El beso de la mujer araña

Buscar en Amazon

 El beso de la mujer araña es una novela de 1976 del escritor argentino Manuel Puig. Representa las conversaciones diarias entre dos compañeros de celda en una prisión argentina, Molina y Valentín, y el vínculo íntimo que forman en el proceso. Generalmente se considera el trabajo más exitoso de Puig.

Índice de Contenido

Resumen y sinopsis

En la novela El beso de la mujer araña, de Manuel Puig, Luis Alberto Molina, un peluquero, y Valentin Arregui Paz, un revolucionario marxista, son compañeros de celda en una prisión de Buenos Aires de septiembre a octubre de 1975. Sin el uso de una voz narrativa, Puig usa diálogos, informes de prisión y corrientes de conciencia para contar la historia. La mayoría de la novela está escrita en diálogo.

Molina, que cumple ocho años por la “corrupción de menores”, es animado y sociable, a diferencia de Valentin, un detenido, que es más reservado y pasa su tiempo libre estudiando filosofía y preparándose para reunirse con sus camaradas cuando sea liberado. Está claro, desde el principio, que Molina y Valentín tienen puntos de vista contrastantes y no están de acuerdo en muchas cosas.

Para pasar el tiempo y quedarse dormido, Molina le cuenta a Valentin tramas de películas detalladas y a menudo adornadas mientras yacen uno al lado del otro. La primera película trata sobre una chica cuyo miedo a convertirse en una mujer pantera se hace realidad cuando sospecha que su esposo tiene una aventura con su asistente. Valentin escucha e interrumpe para hacer comentarios, hacer preguntas y hacer comentarios críticos, lo que irrita a Molina.

 Luego comparte un complot de propaganda nazi, que Molina ama por su romance. Luego le cuenta a uno sobre un hijo sudamericano que desea participar en un movimiento político, que se relaciona con Valentin. Valentin comienza a hablar con Molina sobre su participación en el movimiento, pero también sobre sus sentimientos por Marta, una ex novia.

Resulta que Molina es una espía, en nombre del alcaide, y se supone que suaviza a Valentin para que revele los secretos de los movimientos del grupo político de Valentin. Puig teje en la corriente de conciencia, que se utiliza para representar los sueños de Valentín, así como sus pensamientos internos y los de Molina, revelando sus motivaciones.

Aunque inicialmente parece que no se gustan, Molina y Valentín lentamente se hacen amigos, abriéndose el uno al otro y, finalmente, compartiendo intimidad física. Molina comparte una película de zombies a pedido de Valentín por algo sobrenatural. Las tramas de la película son paralelas a las situaciones de los personajes, y cada una representa una relación tensa y un retrato de la manipulación.

Molina le miente al director y le dice que no ha aprendido nada con respecto al grupo político de Valentin, porque su relación con Valentin se está fortaleciendo. Molina quiere ser liberado y regresar con su madre, pero tampoco quiere dejar a Valentín.

Cuando Molina sale en libertad condicional, el alcalde lo sigue constantemente. Molina acepta pasar un mensaje para Valentin al grupo político, pero muere en el proceso. Al final, Valentin es torturado e interrogado. Le dan morfina y se deja llevar a un estado de ensueño donde se reconecta con su antigua novia, Marta.

Género: Novela

La forma de la novela es inusual ya que no existe una voz narrativa tradicional, una de las características principales de la ficción. Está escrito en gran parte como diálogo, sin ninguna indicación de quién está hablando, excepto por un guión (-) para mostrar un cambio de hablante.

También hay porciones significativas de la escritura de la corriente de conciencia. Lo que no se escribe como diálogo o corriente de conciencia se escribe como documentación gubernamental meta-ficticia. Las conversaciones entre los personajes, cuando no se centran en el momento, son relatos de películas que Molina ha visto, que actúan como una forma de escapar de su entorno. Por lo tanto, hay una trama principal, varias subtramas y cinco historias adicionales que comprenden la novela.

Personajes

  • Molina: uno de los protagonistas y el principal narrador. Es una mujer transgénero que ha sido encarcelada por “corromper a un menor”. Aunque nunca se dan detalles claros del incidente que cometió.
  • Valentín: El otro protagonista, y el principal oyente implicado. Es un revolucionario, encarcelado por pertenecer a una organización de izquierda que está tratando de derrocar al gobierno.
  • El Guardia: uno de los antagonistas de la novela; configura a Molina para espiar y recuperar información de Valentín, y recibe informes periódicos de él.
  • Gabriel: El camarero con quien Molina se hace amigo; él actúa como el principal interés amoroso de Molina a lo largo de la novela.
  • Marta: Marta es el interés amoroso de Valentín, a quien perdió para mantener un compromiso serio con su organización revolucionaria. Ella solo aparece en los recuerdos y corrientes de conciencia en la novela.

Análisis

Como en muchas de las novelas de Puig, El beso de la mujer araña  se centra en el tema del escapismo a través de la fantasía. En particular, Molina usa sus recuerdos de películas clásicas como un medio de escape. Le atraen especialmente las películas melodramáticas con un fuerte tema romántico, que es el foco central de su recuento de las películas. En un nivel, Molina desea escapar de la opresión y el aburrimiento de su celda. Él vuelve a contar las películas a Valentin como un medio para entretenerlos a ambos durante sus largas horas de prisión.

Para Molina, sin embargo, las películas también funcionan como una forma de escapismo de la opresión social que sufre como homosexual. Además, Molina se identifica con los personajes femeninos en todas sus películas; las películas luego representan para él un escape de su sexo designado como hombre, ya que prefiere pensar en sí mismo como una mujer.

Al principio, Valentin desprecia las obsesiones románticas de Molina; Para Valentin, tales fantasías son triviales y autocomplacientes en comparación con su idealismo político y activismo. Pero Valentin lentamente se ve atraído por el cine y, en el proceso, por una relación romántica con Molina. Al final, Valentin sucumbe por completo a un mundo de fantasía escapista.

Después de que Molina es liberado de la prisión, Valentin es severamente golpeado. En la sala del hospital, un asistente le da misericordiosamente una fuerte dosis de morfina para aliviarlo del dolor físico. Al aceptar la morfina, Valentin cede ante el escapismo que ha estado resistiendo todo el tiempo. La novela termina con la fantasía de romance de Valentin inducida por la morfina en un sueño del paraíso. Esto representa la derrota de los principios políticos de Valentin, que los funcionarios de la prisión efectivamente  han vencido.

Libros que pueden interesarte

Las inquietudes de Shanti Andia
Viaje al fin de la noche
Rebelión en la granja
La familia de Pascual Duarte
El Perro De Los Baskerville
Siddhartha
El viaje del elefante
La Metamorfosis
Cargando...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba