Analectas de Confucio

Analectas de Confucio
Buscar en Amazon

Las Analectas de Confucio fueron escritas alrededor del año 500 aC y se atribuyen tradicionalmente a Confucio. Sin embargo, gran parte del texto real fue escrito por sus alumnos durante un período de tiempo que abarca los treinta a cincuenta años posteriores a su muerte. Se desconoce la fecha exacta de publicación. La versión más conocida hoy en día es una combinación de las versiones Lu y Qi del trabajo. Estos fueron compilados por Zhang Yu, un maestro del emperador Cheng, hacia el final de la dinastía Han occidental.

Género

Índice de Contenido

Esta obra es una compilación de charlas sostenidas entre el pensador y filósofo chino Confucio y sus discípulos. Es un grupo de divagaciones y reflexiones hechas en medio de un período de problemas geopolíticos en China.

Estructura y personajes

Las Analectas fueron grabadas por los discípulos de Confucio, probablemente a fines del siglo IV o principios del siglo V a. C., durante el período de los Estados Combatientes. Se compone de veinte capítulos, cada uno compuesto de aforismos, preguntas y notas atribuidas a Confucio y veinte de sus discípulos.

  • Meng I Tzu / Mang I: Un joven patricio del estado de Lu que fue enviado a estudiar con Confucio por su padre. Murió en el 481 a. C.
  • Meng Wu Po / Mang Wu: El hijo de Meng I Tzu / Mang I.
  • Tzu-yu / Tsze-yu: Otro discípulo
  • Yen Hui / Yan Yuan: El discípulo más famoso de Confucio. Su muerte prematura causó cierta confusión y se menciona en varios puntos del texto.
  • Tzu-lu: Un discípulo a veces llamado Yu.
  • Tzu-chang / Tsze-chang: Un discípulo
  • Duque ai: El duque de Lu de 494-468.
  • Confucio / El Maestro / Maestro K’ung: Filósofo, político y maestro chino que vivió entre 551 y 479 a. C. Su filosofía enfatizaba la moralidad, la sinceridad y la conciencia de la forma correcta de conducirse en todos los asuntos. Las Analectas representan una colección de sus dichos documentados por sus discípulos después de su muerte.
  • Lin Fang: Un discípulo que fue conocido por su ingenio lento y falta general de inteligencia.
  • Jan Ch’iu / Ran Qiu: Un ministro de la corte al servicio de la familia Chi.
  • Tzu-Hsia / Shang: Un discípulo venerado a quien Confucio felicita por su comprensión del Libro de las Canciones.
  • Wang-sun Chia: El comandante en jefe de Wei.
  • Tsai Yu / Zai Yu: Un discípulo de Confucio con quien expresó una gran decepción. Es retratado en el texto como perezoso y argumentativo.
  • Kuan Chung / Guan Zhong: Un estadista del siglo VII a. C. que construyó el poder del reino Ch’i.
  • Master Tseng: A veces llamado “Zengzi” o “Zeng Shen”, a este discípulo se le atribuyen varios dichos.
  • Jan Yung / Zhonggong: Una importante figura confuciana.
  • Maestro Yu / Yu Ruo: Este personaje aparece casi por completo en el Libro I y puede haber tenido sus propios discípulos.
  • Yuan Ssu: Poco se sabe de este discípulo.
  • Yan Yan: Un nativo de Wu, distinguido por su conocimiento literario.
  • Chang / Zi-zhang: Nativo de Chen, se cree que es cuarenta y ocho años más joven que Confucio.
  • Li / Po-Yu: El hijo de Confucio, que se cree que murió antes que su padre.
  • Yang Huo: Un retenedor de la familia Chi, se cree que usurpó el poder de la familia Chi después de ser nombrado administrador del dominio de Pi.
  • Kung-shan Fu-jao: El Guardián de Pi, la principal fortaleza de la familia Chi. Se rebeló contra la familia Chi en 502 a. C.
  • Chieh Yu: El loco de Ch’u.

Relación Título-Contenido

El nombre “analecta” significa un fragmento o extracto de literatura, o una colección de enseñanzas. En chino, el título del libro se lee literalmente “discusión sobre las palabras de Confucio”.

Resumen y sinopsis

El texto, con sus diálogos y reflexiones, tiene lugar durante el Período de los Estados Combatientes (475-222 a. C.), un período de gran agitación y reestructuración geopolítica cuando los vasallos del entonces soberano titular (dinastía Zhou) desertaron y se declararon independientes de Zhou. , convirtiéndose así en reinos por derecho propio. Es en este contexto que las Analectas deben ser leídas e interpretadas.

Debido al regionalismo y al faccionalismo que plagaron a China en ese momento, Confucio describe lo que se requiere por parte de los individuos, las comunidades y los gobernadores locales y nacionales para la reconstitución de una sociedad unificada, armoniosa, pacífica y ordenada.

Así, el lector encontrará, una y otra vez, el énfasis de Confucio en la necesidad de respetar a los mayores y las figuras de autoridad, la necesidad de que todos los miembros de la sociedad observen y acaten los rituales y ceremonias tradicionales, y la necesidad de todas las personas, especialmente aquellos que gobiernan, para cultivar la más alta virtud moral, que Confucio llama “virilidad”. Esta sola virtud, dice Confucio, es suficiente para guiar las acciones de uno lejos del mal y el crimen hacia la justicia y la paz.

Junto con la virilidad, Confucio agrega la necesidad de cultivar un sentido de filialidad, o piedad filial, que es un amor y respeto por los ancianos y las figuras de autoridad. Una población, dice Confucio, que ha internalizado este sentido de piedad filial será un pueblo que finalmente se gobierne a sí mismo y, por lo tanto, permita la mejor forma de gobierno por parte de los políticos: gobernar con la menor cantidad de coerción y fuerza punitiva.

Análisis

Desde la época de este filósofo, las Analectas de Confucio han influido fuertemente en la filosofía y los valores éticos de China y, más tarde, de otros países del este asiático. Un hombre que no estaba familiarizado con las Analectas era considerado inculto y no moralmente recto.

Junto con otras obras que componen los Cuatro Libros, las Analectas enseñan las principales virtudes confucianas: decoro, justicia, equidad y piedad filial. Durante casi dos mil años, las Analectas fueron la base de la educación china.

Frases

  • “Las palabras han de expresar con fidelidad nuestro pensamiento”
  • “No debe afligirnos el que los hombres no os conozcan. Lo lamentable es que no seáis dignos de ser conocidos por los hombres.”
  • “Los hombres vicioso procuran disimular sus faltas con apariencias de honradez.”

Libros que pueden interesarte

No se han encontrado entradas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar