El viejo y el mar

El viejo y el mar Ernest Heminway
Buscar en Amazon

El viejo y el mar es una novela corta escrita por el autor estadounidense Ernest Hemingway en 1951 en Cuba, y publicada en 1952. Fue la última gran obra de ficción de Hemingway que se publicó durante su vida. Una de sus obras más famosas, cuenta la historia de Santiago, un viejo pescador cubano que lucha con un marlin gigante en la corriente del Golfo frente a las costas de Cuba.

Índice de Contenido

Resumen y Sinopsis

The Old Man and the Sea es la historia de una lucha épica entre un viejo y experimentado pescador y la captura más grande de su vida. Durante ochenta y cuatro días, Santiago, un viejo pescador cubano, se ha embarcado y regresó con las manos vacías. Es tan desafortunado que los padres de su joven y devoto aprendiz y amigo, Manolin, han obligado al niño a dejar al anciano para pescar en un bote más próspero.

Sin embargo, el niño continúa cuidando al anciano a su regreso cada noche. Ayuda al anciano a llevar su equipo a su destartalada cabaña, le asegura comida y discute los últimos desarrollos en el béisbol estadounidense, especialmente los juicios del héroe del anciano, Joe DiMaggio. Santiago confía en que su racha improductiva pronto llegará a su fin, y decide navegar más lejos de lo habitual al día siguiente.

En el día ochenta y cinco de su racha desafortunada, Santiago hace lo prometido, navega su bote más allá de las aguas costeras poco profundas de la isla y se aventura en la Corriente del Golfo. Él prepara sus redes y las deja caer. Al mediodía, un gran pez, que él sabe que es un marlin, muerde el anzuelo que Santiago ha colocado a cien brazas de profundidad en las aguas. El viejo engancha expertamente al pez, pero no puede jalarlo. En cambio, el pez comienza a tirar del bote.

Incapaz de atar la línea rápidamente al bote por miedo a que el pez rompa una línea tensa, el anciano soporta la tensión de la línea con los hombros, la espalda y las manos, listo para soltarse si el marlin corre. El pez tira del bote todo el día, toda la noche, otro día y otra noche. Nada constantemente hacia el noroeste hasta que finalmente se cansa y nada hacia el este con la corriente.

Todo el tiempo, Santiago sufre el dolor constante de la línea de pesca. Cada vez que el pez se lanza, salta o corre hacia la libertad, el cordón corta mucho a Santiago. Aunque herido y cansado, el anciano siente una profunda empatía y admiración por el marlin, su hermano en sufrimiento, fuerza y ​​resolución.

Al tercer día, el pez se cansa, y Santiago, privado de sueño, dolorido y casi delirante, logra acercar al marlin lo suficientemente cerca como para matarlo con un arpón. Muerto junto al bote, el marlin es el más grande que Santiago haya visto. Lo ata a su bote, levanta el pequeño mástil y zarpa hacia su hogar. Si bien Santiago está entusiasmado con el precio que el marlin traerá al mercado, le preocupa más que las personas que comerán el pescado no sean dignas de su grandeza.

Mientras Santiago navega con los peces, la sangre del marlin deja un rastro en el agua y atrae a los tiburones. El primero en atacar es un gran tiburón mako, que Santiago logra matar con el arpón. En la lucha, el anciano pierde el arpón y los trozos de valiosa cuerda, lo que lo deja vulnerable a otros ataques de tiburones.

El viejo lucha contra los sucesivos depredadores viciosos lo mejor que puede, apuñalándolos con una tosca lanza que ata con un cuchillo a un remo, e incluso golpeándolos con la caña del barco. Aunque mata a varios tiburones, cada vez aparecen más, y para cuando cae la noche, la lucha continua de Santiago contra los carroñeros es inútil.

Devoran la preciosa carne del marlin, dejando solo el esqueleto, la cabeza y la cola. Santiago se castiga por ir “demasiado lejos” y por sacrificar a su gran y digno oponente. Llega a casa antes del amanecer, vuelve a su choza y duerme profundamente.

A la mañana siguiente, una multitud de pescadores asombrados se reúne alrededor del esqueleto del pez, que todavía está amarrado al bote. Sin saber nada de la lucha del viejo, los turistas en un café cercano observan los restos del marlin gigante y lo confunden con un tiburón.

Manolin, preocupado por la ausencia del anciano, llora cuando encuentra a Santiago a salvo en su cama. El niño le trae café al viejo y los periódicos con los puntajes de béisbol, y lo observa dormir. Cuando el viejo se despierta, los dos acuerdan pescar como socios una vez más. El anciano vuelve a dormir y sueña con su sueño habitual de leones jugando en las playas de África.

Género: Ficción

El viejo y el mar  recae en una subcategoría de ficción llamada ficción literaria. Como es sabido, la mayoría de los libros asignados en la clase de literatura pertenecen al género de ficción literaria. Estos libros son más que simples historias agradables; Tienen capas. Ofrecen al lector una comprensión más profunda de la condición humana. Pueden ser viejos o nuevos, pero generalmente hay algo para reflexionar en sus páginas.

Sin embargo, la ficción literaria sigue siendo un género bastante amplio. Hasta ahora, todo lo que sabemos es que la historia está inventada, pero Hemingway le dio un significado adicional. Eso nos ayuda a encontrar el libro en la librería, pero en realidad no nos dice qué tipo de historia estamos a punto de leer.

Personajes

  • Santiago: el viejo del título de la novela, Santiago es un pescador cubano que ha tenido una larga racha de mala suerte. A pesar de su experiencia, no ha podido pescar durante ochenta y cuatro días. Es humilde, pero exhibe un orgullo justificado en sus habilidades. Su conocimiento del mar y sus criaturas, y de su oficio, no tiene paralelo y lo ayuda a preservar un sentido de esperanza sin importar las circunstancias.
  • El Marlin: que sabemos que al final de la novela mide dieciocho pies,  es el pez que atrapa en la primera tarde de su expedición de pesca en aguas profundas. Debido al gran tamaño del marlin, Santiago no puede jalar al pez, y los dos se involucran en una especie de tira y afloja que a menudo parece más una alianza que una lucha.
  • Manolin: presumiblemente es un niño o está en su adolescencia, Manolin es el aprendiz y asistente devoto de Santiago.
  • Joe DiMaggio: Aunque DiMaggio nunca aparece en la novela, juega un papel importante. Santiago lo adora como un modelo de fortaleza y compromiso, y sus pensamientos se vuelven hacia DiMaggio cada vez que necesita tranquilizarse de su propia fuerza.
  • Martin: Al igual que Perico, Martin, dueño de un café en el pueblo de Santiago, no aparece en la historia.
  • Perico: Perico, es dueño de la bodega en el pueblo de Santiago. Nunca aparece en la novela, pero cumple un papel importante en la vida del pescador al proporcionarle periódicos que le informan los puntajes de béisbol.

Análisis

Hemingway pasa mucho tiempo estableciendo conexiones entre Santiago y su entorno natural: los peces, las aves y las estrellas son todos sus hermanos o amigos, tiene el corazón de una tortuga, come huevos de tortuga para fortalecerse, bebe aceite de hígado de tiburón para la salud , etc.

Además, elementos aparentemente contradictorios se muestran repetidamente como aspectos de un todo unificado: el mar es amable y cruel, femenino y masculino; el hombre de guerra portugués es bello pero mortal; El tiburón mako es noble pero cruel.

La premisa de la unidad de la novela ayuda a socorrer a Santiago en medio de su gran tragedia. Para Santiago, el éxito y el fracaso son dos facetas iguales de la misma existencia. Son formas transitorias que caprichosamente llegan y salen sin afectar la unidad subyacente entre él y la naturaleza.

Mientras se concentre en esta unidad y se vea a sí mismo como parte de la naturaleza y no como un antagonista externo que compita con ella, no puede ser derrotado por las desgracias que le sucedan.

Libros que pueden interesarte

Grandes expectativas
Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el ropero
Las mil y una noches
Don Quijote de la Mancha

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar