIÑO” que era usado en las fiestas del pueblo. Es importante recalcar que Los Galeana eran familias de un pirata ingles quien llegó a las costas del estado de Guerrero en el siglo XVIII.

Después de haber tomado la ciudad Tecpan, José María Morelos va directo hacia San Jerónimo con el gran ejército que tiene bajo su mando. Allí entra sin oposición y más tarde se dirige a la población de Coyuca de Benítez. Estas poblaciones se encontraban ya cerca de la Costa Grande. El objetivo de José María Morelos estaba más cerca de llegar a Acapulco y rodearla. En Enero de 1811. José María Morelos envía a una parte de su gran ejército a tomar el Cerro del Veladero.

Una zona que se encuentra en la entrada de Acapulco. Mientras que la otra quedó en la guarnición, es importante destacar que la otra parte del cerro está ocupado por el ejército español. El ejército español bajo el mando del Capitán Francisco París.

Quien lo había enviado Venegas a sitiar el puerto y protegerlo de los insurgente mexicanos. Se hizo una batalla y José María Morelos al vencer el ejército realista José María Morelos conforma un puesto de mando en la región de Paso Real de la Sabana.

A unos kilómetros del Fuerte de San Diego, un obra que estaba realizada con la misión de defenderse de los ataque piratas y muy bien armada y lista para proteger el Puerto de Acapulco en contra del ataque de los mexicanos insurgentes.

El teniente de artillería José Gago le promete darle la plaza de Acapulco, para que no hubiera nadie herido y muerto. La entrega se establecería el 8 de febrero de 1811, como ya se había pactado ese día los insurgentes se formaron bien armados en frente del fuerte de San Diego. Pero el teniente José Gago traiciona a José María Morelos, lo cual dejo a las tropas insurgentes en medio del fuego.

José María Morelos al ver que no podía hacer nada prefiere la retirada antes que morir. La retirada fue organizada por los Galeana. Aunque el campamento también iba ser atacado pero se salvó gracias a la intervención del Capitán Julián Ávila. Mientras lo que quedaba del ejército insurgente que estaba bajo el mando de José María Morelos. Salían huyendo para salvar sus vidas hacia la localidad de Tecpan.

JOSÉ MARÍA MORELOS

El Capitán Francisco París redacta una carta dirigida a Venegas donde explicaba todo lo que estaba sucediendo. El soldado que llevaba la carta a Venegas fue atrapado por el ejército insurgente y el mensaje fue descubierto el cual decía:

Estas gentes de la jurisdicción de Acapulco están tan entusiasmadas por Morelos, que al mismo tiempo que a él nada le falta, no se presenta en nuestro campo una mujer a vender tortillas.

Dicen los naturales que el cura es muy determinado; que cuando se le antoja monta en su mula y con cuarenta hombres se va a registrar su avanzada; que espera allí a cuantos le quieran ir a acometer”.

José María Morelos, antes de perder el fuerte de Acapulco había dictado una serie de leyes para conformar un pequeño gobierno en la ciudad del Aguacatillo, en la actualidad es el Municipio de San Luis Acatlán, entre esas leyes están:

  • Cuidar los bienes de la Iglesia católica.
  • Evitar el ataque con fuerzas inferiores al enemigo.
  • Castigar cualquier intento de guerra de castas y los pecados públicos.
  • Observar el escalafón militar por méritos.
  • Obrar en armonía consultando en casos difíciles.
  • Reiterar la medida dictada por Hidalgo en Guadalajara, de establecer nuevo gobierno en manos de los americanos, es decir, todos los nacidos en la Nueva España.
  • Suprimir el tributo, la esclavitud, las cajas de comunidad, las deudas a peninsulares y el monopolio de la pólvora.

JOSÉ MARÍA MORELOS

Estando en la ciudad de Tecpan, José María Morelos. Allí dispuso a todo su ejército y decide darle el rango a la ciudad de Tecpan como provincia con el nombre de “Nuestra Señora de Guadalupe de Tecpan”. Entre las normas que había se quedó el cobro de los impuestos y se abolió el cobro a las tropas insurgentes. José María Morelos También toma algunos bienes de la iglesia para financiar la guerra de Independencia de México.

La familia Bravo compuesta por Leonardo y sus hermanos Máximo, Víctor y Miguel, y el hijo de Leonardo, Nicolás Bravo. Le da el apoyo que necesita José María Morelos. Estas personas eran oriundos  de la Hacienda de Chichihualco. Además se unieron a José maría Morelos un arriero originario de Tixtla llamado Vicente Guerrero. Y un alumno de Derecho que había nacido en el estado de Durango Miguel Fernández Félix. Más tarde se cambiaría el nombre de Guadalupe Victoria, quien se convertiría el primer presidente de Los Estados Unidos de México.

Para el 13 de julio de 1811 el General José María Morelos proclama lo siguiente: “A partir de hoy se entregarán las tierras a los pueblos para su cultivo, sin que puedan arrendarse, pues su goce ha de ser de los naturales en sus respectivos pueblos. Asimismo, faltándonos la moneda corriente de plata y oro para el socorro de las tropas, he resuelto se selle moneda de cobre para el uso del comercio. Las habrá de a peso, tostón, real y medio real, y podrán cambiarse por sus equivalentes de curso legal en cuanto termine la guerra”

Mientras tanto en Ciudad de México el cura Miguel Hidalgo y Costilla, llegas hasta las puertas de la capital. Bien obteniendo la victoria en la Batalla de Monte de las Cruces el 30 de octubre de 1810. Pero hasta la fecha no se sabe porque el cura Miguel Hidalgo y Costilla se regresará hacia la ciudad del Bajío. En fecha 7 de noviembre es derrotado por el Capitán Félix María Calleja. En la Batalla llamada San Jerónimo Aculco.

Estuvo con Allende, y discutieron por planes que tenían, el cura Miguel Hidalgo y Costilla tomó el ejército que está bajo a sus órdenes y marcha hacía Valladolid. En esa ciudad empiezan a matar a todos los españoles a su paso entre los mese noviembre y diciembre. Pero Ignacio Allende, Mariano Abasolo e Ignacio Aldama. Fueron a la ciudad de Guanajuato, el 26 de septiembre Félix Calleja recobra la plaza que alguna vez tenía bajo el mando el cura Hidalgo.

Aunque dos meses antes, luego de la derrota de Ignacio Allende junto a Aldama, Jiménez y Abasolo decidieron ir hasta la ciudad de Guadalajara. En esa ciudad el cura Miguel Hidalgo y Costilla es declarado Libertador de América. Entre eso que sucede José Antonio Torres, que le llamaban “El Amo” ingreso en la ciudad el 8 de noviembre. Y el 17 de enero.

Félix María Calleja del rey derrota en batalla a los insurgentes mexicanos la batalla se le llamo  Batalla de Puente de Calderón. Con esa derrota los insurgentes mexicanos deciden escapar hacia los Estados Unidos de América.

En esa travesía hacia ese país el cura Miguel Hidalgo y Costilla le quitan el mando sobre las tropas insurgentes. E la ciudad de Aguascalientes. Están capturando a muchos insurgentes mexicanos, el 21 de marzo capturan en las Norias de Acatita de Baján. En Coahuila, están traicionando a los insurgentes mexicanos por un excombatiente del cura Hidalgo que se llamaba Ignacio Elizondo. Pero a los años lo asesinaron de varias puñaladas en el estado de Texas, cuando lo identificó el teniente Miguel Serrano, ya que este personaje era llamado el traidor de los insurgentes.

El homicidio se llevó a cabo en las orillas del río San Marcos. En el estado de Texas. Aunque todavía pertenecía a la Nueva España, el asesinato fue perpetrado de un cuchillazo en el cuello que lo desangró en el instante. El juicio se realizó en la ciudad de Chihuahua el 26 de junio fusilaron a Allende, Aldama y Jiménez.

Solo se salvó Mariano Abasolo, ya que su esposa logró salvarlo porque intercedió ante las autoridades españolas, pero es enviado a pagar cadena perpetua en la prisión de Cádiz, en España donde moriría como un recluso. Ya que supuestamente enfermo de tuberculosis.

El 30 de julio el cura Miguel Hidalgo y Costilla es fusilado y Allende, Aldama, Jiménez y del cura Hidalgo. Los españoles hicieron colocar sus cabezas en la Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato cada una en cada esquina donde durarán diez años.

La Segunda Campaña del General

José María Morelos es invitado por Ignacio López Rayón, ya que la primera campaña, muchos líderes murieron y el ejército insurgente quedó disperso sin un líder que lo dirija. La invitación tenía como objetivo elegir una Suprema Junta Nacional Gubernativa, para que alguien tomara el cargo de presidente en ausencia del Rey Fernando VII. José María Morelos acepta ir, pero tienen tantas diligencias en el orden militar. Designa a Sixto Verduzco como su principal delegado.

Él fue un antiguo compañero de escuela y del convento. Ya que todo el peso de los mexicanos insurgente y las directrices están en manos de Ignacio López Rayón. Ya que el cura Miguel Hidalgo y Costilla fue fusilado y decapitado en la primera campaña. Y López Rayón fue el secretario y ministro en Guadalajara del cura Hidalgo, estaba al frente de las tropas mexicanas insurgentes en Saltillo. Luego fueron hacia Zitácuaro.

El 21 de agosto se eligió la Suprema Junta Nacional Gubernativa quedando como Presidente Ignacio López Rayón, y como los vocales José María Liceaga y Sixto Verduzco. La primera ley fue elegir a Zitácuaro, como actual Municipio de Michoacán.  Y como la capital de la resistencia de los insurgentes mexicanos. Pero luego de un ataque realizado por las tropas españolas, la Junta Nacional Gubernativa fue trasladada a la localidad de Supertec.

JOSÉ MARÍA MORELOS

José María Morelos le envió una carta al  como Presidente Ignacio López Rayón con la siguiente información “Estoy resuelto a perder la vida por sostener la autoridad y existencia de la Suprema Junta” de esta misma forma el presidente de la Junta de Gobierno López Rayón manda a publicar dos periódicos insurgentes de nombre el Ilustrador Americano y el Ilustrador Nacional. El que dirigía todo los que se colocaba era José María Cos.

Llegando el año de 1812, la Junta de Gobierno redacta los primeros elementos de la constitución, donde se consagra que el pueblo debe ser el único soberano y se redacta las leyes sobre la libertad de expresión, libertad de prensa y el derecho al trabajo. José María Morelos envía una carta con el siguientes escrito “Que se le quite la máscara a la independencia, eliminemos la mención del Rey”

Luego de enviar ese escrito al presidente López Rayón decide ir hacia la ciudad de Chilapa, en ese momento era una población prospera para el momento de guerra y crisis que pasaba la sociedad mexicana. Entre los meses de agosto y septiembre José María Morelos conforma su centro de operaciones en esta ciudad, además que refuerza las relaciones de amistad con los indígenas de las adyacencias.

Por ley especial decreta lo siguiente “A todo el mundo le es lícita la apelación, no hay motivo para denegar a los naturales de este reino. Los indios no deben pagar diezmos ni primicias de los frutos propios de este reino” aunque hubo intento por parte de los españoles de poner a pelear a lo negros contra los indios y lo blancos para realizar un asesinato masivo entre las personas. José María Morelos decide enviar sus tropas hacia la costa.

Allí le habla para calmar a lo que están por disputar y lo que se quieren sublevar a su mando diciéndole lo siguiente: “Sería el yerro mayor que podrían cometer los hombres”. Y los que no se adaptaron al mando de Morelos fueron llevados a Chilapa donde fueron ejecutados uno por uno. Mientras en la Junta Nacional en Zitácuaro él era muy respetuoso para ganarse la confianza de los otros líderes.

Allí colaboró con las políticas que se habían establecido por la Junta de Gobierno, a pesar de que había muchas diferencias entre los miembros de los diferentes organismos que existían. Puesto que no había un ente regulador y el señor Verduzco le escribe a José María Morelos lo siguiente “todos rinden a Vuestra Excelencia las debidas gracias por el honor con que los trata”.

Entre tanto la jerarquía de la iglesia, estaba a cargo del Obispo español de la ciudad de Puebla, en donde escribe un documento en contra de la insurgencia mexicana, en donde le sugiere a José María Morelos a que pospongas las armas y deje la guerra por la Independencia de la Nueva España. De lo cual José María Morelos expresa lo siguiente

En lugar de atacar la insurgencia, la podría defender y encontraría, sin duda, mayores motivos que el angloamericano y el pueblo de Israel. La nación no larga las armas, hasta concluir la obra, puesto que nosotros somos más religiosos que los europeos”.

José María Morelos entró a las ciudades de La Montaña, Izúcar, Cuautla y Chiautla, a la misma vez que Hermenegildo Galeana legó en Taxco. Donde se apoderó de varias piezas de plata. Que luego fueron llevadas a la junta de Gobierno. Pero el Capitán Félix María calleja ha tomado por asalto la ciudad de Zitácuaro.

Y no había soldados ni equipo para resistir el ataque de las tropas españolas. Mientras en la Izúcar José María Morales casi fue atrapado por el ejército español. Le envía una carta a Galeana con la siguiente información “Resistí yo solo con treinta hombres que escogí para irme a pasear a Izúcar, de los que dejé veinte en la plaza y con diez fusileros y unos cuantos vaqueros salí a cortarles la retirada”.

Después de haber pasado ese gran susto en esa misma ciudad el 12 de diciembre el General José María Morelos recibe al sacerdote Mariano Matamoros, el sacerdote de la ciudad de Tlaxcala. Él estaba de acuerdo con el movimiento de mexicanos insurgentes y deseaba luchar por la Independencia de México. Esto contenta mucho al General José María Morelos que lo recibe de muy buena manera hasta llega afirmar “que le recuerda cuando él le dijo algo parecido al cura Miguel Hidalgo y Costilla, cuando se unió al ejército insurgente”.

Al ser aceptado en el ejército de insurgentes mexicanos se le concedió el grado de Coronel. Pero con sus buenas acciones y heroicidad llegó a ocupar el rango de Mariscal de Campo. José María Morales lo consideraba su mano derecha y le pedía opiniones sobre asuntos de guerra. Pero en un momento a Matamoros lo capturan y lo han fusilado.

Le es enviado de la Junta Nacional un sirviente para que lo tenga a su lado y aprenda sobre el dominio de la guerra de nombre José Manuel de Herrera. Que para el año de 1813 lo nombraron como embajador de en los Estados Unidos de Norte América. En fecha 2 de enero del año 1812, el Capitán Félix María Calleja avanzó con sus tropas españolas hacia la Batalla de Zitácuaro en donde obtuvo la victoria.

JOSÉ MARÍA MORELOS

Allí se encontraban todos los personajes que formaban la Junta Nacional. Muchos documentos fueron destruidos en la batalla, ya que muchos huyeron porque las tropas realistas avanzaban destruyendo todo a su paso. A los soldados insurgentes nos les dio tiempo de recoger todos los archivos importantes y llevarlos. Los que escaparon se dirigieron hacia la ciudad de Toluca. Allí instauraron una sede, en donde el Presidente Ignacio López Rayón le escribe una carta José María. Que le ayudará a salvar el organismo.

El presidente de la Junta Ignacio López Rayón se encuentra enfermo por sufrir tuberculosis. De igual manera José María Morelos sale en defensa de la Junta de Gobierno. Que había sido situada en la ciudad de Tenancingo. En esa localidad el General José María Morelos obtuvo un triunfo al enfrentar a las tropas realistas, dirigidas por el comandante de brigada Rosendo Porter. De allí decide ir a Cuernavaca organizar su ejército de insurgentes mexicanos.

Funda su base de operaciones en la localidad de Cuautla. En ese estratégico lugar pensó una táctica de guerra para tomar Ciudad de México o el estado de Puebla. Después de derrotar al comandante Rosendo Porter y su brigada de soldados españoles. José María Morelos, se afirmaba que estaba listo para entrar y atacar la Ciudad de México. El Virrey Venegas también estaba preocupado de lo que iba a ser el ejército de mexicanos insurgente y su General José María Morelos.

Decide enviarle al Capitán Félix María Calleja para que se haga cargo del General José María Morelos y las tropas de soldados mexicanos insurgentes. Ya que esta se encuentra en la ciudad Cuautla, acuartelado y el Capitán Félix María Calleja, viene de ejecutar una gran obra militar al vencer a Ignacio López Rayón. En la ciudad de Zitácuaro. Y el virrey debería hacer honores al Capitán Félix María Calleja por su hazaña y recibirlo en la Ciudad de México con honores el 5 de febrero.

Es importante acotar que en esta fiesta un niño lanzó un cohete y la explosión del mismo asustó al caballo que llevaba al Mariscal de Campo Félix María Calleja, que lo lanzó hacia donde la gente ocasionándole muchos golpes. El 9 de Febrero se lanza la ofensiva para acabar con el ejército insurgente y el General José María Morelos. En la ciudad de Cuautla donde hubo varias bajas pero los insurgentes mexicanos pudieron aguantar el gran ejército realista.

Después de pasar varios José María Morelos sale de su guarnición para reconocer e inspeccionar como se encuentran sus soldados luego de repelerá las tropas realistas, pero casi es capturado ya que también había tropas realistas inspeccionando el terreno para lanzar otra ofensiva casi lo capturan pero logra escapar, allí decide realizar la siguiente proclama a las tropas insurgentes:

Nosotros hemos jurado sacrificar nuestras vidas y haciendas en defensa de nuestra religión santa y de nuestra patria. Ya no hay España, porque el francés se ha apoderado de ella. Ya no hay Fernando VII porque o él se quiso ir a su casa de Borbón en Francia y entonces no estamos obligados a reconocerlo por rey, o lo llevaron a la fuerza, y entonces ya no existe.

Y aunque estuviera, a un reino conquistado le es lícito reconquistarse y a un reino obediente le es lícito no reconocer a su rey, cuando es gravoso en sus leyes que resultan insoportables, como las que de día en día nos iban recargando en este reino los malditos gachupines. Os diré por último que nuestras armas están pujantes y la América se ha de poner libre, queráis o no queráis vosotros

El sitio de Cuautla

El mariscal de campo Félix María Calleja lanzó una gran ofensiva para barrer el ejército de mexicanos insurgentes y acabar con los focos de manifestaciones. Lo primero que hizo fue cortar las entradas de agua a la ciudad, bordea la ciudad con sus tropas para evitar que escaparan, además cerró la entrada de comidas hacia la ciudad y los pozos de agua fresca que estaban en la ciudad le lanzaron animales muertos y podridos para que no pudieran beber agua.

Luego de realizar todo esto le ofreció a José María Morelos que se rindiera y un indulto que además aplicaba a todos el ejército insurgente. Pero José María Morelos le ofreció lo mismo a Félix María Calleja y a todas las tropas de militares españoles. Es importante que el Virrey Venegas envió una comisión para asesinar a José María Morelos entre ellos a un personaje de su confianza llamado como el Gordo y Barrigón.

Pero fue atrapado por los soldados que están bajo el mando de Ignacio López Rayón, luego lo ejecutaron. También José María Morelos tuvo que enviar a su mariscal de campo Matamoros  junto a una tropa a buscar alimentos, además debía auxiliar a la Junta de Gobierno que se encontraba instalada en la ciudad de Toluca. Para eso Matamoros tuvo que maniobrar y romper el cerco que tenían hacia la ciudad, durante la noche del 21 de abril.

Mientras la ciudad estuvo sitiada por los soldados de Félix María Calleja, hubo varios incidentes en las tropas de los insurgentes mexicanos tales como enfermedades, dolores intensos, migrañas y otras lesiones que hicieron por momento querer entregar la plaza. En una acción militar por parte del ejército español, casi logran tomar la plaza de Cuautla. Ya que el ejército de insurgentes mexicanos estaba retrocediendo. Gracias a un niño de doce años quien accionó un cañón haciendo disparar, las tropas militares españolas se detuvieron.

Huyeron al ver como los refuerzo españoles cayeron muertos por tal disparo que empezaron a huir disperso de la zona. Ese niño fue tomado como un héroe su nombre era Narciso Mendoza. Fue conocido como el niño artillero. La historia cuenta que con el tiempo se transformaría en el bisabuelo de otro prócer de la patria llamado Emilio Zapata que participo en la revolución mexicana en contra de Estados Unidos. Cien años después que esta accionaria el cañón.

Luego de esta pérdida que tuvo el mariscal de campo Félix María Calleja, en la madrugada del 2 de mayo redacta una misiva en abdicación al sitio de Cuautla, dirigida al Virrey Francisco Xavier Venegas que contenía la siguiente información:

“Si la constancia y actividad de los defensores de Cuautla fuese con moralidad y dirigida a una justa causa, merecería algún día un lugar distinguido en la Historia. Estrechados por nuestras tropas y afligidos por la necesidad, manifiestan alegría en todos los sucesos. Entierran sus cadáveres con repiques en celebridad de su muerte gloriosa, y festejan con algazara, bailes y borracheras, el regreso de sus frecuentes salidas, cualquiera que haya sido el éxito, imponiendo pena de la vida al que hable de desgracias o rendición.

Ese clérigo es un segundo Mahoma, que promete la resurrección temporal y después el paraíso con el goce de todas las pasiones a sus felices musulmanes”. En la noche los insurgentes mexicanos ya deben de realizar alguna maniobra, pues la situación ya no es aguantable. Se toma la decisión de romper el cerco y escapar, son la 2 de la madrugada y las tropas realistas están al acecho de todo lo que pueda suceder, es por eso que el 2 de mayo de 1812, luego de estar 63 días acorralados aguantando la furia de los españoles decide salir y salvar sus vidas.

José María Morelos y un grupo de soldados logran escapar de allí burlando la seguridad, aunque había soldados traidores a México que contaban todo lo sucedido a los españoles, y es por eso que los espías no logran dar la información a tiempo y estos logra escapar y salvar sus vidas.

Al día siguiente se tiene la noticia, de que se han fugado muchos soldados insurgente mexicano. Tal acción encolerizo al mariscal de campo Félix María Calleja, que envió todas las tropas a su alcance a destruir a la ciudad y asesinar a toda persona. Algo muy brutal que queda para la historia. Después de tal situación tan horrible dice regresar a la Ciudad de México donde se encuentra el virrey Francisco Xavier Venegas.

El virrey lo recibe muy feliz y lo atiende en reunión privada en la gobernación, allí le ofrece la comandancia general de la ciudad de México. El mariscal de Campo Félix María Calleja luego de meditar tal proposición acepta el cargo.

Tercera Campaña

Luego de estar 63 días acorralado por los españoles en la ciudad de Cuautla, y poder salir con vida ya es mucho lo que hizo José María Morelos, allí logra trasladarse a la Sierra Central de México, cruza por el eje central volcánico y llega hasta Izúcar, hoy en día conocido como parte del estado de Morelos. Además de llegar a las localidades de Ocuituco, Hueyapa, Cítese y Chiautla. Allí logra José María Morelos formar otro ejército insurgente ya que tenía la firme misión de ir hacia el virreinato donde se encontraba el virrey Francisco Xavier Venegas.

Estando en la ciudad de En Chiautla, José María Morelos recibe la noticia que han capturado a Leonardo Bravo. Ya que lo hicieron a traición mientras este descansaba en la casa del comerciante de origen español Gabriel de Yermo. En fecha 10 de mayo de 1812 en la madrugada. Este fue llevado ante el Mariscal de Campo Félix María calleja. Él decide enjuiciarlo en la Ciudad de México para que no pueda escapar.

José María Morelos intentó hablar con las autoridades españolas, con el objetivo de que liberaran a José Leonardo Bravo. Pero fue inútil y es declarado culpable y sentenciado  lo asesinaron con un método llamado garrote vil que consistía en una bola de hierro, atravesada por una cadena que se colocaba en un collar. Se le ubicaba a la persona lo giraban y este con el peso destrozaba el cuello hasta arrancarle la cabeza. Aunque José María Morelos, quiso realizar un canje ya que tenía 800 soldados españoles apresados en su cuartel general, a cambio de la vida de José Leonardo.

Las autoridades españolas declinaron tal cambio, que José María Morelos, autorizó al hijo de Leonardo Bravo de nombre Nicolás Bravo a ejecutar los 800 soldados realistas por realizar tan cruel acto con el insurgente mexicano. Al día siguiente antes del fusilamiento de todos esos soldados Nicolás Bravo se reunió con ellos, para conversar y luego les perdono la vida para que sean libres y regresen a sus puestos de bando. Esa hazaña fue realizada en la ciudad de Medellín ubicada en el estado de Veracruz. Desde ese momento la ciudad fue conocida como Medellín de Bravo.

A Nicolás bravo se le dio el nombre del insurgente mexicano “Caudillo magnánimo” por realizar este hecho tan humanitario. Los soldados realistas al saber que los españoles le dieron la espalda y los iban a dejar morir decidieron unirse al ejército mexicano en contra de las tropas realistas. Ya que lo hicieron por convencimiento y otros lo realizaron por gratitud.

José María Morelos le llegan nuevas noticias de la Junta Nacional Americana, donde lo habían nombrado como el cuarto vocal de esa organización. Debido a su gran triunfo en la ciudad de Cuautla. Además se le informo que en Oaxaca. Las tropas del ejército español han acorralado al Coronel Valerio Trujano un arriero que gracias a su lealtad hacia México y la independencia logro ese cargo. Eso fue en la población de Huajuapan. José María Morelos acude a su ayuda con las tropas que tiene a su mando.

Allí se enfrentó contra el ejército militar español, batalló por varias horas contra este ejército que fue enviado desde la ciudad de puebla. Aunque el Coronel Valerio trujano pudo repeler las fuerzas enemigas. Este cayó en batalla ya que un soldado español lo acribillo a balazos. El soldado español su nombre era José Martín Pérez, a quién se le concedió un bono de 20 monedas de oro por haber realizado tal acción en nombre del español.

El General José María Morelos cae enfermo por cólicos en el mes de septiembre de 1811, esto casi lo mata. Luego en enero de 1812 cae en cama otra vez enfermo esta vez es más complicado ya que se le detecta tuberculosis. Pero logra planear el asalto junto a su mano derecha Matamoros y los Galeana, en la campaña del centro y la defensa de Cuautla. Así mismo planeaba estrategias con la Junta Nacional. Que se encontraba en el estado de Toluca. Pero a sus vez estaba hostigada por brigadier aragonés José de la Cruz, quien recibió órdenes del virrey Venegas.

Ya que la junta Nacional envió fuerzas insurgentes hacia Cuautla y el brigadier debía detenerle el paso. Para que enviaran tropas insurgentes desde más lejos la ciudad de Zaragoza. Recibe una carta enviada por Ignacio López Rayón, informando que la junta nacional se había dividido para así estar a resguardo y tener mejores comunicaciones, con todos los actores que desean la independencia de México en todo el país.

Los altos funcionarios deciden repartirse en todo el país de esta forma Sixto verduzco se va para el sol poniente las ciudad de Nueva Galicia, que actualmente pertenece a el estado de Michoacán y Jalisco. Al Norte se dirigió José María Liceaga. Específicamente en la ciudad de San Luis de Potosí. Y el presidente Ignacio López Rayón fue a parar al centro oriente del país.

José María Morelos lo nombran Capitán General, además de ser el vocal encargado en los territorios del sur actualmente los estados de Guerrero, Oaxaca, Morelos, Puebla. Pero estos cargos ya los tenía con mucha anterioridad. José María Morales se encarga de enviar tropas de insurgentes mexicanos  al Presidente de la Junta Nacional Ignacio López Rayón. Quien se encuentra en el pueblo donde nació.

Con el nuevo cargo más la posición que tenía actualmente empieza a leer los Elementos Constitucionales que fueron redactados por la Junta de los Nacionales, este los revisa y sugiere que se nombre un quinto vocal y eliminen las palabra donde llaman Rey Fernando VII. José María Morelos opinaba que con el crecimiento de la población insurgente que ese quinto vocal era sumamente importante.

Este debería mejorar la administración de la justicia en los territorios que estaban obteniendo la insurgencia en contra de los españoles. De esta forma también implementó nuevas leyes a estos estados conquistados entre una de las normas que colocó con mayor rigor fue la reducción de los impuestos en los comercios y las alcabalas.

Se deberían bajar de seis al cuatro por ciento de los cobros. Creo talleres para la fabricación de armas, se fabricó la pólvora ya que había serios problemas por importarla desde Inglaterra. Y se empezó con el fundimiento de la plata y el cobre.

Cuarta Campaña

En reunión con sus soldados el General José María Morelos decide ir hacia Oaxaca en noviembre de 1812, acompañado con todas sus tropas luego de haber conquistado las plazas Tehuacán y Orizaba en esta ciudad estaba almacenado una gran cantidad de tabaco para la venta pero se decidió quemarla para de esta forma hacerle perder mucho dinero al Gobierno Español.

Estando ya de madrugada en fecha 25 de noviembre, el ejército mexicano llegó a la entrada de la capital de la Intendencia de Nueva Antequera. Allí le es enviado una carta al brigadier Roque Abarca, que posee el cargo de Comandante General de la Plaza y al Obispo Antonio Bergosa y Jordán, donde se le insta que entregan la plaza y las armas para que no haya muertos ni batalla.

Pero la carta no llegó ya que los insurgentes fueron recibidos a cañonazos y los emisarios fueron arrestados y asesinados en el instante. En ese estado de Oaxaca hay un leyenda de Guadalupe Victoria lanzó su espada al rio y dijo la siguiente frase “a mi espada en prenda, voy por ella” y luego se lanzó al río de esta manera toda la tropa de insurgente lo siguió. Este combate duró como tres horas pero José María Morelos logró tomar la ciudad. Luego le envía una carta al presidente de la Junta Rayón con la siguiente información:

“La ciudad de Oaxaca, que acabamos de tomar, además de ser sede obispal y de intendencia, está llena de hombres útiles, minas, puestos y granas, que convertiremos en fusiles. El ilustrísimo señor Bergoza me ha escrito llamándonos obedientes forzados, hipócritas y simuladores, como contestación a mi carta de rendición”

José María Morelos decide quedarse en esa población coloca a sus tropas en puntos de vigilancia y distribuye un premio entre todos sus soldados. Establece una nueva norma aunque sabe que sus soldados han participado en saqueos y han asesinados a oficiales españoles de alto grado. En donde cualquier soldado insurgente que mate o cometa abusos en contra de la población civil será castigado ya que afirma que “nuestro ánimo no es atropellar, sino conservar a cada uno ileso en su derecho”.

En la noche del 3 de diciembre José María Morelos decide exhumar a los cuerpos de los precursores  insurgentes mexicanos Miguel López de Lima, José María Armenta, Felipe Tinoco y José María Palacios, que estaban en el convento del Carmen Alto. Luego de ser declarados culpables por el juicio en su contra del virreinato español y sentenciados a la muerte. Fueron enterrados con todos los honores de la patria. Amaneciendo en fecha 13 de diciembre se hace en la ciudad de Oaxaca, se juramentó la Junta Nacional Gubernativa.

A eso de las ocho de la mañana todos los miembros marcharon hacia la casa de alférez real, donde tomaron el pendón real con el que hacían las ceremonias oficialistas del gobierno español. Luego lo llevaron para colocarlo en una tabla construida especialmente para tal fin en la plaza principal frente al retrato del Rey Fernando VII, Los soldados de mayor confianza de José María Morelos, Matamoros y Los Galeana estaban junto al alférez real y este proclama a la Junta como depositaria de los derechos del Rey sobre el virreinato de la Nueva España.

Esto llevó a que la población presente celebrará de júbilo lo que estaba sucediendo Matamoros describe la situación donde José María Morelos preside la asamblea junto al secretario que había enviado López Rayón. Este arrojaba monedas de plata a la población. Allí se percató algo Morelos que le dijo al secretario lo siguiente:

la gente estima más una moneda de cobre con el sello de Fernando que una de oro con el sello de América

Estando en Oaxaca José María Morelos, establece un tribunal para proteger la confianza pública. Para investigar a los insurgentes que se tuviera sospechas de traición. Y que daba prohibido las juntas secretas. Al tiempo también decide José María Morelos proclama a los soldados insurgentes con respecto a lo que le parece la recién promulgada Constitución de Cádiz. Ya que no se hablaba nada del rey y esto fue antes que el Virrey Vanegas fuera obligado a jurar frente a la Constitución en la capital.

Aquí los criollos fueron los ganadores de dichas elecciones ya que la constitución daba una libertad pero no absoluta a las colonias. Pero solo tenían garantías individuales y el sistema representativo está ligado con el de la monarquía, pero no duró mucho ya que el gobierno español dirigido por el virrey derogó la constitución de Cádiz. Esto hace temer a los insurgentes por las acciones tomadas por los españoles de lo cual José maría Morelos proclama lo siguiente:

El designio de la Insurgencia es defender la libertad que nos concedió el autor de la naturaleza. Las Cortes de Cádiz, al tiempo que declararon su independencia, hubieran declarado la nuestra y nos hubieran dejado en libertad para establecer nuestro gobierno, como ellos el suyo. Instauremos también la libertad y suprimamos las castas, pues sólo la virtud ha de distinguir al hombre, así como la condenación del vicio y de la ociosidad”.

El Presidente de la Junta Nacional Ignacio López Rayón organiza en la Ciudad de México una reunión con un grupo de abogados y demás profesionales que se conocieron con el nombre de los “Guadalupe”, estas personas formaban parte en las elecciones y participaban con información además que colaborar con las armas, provisiones, armas, imprentas y hasta soldados para la causa insurgente.

Entre estas personas se encontraba Carlos Bustamante que se desempeñaba como el director del periódico El Correo Americano del Sur. Mientras el presidente Ignacio López Rayón junto a su hermano de nombre Ramón se tuvo que guardar en la ciudad en Tlalpujahua, allí eran cuidados por Andrés Quintana Roo. Este personaje era el mediador entre José María Morelos y el Presidente Rayón. Ya que el secretario Basilio Zambrano estaba confundiendo todos los dictámenes.

En la Ciudad de Oaxaca José María Morelos se tuvo que retratar con un traje que le obsequio Matamoros y que fue diseñado por una india que intentó envenenar a José María Morelos. Al hacerse el retrato se colocó una cruz pectoral para demostrar que había sido el sacerdote de la ciudad de Puebla. En ese tiempo él tuvo una relación con la dama de Nombre Francisca Ortiz un mujer sureña de esta relación nació un hijo. Después de haber pasado un tiempo, José María Morelos decide irse de la Ciudad de Oaxaca y dirigir sus tropas hacia la ciudad de Acapulco.

Ya que él quería cumplir su objetivo de capturar la ciudad y hace dos años eso fue infructuoso, y en ese momento muchos de sus soldados insurgentes han desertado en el viaje. En fecha 13 de abril de 1813, logró capitular el Castillo de San Diego, aunque hubo una tenaz resistencia por parte de los soldados españoles que le duro casi cuatros meses, pero en enero logró capitular dicho Castillo.

Tras la rendición de Acapulco, José María Morelos recibe información de Verduzco donde le notificaron que estaban reuniendo fondos para tomar la ciudad de Valladolid. El Presidente de Junta Nacional Ignacio López Rayón. Aunque este aviso que no se hiciera hasta tener toda la aprobación de los que conformaban la Junta. Pero Verduzco no le prestó atención a su opinión y atacó a la ciudad de Valladolid.

Las fuerzas realistas lograron detener el ataque de los insurgentes mexicanos y perdieron las armas y la artillería. Este destituye  a Verduzco y se le hizo una investigación, a la vez se decidió hacerle un juicio al sacerdote de Michoacán de nombre Pablo Delgado quien tenía el cargo de jefe de la intendencia de los insurgentes en Michoacán. En este juicio hubo muchos sucesos que llevaron a varios conflictos por ejemplo:

Pablo Delgado creía en la fe católica, mientras que el Presidente Ignacio López Rayón era laico y los que iban a juzgar eran Verduzco y Liceaga que estaban con Rayón. Durante todo ese conflicto José María Morelos no emitió ninguna opinión. Esto le produjo problemas con el Presidente Rayón que conllevaron a la perdida de la ciudad de Tlalpujahua en manos de las tropas realistas.

Con este problema ambos se perdieron la confianza, muchos pensaban que la presidencia le pertenecía a José María Morelos y otros decían que Ignacio López Rayón quería acaparar todo el poder para sí mismo. Y los demás decían que el líder debía ser Morelos porque él fue el reformó la Junta Nacional en mayo de 1813.

El Congreso de Anáhuac

En el momento en que José María Morelos, se decide por reformar la Junta Nacional. Carlos María de Bustamante propone la creación de un Congreso para reemplazar dicha junta. La idea se realizaría con la misión de que representar a las provincias insurgentes novohispanas. Como lo había sugerido el cura Miguel Hidalgo y Costilla. Pero José María Morelos suprime la junta Nacional, y con la ayuda de empresas oaxaqueñas llama a la creación de un nuevo organismo.

El Presidente de la Junta Nacional Ignacio López Rayón ratifica que este proyecto es realizado gracias al fruto de las armas. Liceaga acepta aunque lo hace después de un tiempo. Mientras que Verduzco es perseguido por Ignacio Rayón este acepta de inmediato lo sucedido fue el único miembro en hacerlo sin dudar.

José María Morales envía convocatorias para el nombramiento de nuevos diputados que debería ir al Congreso, donde la sede se había fijado en la ciudad de Chilpancingo. Mientras sucede todo esto Quintana Roo redacta el reglamento para la elección y cómo debe funcionar el Congreso una vez que se entre en sesión permanente.

Por la guerra que todavía existía sólo en los estados de Oaxaca y Tecpan se eligieron los diputados. Mientras que los miembros de la Junta Nacional anterior quedaron como diputados propietarios. Excepto José María Morelos que se autoexcluye, pero se guardó una carta bajo de la manga al ser él el que tenía la potestad de elegir los diputados suplentes al Congreso. Además en ese momento lanza una nueva proclama que decía que para a ver un poder más legal se debería dividir los poderes ya que así era el sistema más perfecto para la nación naciente México.

El congreso se inauguró un 13 de septiembre en la ciudad de Chilpancingo, en la iniciación los diputados que fueron elegidos estaban José Sixto Verduzco por Michoacán, José María Murguía por Oaxaca, Andrés Quintana Roo por Puebla y José Manuel de Herrera por Tecpan. Mientras los otros diputados que faltaban llegarían a lo largo de la semana ya que estaban lejos de la ciudad.

En el acto de apertura del Congreso quien lo dirigía era José María Morelos, que pronunciaría su discurso, el cual había sido escrito por él con la ayuda de Carlos María de Bustamante que lo había chequeado varias veces. Luego de eso pasaron varios días e iban llegando a la ciudad varios jefes militares y José María Morelos preparó un discurso el cual lo llamó como Sentimientos de la Nación. En ese momento José María Morelos expresa todo su pensamiento.

Este lo tenía pensado desde que en el año de 1810 se une al bando del Aguacatillo, y en todas las notas que escribía desde que era un insurgente, también había varios elementos que incorporó en sus escritos de la Junta Nacional. Finalmente sugirió que debería haber una ley en contra de la esclavitud y todos los mexicanos deberían ser iguales. Este valioso documento fue leído en fecha 13 de septiembre en sesión ordinaria por Juan Nepomuceno Rosains.

Al siguiente día, en esa sesión se iba a elegir al Generalísimo, e iba a ser realizada por los diputados al Congreso, para ello propusieron a los siguientes personajes Rayón, Liceaga, Verduzco y Morelos. Al ser votado el que ganó por unanimidad fue José María Morelos. Pero este no quiso aceptar el cargo estaba renuente. Lo cual los diputados del Congreso se dieron un tiempo para deliberar lo que debían hacer.

Los militares apoyaban al pueblo pues alegaban que José María Morelos fue electo por votación popular y no debería rechazar el cargo. Después de varias discusiones Morelos acepta el cargo de Generalísimo, y el Congreso le otorga el título de Alteza serenísima, pero este título él le cambia el nombre por Siervo de la Nación. De acuerdo a su fe católica y a una argumentación bíblica.

Al llegar los diputados que faltaban entre ellos estaban Cos por el estado de Veracruz, Bustamante por México, Rayón por Guadalajara y al estar todos reunidos se procedió el 6 de noviembre a declarar la Independencia de la América Septentrional.  El primer decreto que do de la siguiente forma “Queda rota para siempre jamás y disuelta la dependencia del trono español” para ese momento no se usaba el término de México.

Solo se referían a todas las provincias homónimas, al comenzar a escribir la constitución los diputados se basaron en la Constitución de Cádiz, en la de los estados Unidos de Norte América y la Constitución francesa del año 1791. Luego se decreta la restauración de la Compañía de Jesús que era una orden religiosa de puros clérigos,  además se instauró la cobranza de impuestos y se crearon las instituciones para que este se haga efectivo.

Quinta Campaña

El Congreso se tuvo que cerrar, y el poder legislativo se fue con José María Morelos a continuar la guerra contra el Imperio Español. Matamoros la mano derecha de Morelos opinaba que debían ir a las ciudades estratégicas para conquistarlas y propinarle un duro golpe al gobierno español entre ellas estaba la ciudad de Guadalajara, la ciudad de México o atacar a la ciudad de Puebla, pero el Siervo de la Nación José María Morelos se decide por atacar la ciudad de Valladolid su tierra en donde nació.

Además esta tierra fue liberada por el cura Hidalgo y Costilla, en el año de 1810, pero los españoles la volvieron a tomar bajo su mando en diciembre de ese mismo año. Mientras que Matamoros y Nicolás Bravo hacían de las suyas en contra de las tropas españolas y los derrotaron en los sitios del palmar y Coscomatepec respectivamente. Mientras el nuevo virrey era Félix María Calleja ya que Francisco Venegas había sido removido de ese cargo.

El nuevo virrey tenía el objetivo de reorganizar el ejército realista. José María Morelos no se encontraba conforme con la actitud que estaban tomando algunos soldados mexicanos utilizando el método de guerra de guerrillas, ya que esta forma no mantenían seguro a la población de los españoles. Pero Ignacio Rayón se opuso a la crítica de José María Morelos ya que el alegaba que los guerrilleros conocían el terreno mejor que el ejército español.

Mientras Rayón discutía con Morelos sobre cuál era la mejor estrategia, este descubre más información sobre el territorio del estado de Michoacán. Y logra planear un gran estrategia de batalla, el hermano de Ignacio Rayón de nombre Ramón le ofrece armas y soldados. Pero José María Morales no lo acepta, ya que tiene muchos problemas con esta familia ya que son muy respetadas y valoradas.

Aunque José María Morelos probó pedir perdón por lo que le hizo, este nunca respondió, luego de tres años el 12 de diciembre Morelos fue a la ciudad de Carácuaro allí se entera que el brigadier Almonte había contraído la enfermedad de tuberculosis y había muerto, luego de dos semana se iría a acampar en los llanos de Santa maría muy cerca de la ciudad de Valladolid.

El 23 de diciembre empieza la batalla llamada las lomas de Santa María, estuvo dirigida por José María Morelos, Nicolás Bravo y los Galeana, a horas del mediodía las tropas de los militares españoles estaban deteniendo el ataque de los insurgentes mexicanos esta eran guiadas por los Galeana y Nicolás Bravo, los refuerzos realistas estaban llegando desde la ciudad de México comandados por Ciriaco del Llano.

En la noche de navidad Agustín de Iturbide junto a Ciriaco del Llano entraron al campamento de los soldados mexicanos y de estar solo unos minutos han dejado a los mexicanos asesinados entre ellos mismos. El hijo de José María Morelos de nombre Juan Nepomuceno Almonte, fue herido en el brazo, al pasar algunos días los líderes mexicanos aconsejaron a José María Morelos que enviara a una parte del ejército insurgente a la ciudad de Puruaran para contener las tropas realistas españolas.

El 4 de enero de 1814. Pero no lograron contener al ejército español y tuvieron que huir, el soldado español de nombre Eusebio Rodríguez logra capturar a Matamoros quien figuraba como la mano derecha de Morelos. Al soldado se le fue recompensado con 200 pesos en oro. Luego se le realizó un juicio en la ciudad de Valladolid, a Matamoros donde se le dictaminó como culpable y la pena fue el fusilamiento en el Portal de las Ánimas. El 3 de febrero, aunque José María Morales había ofrecido un cambio de 300 soldados a cambio de la vida de Matamoros.

Luego de la muerte de Matamoros, el Congreso decide enviar a José María Morelos con su ejército hacia la ciudad de Acapulco, para realizar la ejecución de los 300 soldados del canje que nunca se dio. Mientras esto sucedida, se realizó una sesión en el Congreso donde despojaron a José María Morelos de su cargo en el mando militar y en el poder legislativo. Pero lo nombran diputado de la ciudad de Nuevo León, en el momento en que el congreso está conformado por 16 diputados, y a Rayón y Liceaga los envían a dirigir las tropas mexicanas.

El 24 de febrero día trágico para José María Morelos, se enfrentó en batalla de Tlacotepec en contra los soldados realistas dirigidos por José Gabriel de Armijo que lo derrota. El 22 de octubre de 1814, el Congreso promulga la primera Constitución en la Historia de México en la ciudad de Apatzingán. José María Morelos se reconcilia con el Congreso de todo lo que le hicieron, además colabora en la redacción de los artículos.

Aunque se estaba redactando los artículos. El ejército realista estaba atrás de todos los diputados y se termina redactando la Constitución en las haciendas de Tiripetío y Santa Efigenia. Y los redactores de mayor jerarquía fueron José Manuel de Herrera, Andrés Quintana Roo, José Sotero Castañeda, Cornelio Ortiz de Zárate, Manuel de Aldrete y José María Ponce de León, estas personas además incluían garantías individuales. Pero todos los ciudadanos deberían estar bajo las normas de la Constitución.

En el mismo día, se elige al Gobierno Supremo se hizo un gran banquete y José María Morelos afirma que estuvo muy feliz. En ese momento Liceaga, Cos y José María Morelos tomaron el poder ejecutivo. Y tenían como objetivo principal destruir el ejército español. Por lo cual Morelos se encarga de robustecer el  Cerro del Cóporo. Donde hace tiempo Ramón Rayón le daría una derrota a Iturbe.

Para el mes de junio de 1814, Hermenegildo Galeana, estaba defendiendo las costas del estado de Guerrero ya que había que defender los bastiones ya conquistados el día 27 de junio sufre un accidente cuando cae de su caballo. Es capturado por un soldado español de nombre Joaquín León, que le cortó la garganta en pleno acto. Se afirma que cuando José María Morelos supo sobre la noticia llegó a exclamar que “Se han acabado mis dos brazos, ya no soy nada”. Esto lo hizo en nombre de la perdida de sus dos amigos Matamoros y Galeana.

El gobierno insurgente establece una comunicación con los Estados Unidos de Norte América, los estadounidenses nombran a al cubano que se nacionaliza mexicano que vive en la ciudad de New Orleans como el cónsul y lo envía para New York. Mientras que México nombra a José Manuel de Herrera como su embajador. Gracias a esto en la ciudad de Puruarán, en la historia de México se crea la primera bandera militar.

Y al poco tiempo salió una compañía  de insurgentes mexicanos hacia los Estados Unidos, en la que iba como representan el hijo de José María Morelos.

El 7 de marzo de 1815, en el estado de Michoacán en la ciudad de Ario, se instala el Tribunal Supremo de Justicia para así quedar con los tres poderes formados. El ejército español dirigidos bajo el mando de Iturbe hizo una seguimiento que no paraba hasta ver a las personas que tenían cada uno de los cargos presa o muerta. El rey Fernando VII había regresado del cautiverio en que lo mantenían en la ciudad de Bayona Francia. La constitución de Cádiz se ha derogado.

El Congreso delegó a Rosains a incrementar las tropas en las ciudades de Puebla y Veracruz, ciudades donde Ignacio López Rayón tenía mucho poder y con el mismo objetivo. Esto produjo problemas entre este dos personajes ya que Ignacio López Rayón afirmaba que tenía más rango pues él sirvió bajo las órdenes del cura Miguel Hidalgo y Costilla. Durante un buen tiempo. Eso hizo que Rosains tuviera grandes derrotas.

A raíz de lo que sucedió entre estos dos personajes le echaron la culpa fue a José María Morelos. Hasta lo iban a fusilar, pero se salvó porque Liceaga intercedió por Morelos y pudo salvarse. Entre todo lo que sucedía los nuevos líderes entre ellos Vicente Guerrero, Guadalupe Victoria y Manuel Mier y Terán lograron arrebatarle Veracruz al dominio español.

Se estaba perdiendo el control por malas decisiones del Congreso y más discusiones entre ellas José María Cos, tiene el control de las tropas insurgentes mexicana en la ciudad de Pachuca. Cos realiza un documento en donde llama a desconocer el poder del Congreso. Y devolvieran el poder y mando a Morelos y a Rayón. De esta forma el Congreso comisiona a José María Morelos a buscar y capturar a Cos.

Pero José María Morelos lo que hace es dar la orden de que defiendan a Cos a toda costa. Pero el ejército mexicano lo captura y se lo entre a José Morelos y este ordena su ejecución, pero el cura de Uruapan dr Pedro Herrera intercede ya que el fue un maestro de José María Morelos también intercede José María Izazaga, y logran salvarle la vida a Cos de su fusilamiento.

Con la falta de liderazgo por parte de los insurgente mexicanos. El gobierno español se hace más fuerte y debido a que en el año de 1814, Fernando VII ha regresado de su exilio, y sometimiento en el castillo de Valencay en Francia. Ya que el ejército español obtuvo la victoria en la guerra de independencia de España. Esas mismas tropas partieron hacia México para seguir manteniendo el yugo español sobre los mexicanos.

Bajo la dirección de José Gabriel de Armijo las tropas españolas lograron apoderarse de nuevo de las ciudades de Oaxaca y Acapulco. En el mes de julio del año 1815. El otro líder del mando español el virrey Félix María Calleja dio la orden a las tropas españolas que buscaran a los líderes del Congreso y el Tribunal Supremo de Justicia y los capturaron para llevarlos a juicio por traición a la patria.

Pero no pudo ser posible ya que al dar la orden de atacar al Congreso estos decidieron irse hacia la ciudad Tehuacán, Puebla, el 29 de septiembre de 1815, y fueron custodiados por José María Morelos y Nicolás Bravo y el gran ejército de insurgentes mexicanos.

El triste Final de José María Morelos

El 5 de noviembre de 1815 fecha fatídica para José María Morelos, pues fue capturado en el estado de Guerrero en la localidad de Temalaca, las tropas españolas dirigidas por el Coronel Manuel de la Concha. El ejército de insurgentes mexicano iba en marcha custodiando a los líderes del Congreso quienes cambian de localidad hacia la ciudad de Tehuacán, las tropas del ejército español ya llevaban su rastro, pues estaban atrincheradas en el municipio guerrerense de Atenango del Río. Tenían al ejército mexicano localizados.

El comandante Manuel de la Concha surgió de su guarnición al despertar el dia con una tropa de unos 500 soldados realistas, pasaron unas cuantas horas pero los españoles alcanzaron a las tropas de mexicanos insurgentes comandadas por José María Morelos. Que estaba en el centro de la tropa y Nicolás Bravo iba al frente del pelotón guiándolos en el camino.

El congreso que viajaba logro escarpase gracias a la audacia de Nicolás Bravo. A tal situación los españoles atacando José María Morales tuvo la valentía de salvar la vida de sus tropas pero en ese momento fue capturado por diez soldados realistas.

Era la segunda vez que era capturado en la primera en la que estuvo bajo las cadenas de los españoles fue en la batalla de Lomas de Santa María en esa acción militar unos soldados realistas lo detuvieron pero las tropas de Matamoros lograron rescatarlo con vida. El comandante de nombre Matías Carranco que logra capturar vivo a José María Morelos fue el antiguo militar insurgente que se pasó al bando español en el año de 1812.

José María Morelos al reconocerlo le dijo lo siguiente “Señor Carranco, parece que nos conocemos” luego de eso le obsequia su reloj. Luego de eso el Generalísimo José María Morelos es llevado junto a 200 hombres prisioneros hacia donde se encuentra el Comandante Manuel de la Concha, quien le dio el comunicado sobre lo que se debía hacer con él al capturarlo. Se envió un comunicado hacia a ciudad de México y luego hacia el ministerio de Guerra en Valencia, España.

En ese momento de los 200 hombres que estaban prisioneros junto a José maría Morelos fueron fusilados la cantidad de 150 insurgentes mexicanos todos frente a él los otros 50 son enviados a manila para que trabajen como esclavos. El 9 de septiembre se regó la noticia que han capturado a José María Morelos. Se celebra en la iglesia católica con un Te Deum que significa cantos religiosos, fue oficializado por el arzobispo Pedro de Fonte.

El virrey Félix María Calleja junto a la Inquisición vio la oportunidad de hacer un juicio a él, y a todo insurgente mexicano. El Comandante Manuel Concha pide que a Morelos se le sea juzgado en el estado de Puebla. Pero el Virrey Calleja lo manda a traer a la Ciudad de México y el juicio comienza un 13 de noviembre de 1815. El primer delito que le imputan a José María Morelos es el de traición al Rey, a la Patria y a Dios, sabotaje al virreinato, además de muertes y destrozos.

Ese juicio va a durar desde el 14 hasta el 23 de noviembre, se le asignó un abogado de nombre José María Quiles de origen vallisoletano, el auditor de guerra fue Miguel Bataller, y el representante por la iglesia era el arzobispo Félix Flores Alatorre. En la contestación que dio José María Morelos fue afirmar que en su patria no había rey, ni en España se encontraba en una casa en Francia, y cuando regresó se sentó en su trono como un déspota y contaminado de irreligiosidad.

Se le realizó un juicio religioso por haber violado el celibato y tener tres hijos, y las excomuniones levantadas por el sacerdote de Michoacán Manuel Abad y Queipo. En su defensa Morelos llegó afirmar que las excomuniones solo eran válidas cuando el Papa o el Concilio las dictara. Ese 23 de noviembre José María Morelos es condenado a la degradación religiosa.

El 17 de noviembre fue nombrado en el Congreso a Ignacio Alas como el sustituto José María Morelos, este le envía una carta al virrey Calleja con la siguiente información que le sea solicitado el perdón a Morelos. Los obispos de las ciudades de Puebla, Durango y Oaxaca se reunieron con el virrey Calleja un 24 noviembre exigiendo a este que no aplicará la pena de muerte a Morelos.

El abogado de Morelos le pide que de toda la información que tiene sobre el ejército insurgente, el 27 de noviembre lleven a José María Morelos a la capilla del Santo Oficio, actualmente la escuela de medicina. Allí se le va a hacer la degradación pública. Es dirigida por el inquisidor General Antonio Bergosa y Jordán. A Morelos lo vistieron con una sotana amarilla que le quedaba muy pequeña.

Según el historiador Lucas Alamán, que presenció tal hecho llegó a afirmar que con eso sotana puesta se veía muy afeminado porque le quedaba muy apretada. El inquisidor habló en latín toda la sección. Mientras el inquisidor decía todo el discurso, José María Morelos se le salía las lágrimas, pero Bustamante afirma que quien lloraba era el inquisidor porque sentía gran admiración por Morelos.

La inquisición siguió haciendo el acto el 29 de noviembre, según se cuenta en una entrevista que dio Calleja se busca con hacer esto a Morelos era desprestigiar ante la sociedad para dejarlo como un mal católico y un mal ciudadano. El arzobispo Pedro de Fonte redactó la confección de Morelos donde éste afirmaba que nunca cayó en ninguna herejía. Aunque la Inquisición lo declaró como un hereje el día de su degradación lo condenó un convento en el continente africano para toda su vida.

Aunque se afirmaba que José María Morelos se había retractado, y había información donde él contaba los siguiente ataques claves del ejército mexicano insurgente. Pero todo esto fue desmentido según afirma el historiador José Herrera Peña ya que esa retractación nunca existió, además que ningún compañero de armas lo traicionó, pues José María Morelos siempre se mantuvo fiel a todos sus principios y valores insurgentes y religiosos pues quería ver a su patria libre del yugo español.

Aunque se consideró como un treta del virrey Félix María Calleja para dejarlo mal y poder destruir el ejército insurgente.

En la madrugada del 21 de noviembre día triste para México y José María Morelos ya que el Virrey Félix María Calleja sentencia la firma de muerte para este y la deja firmada para ser ejecutada. El encargado de hacer cumplir dicha tarea iba a ser el Comandante Manuel De la Concha ya que él había sido el ejecutor de su captura y tenía según ese privilegio. Este tuvo que ir a la cárcel y leerle la sentencia de muerte que José María Morelos la escuchó de rodillas muy triste por la decisión que se ha tomado en su contra.

Se dice que 18 años antes estaba de rodillas cuando recibió la unción sacerdotal para entregar su vida a Dios. El viernes 22 de noviembre del año 1815 a las seis de la mañana despiertan a José María Morelos le dan de desayuno pan con café, después de un rato lo encadenan de manos y pies. Lo trasladan en una carroza que esta resguardada por unos 50 soldados españoles lo van a llevar hasta la ciudad de Ecatepec.

Donde se iba a realizar la ejecución del Siervo de la Nación. Ya que el Virrey Félix María Calleja tenía la intuición que se le formaría un motín la Ciudad de México. Cuando José María Morelos paso frente la Basílica de la Virgen de Guadalupe oro por su vida quiso arrodillarse pero el peso de las cadenas no o dejaron.

El viaje se le hizo interminable por todo lo que pasaba por sus pensamientos. Llega a la ciudad de Ecatepec, como a la una de la tarde. El sacerdote que lo recibió fue Miguel Salazar, este fue enviado por el mismo Comandante Manuel de la Concha, y posteriormente dijo algunas palabras para confesarse ante Dios y la Virgen.

Para así tener cristiana sepultura. Después que tuvo la oportunidad de almorzar pudo hablar un momento con el Comandante Manuel de la Concha y el sacerdote Miguel Salazar, luego de haber terminado de hablar se quiso confesar otra vez. Antes de pasar al puesto de fusilamiento.

Fue traslado al punto de fusilamiento al estar allí rezó el salmo 5, como tenía cerca al Comandante Manuel de la Concha lo abrazo, este se aleja. Mientras se escucha el sonido de los tambores, se vendan los ojos, agarró fuertemente su crucifijo de oro, y exclamo las siguientes palabras “Señor, si he obrado bien, tú lo sabes, pero si he obrado mal, yo me acojo a tu infinita misericordia”.

Luego se hincó con espalda al pelotón de fusilamiento. Luego de eso se escuchó el estruendo de las armas de los 50 soldados españoles al dispararle, se escucharon dos descargas a la voz de mando del Comandante Manuel de la Concha.

Oficialmente es declarado muerto al Siervo de la Nación un 22 de noviembre de 1815, a las cuatro de la tarde. A la edad de 50 años su nombre completo era José María Morelos y Pavón sus restos fueron enterrados en la Columna de la Independencia de México. En la Ciudad de México.

Legado de José María Morelos

Su legado ha perdurado por años pues el mismo emperador Napoleón Bonaparte, llegó afirmar que con cinco soldados de la rectitud y valentía como José María Morelos pudiera haber conquistado el Mundo. Sus propios adversarios de batalla y de pensamiento le tenían alta estima, y así lo llegó a decir el virrey Francisco Javier Vanegas que tuvo varias batallas contra él. Pues dijo de José María Morelos, que era el principal director de la  insurrección mexicana y el mayor genio de recursos y astucia con mucha firmeza al actuar.

En honor a este gran hombre que ayudó a Independizar México del Imperio español, ha nombrado varios sitios con su nombre. Uno de la mayor importancia es que en su ciudad natal de Valladolid fue renombrada el 12 de septiembre del año 1828 cómo Morelia. Por Decreto del Congreso Local. También para el 21 de enero de 1869 en su honor el Presidente de México Benito Juárez nombró el estado de Morelos.

En el año de 1865 cuando se cumplía el centenario de su nacimiento se hizo una estatua ecuestre en el estado de Morelia. Que en la actualidad todavía sigue allí. Entre los años 1947 y 1987 imprimieron monedas de un peso, también de cien pesos. También durante la Segunda Guerra Mundial, un portaaviones fue llamado con su nombre. Y el cine mexicano le ha rendido tributo por varias películas que han sacado de su vida y todo lo que aportó a la cultura mexicana.

Descendientes de José María Morelos

En su vida fue un sacerdote y militar insurgente que creía en la fe católica, además de ser un hábil estratega para la guerra su primer hijo biológico fue Juan Nepomuceno Almonte con la señora Brígida Almonte, fue un General, político y diplomático mexicano, veterano de la batalla del Álamo.

Su otro hijo fue Manuel Jacobo Sosa Pavón fue un descendiente directo de José María Pavón. En vida fue un militar mexicano que estuvo bajo las órdenes de Emiliano Zapata y desempeño en los estados de Oaxaca y Tlaxcala, Puebla y Morelos. Improvisó la reparación de una vía para sacar las máquinas de de la Estación San Rafael al cuartel zapatista de Tlaltizapán. Sus últimos años de vida vivió de la pensión de los ferrocarriles

Si te ha parecido interesante el presente artículo sobre la biografía de José María Morelos te invito a visitar los siguientes enlaces: