Mediante este post, te presentamos la obra literaria La culpa es de la vaca, un libro que fue realizado por un colectivo en pro y beneficio de un nuevo humanismo. Contiene diversos textos que permiten la reflexión del lector para lograr una transformación en su ser interior. Ha sido un gran despliegue en América Latina.

LA CULPA ES DE LA VACA

¿De qué trata esta obra literaria La culpa es de la vaca?

A medida que los años pasan, se observa una transformación del mundo y consigo trae la evolución de los seres humanos, que deben adaptarse a nuevas circunstancias utilizando para ello, valores intrínsecos en las personas como es la tolerancia, el respeto mediante la creatividad de cada ser como individuo que comparte nuestro hermoso planeta.

Mediante esta obra podrás observar de manera amena y sencilla la forma en que los seres humanos intentan resolver sus enigmas, pues para nosotros siempre debe existir una causa o un causante de lo acontecido de allí el famoso título de esta sencilla y reflexiva novela La culpa es de la vaca.

Pues a la mayoría de las personas les cuesta responsabilizarse de sus acciones y en vez de asumir sus responsabilidades prefieren culpar a otros, un ejemplo puede ser el destino argumentando que es la vida que les ha tocado vivir y cambiarla es imposible; de ello nace esta obra para hacer reflexionar mediante lecturas sencillas y amenas sobre el sentir del lector.

A través de las investigaciones realizadas, se llegó a la conclusión que los seres humanos, le es difícil cambiar desde una perspectiva lineal, pues lo ven aburrido ya que es demasiado lógico y no admite cambios, sin embargo, al utilizar el pensamiento a favor de la creatividad mediante actividades lúdicas se puede realizar el cambio interno entre los distintos seres humanos, ya que permite una introspección del ser.

La misma se haya compilada en múltiples historias o fábulas que hacen reflexionar al lector, no desde lo lógico sino desde el ser interior, mostrando que pequeños actos dan grandes resultados si se escucha la voz del corazón, de allí se esboza la intención de estos múltiples autores al recopilar las historias más adecuadas para provocar sentimientos de encuentro entre cada uno de los lectores.

Como se puede evidenciar en esta obra La culpa es de la vaca, son sus textos los que permiten la reflexión de cada uno de los lectores mediante una lectura amena y sencilla que trae consigo aprendizajes en relación a nuestros actos, introduciendo la importancia de hacer uso de los valores que permiten el crecimiento de cada ser como persona única y responsable de sus acciones.

Este libro fresco y ameno, fue realizado por los escritores Marta Inés Bernal Trujillo y Jaime Lopera Gutiérrez, mediante sus recopilaciones, permiten estimular el pensamiento creativo de cada uno de los lectores, de allí su gran importancia que ha permitido que sea un libro de bolsillo y consulta en momentos de dudas. Ahora bien, te iremos presentando un esbozo de sus historias, continúa leyendo este interesante artículo.

Las fábulas o historias que integran la obra La culpa es de la vaca:

  • La culpa es de la vaca
  • Retrato de un perseverante
  • Fijar metas altas
  • La Asamblea en la Carpintería
  • Los cien días del plebeyo
  • Copos de Nieve
  • El árbol de manzanas
  • El e-mail
  • El Juicio
  • El problema
  • El televisor
  • La pregunta más importante
  • La felicidad es el camino
  • La ranita sorda
  • La gente que me gusta
  • El águila que nunca fue
  • Las metas
  • Fortunas del campo
  • Las diferencias
  • El Cometa Halley
  • Tanto para aprender
  • Auxilio en la lluvia
  • Recuerda a quienes sirves
  • Los obstáculos en nuestro camino
  • Matar la creatividad
  • Dar y perder la vida
  • Método para achicar la soberbia
  • El coleccionista de insultos
  • Los dos halcones
  • Las tres rejas
  • La casa imperfecta
  • El violín de paganini
  • Lo tuyo y lo mío
  • El perrito cojo
  • El árbol de los problemas
  • Ascender por resultados
  • La parábola del caballo
  • Empuja la vaquita
  • El regalo furtivo
  • Veremos
  • Los tres hermanos
  • El eco
  • Sembrar futuro
  • Quemar las naves
  • La carreta vacía
  • La felicidad escondida
  • La paz perfecta
  • Imaginar soluciones
  • Mi mejor amigo
  • La señora Thompson
  • Cualquier parecido
  • El mejor obsequio
  • El helado de vainilla
  • Las cicatrices de los clavos
  • El soldado amigo
  • La renovación del águila
  • Mirar los obstáculos
  • El círculo del odio
  • Huellas en el corazón
  • El elefante sumiso
  • Amor exe
  • Armar el mundo
  • La perfección de Dios
  • Todos somos águilas
  • El anca de un caballo romano
  • Aprendí y decidí
  • La marioneta
  • La mariposa perdida
  • ¿Quién me necesita?
  • El gusanito
  • Ganadores y perdedores
  • Zanahorias, huevos y café
  • Sólo con el tiempo
  • El círculo del noventa y nueve
  • Dar para recibir
  • El peso del rencor
  • El mensaje del anillo
  • Pesimista y optimista
  • Las cuentas de la vida
  • Lo que nos aporta el Japón
  • Lista breve
  • Cómo aprovechar esta lectura
  • Contrato de acción
  • Biografía de Jaime Lopera Gutiérrez
  • Biografía de Marta Inés Bernal Trujillo

Análisis de esta obra literaria

Como se puede observar en este interesante libro La culpa es de la vaca, el mismo presenta una serie de narraciones, fábulas e historias que permiten observar el desenlace de los protagonistas ante los eventos que se le presentaban en sus vidas, además de las decisiones que realizaron y traen una enseñanza al lector, desde una lectura sencilla pero contundente.

Demostrando como se puede asumir la responsabilidad de nuestros actos a través de estas sencillas lecturas, en vez de echarle la culpa a otro. En estos escritos se encuentran inmersos tópicos relacionados con la moral, los valores y la ética que deben ser la carta de presentación de cada uno de las personas que habitamos este hermoso planeta.

Es tan fácil su lectura, con ejemplos que permiten la interiorización de los lectores que se puede utilizar en empresas, centros educativos desde los niveles primarios hasta en la etapa universitaria, debido a su versatilidad, por lo que también se puede utilizar en centros no convencionales como son los espacios comunitarios.

En las instituciones de enseñanza, ha sido este libro, un medio de interacción entre los estudiantes y sus profesores además de integrar el ámbito familiar, debido a su fácil lectura y reflexión en las distintas historias que lo integran permitiendo el rescate de los valores, para formar mejores ciudadanos.

Sobre los autores de la culpa es de la vaca

Con respecto a Jaime Lopera Gutiérrez, nació en el año 1936 en la localidad de Calarcá en la nación colombiana, actualmente cuenta con ochenta y cuatro años de edad, ha cumplido varias facetas en su vida como es el caso de ser escritor, periodista, columnista además de consultor de empresas.

Además de las diversas funciones anteriormente destacadas, también se ha involucrado en el ámbito político de su nación, pues fue uno de los delegados en la Embajada de Colombia en la nación española. se ha especializado en las relaciones humanas, destacando gracias a su fácil lectura permitiendo la reflexión e introspección de los lectores.

Se puede destacar en este artículo, la colaboración de su esposa en la redacción de este libro La culpa es de la vaca, su nombre es Marta Inés Bernal Trujillo, nació en la localidad de Medellín, en la nación colombiana aún cuando se han realizado investigaciones se desconoce su fecha de nacimiento. Estudió la carrera de Trabajo Social y es egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana, luego amplió sus estudios con un postgrado en Gerencia sobre Recursos Humanos.

También ha ejercido como profesora universitaria, ha sido colaboradora en compañía de su esposo Jaime Lopera en la redacción de los libros La Carta a García, las narraciones que se han compilado en la Culpa es de la vaca, además de la segunda parte de la obra, que se titula así La culpa es de la vaca, Segunda parte.

Obras que han realizado los autores

  • El pez grande se come al lento
  • La carta a García y otras parábolas del éxito
  • El lado humano del conflicto
  • ¿De quién es la culpa?
  • La culpa es de la vaca, para líderes
  • La culpa es de la vaca, para niños
  • La culpa es de la vaca, para mujeres
  • La vaca sin culpa
  • Saque al tiburón de su pecera

Algunos pequeños análisis

El Juicio, es una sencilla historia que nos narra la sentencia a un hombre que era muy justo, pero era envidiado por los demás habitantes de la ciudad. en un momento dado le acusan y le llevan al juzgado y para demostrarle que ninguno de los presentes ha influido en la decisión le exigen escoger una opción de dos sobres que están sobre la mesa.

Más el protagonista de la obra era un hombre sabio e intuye desde su ser que le han jugado una trampa, pero no sabía cual era, temía por su vida por lo cual tomó uno de los papeles que estaban encima de la mesa y acto seguido en vez de leer en voz alta la sentencia que estaba dentro del sobre decidió comerse el trozo de papel. Todos los presentes quedaron sorprendidos. ¿Cúal decisión se había comido el hombre?

Pues es muy fácil, respondió el hombre sabio ¡Sólo hay que leer el papel que quedó sobre la mesa! Ambos papeles tenían la misma sentencia:  ¡Culpable! Pero la mayoría de los testigos de este acto no lo sabían, así que decidieron luego de una larga reunión liberar al hombre que había salvado su vida, logrando evadir a los hombres que le hicieron la trampa.

La paz perfecta, se cuenta la historia de un rey que tenía un hijo que era muy déspota y ansioso y quería demostrarle mediante un ejemplo lo que era la paz perfecta, así que ideó un concurso para que todos los artistas de las regiones vecinas pudiesen participar, era pintar un cuadro donde se evidenciase la paz perfecta.

Sus hombres dieron la noticia por todas las regiones y en seguida llegaron al palacio, diversos cuadros muy majestuosos con hermosas bellezas que el séquito del rey estaba organizando de acuerdo a esas hermosas representaciones.

Llegaron tal cantidad de obras y cada una de ellas más hermosas que las otras, era una decisión muy difícil para el gobernante de aquella nación; pensaban las personas encargadas de recibir y acomodar cada una de las obras y entre ellas se observaba una obra donde se visualizaba una gran tormenta acompañada de rayos y centellas, por lo cual la colocaron en un lugar apartado para no dañar la hermosa belleza de las otras pinturas.

No podían eliminarla, porque el juez del concurso sería el propio rey, así que decidieron colocarla en un rincón y taparla con una sábana para que no estropeara las bellezas que los otros artistas habían realizado y eran dignas del premio.

Llegó el día tan esperado, por fin el rey observaría las diversas obras para seleccionar el cuadro que demostraba lo que significa la paz perfecta. Al iniciarse el paseo por todas esas bellas obras, el rey se sentía muy triste, los de su séquito preguntaban ¿es que no le gustan las obras, majestad? A lo que él respondió: todas son bellas, pero ¡les falta algo!

Al llegar al final de las obras, pregunta ¿Qué es eso que está tapado? Una obra Majestad, les respondieron su séquito, pero sentimos que la misma afea las demás obras artísticas; el Rey se acercó y quitó la sábana de encima y se sorprendió al observar esa pintura, era una montaña alta con una cascada que llevaba sus aguas al mar en una noche de lluvia con truenos y relámpagos.

Parecía que el mar se fuese a salir de la obra, pero debajo de la cascada dentro de la cueva se observaba un pequeño árbol que sopesaba en su tronco las grandes cantidades de agua, y en una de sus ramas un nido con un ave que alimentaba a sus retoños.

El rey exclamó: ¡Esta es la obra ganadora, es lo que estaba buscando! pues la paz perfecta no es un sitio tranquilo es nuestro diario vivir con todas las atribuciones que le acontecen y en medio de los diversos problemas que puedan existir, siempre habrá un momento de calma en compañía de nuestros seres queridos.

Si te ha parecido interesante el presente artículo, te invito a visitar los siguientes enlaces: