Inteligencia emocional

Inteligencia Emocional de Daniel Goleman explica la importancia de las emociones en tu vida, cómo ayudan y lastiman tu capacidad de navegar por el mundo, seguido de consejos prácticos sobre cómo mejorar tu propia inteligencia emocional y por qué esa es la clave para llevar una vida exitosa.

Aunque Focus es el libro de Daniel Goleman que ha sido más exitoso y aclamado como uno de los mejores, Inteligencia Emocional (o EQ) es en realidad mucho más popular. Su obra maestra ha vendido más de 5 millones de copias en todo el mundo y ha sido traducida a 40 idiomas.

Resumen y sinopsis

Goleman explica cómo dos mentes separadas viven en nuestros cerebros, una racional y otra emocional, y por qué las cinco habilidades clave que conforman su “alfabetización” emocional son en realidad un predictor mucho más grande de felicidad y éxito que la capacidad por la cual generalmente lo medimos: el IQ.

Aquí hay 3 lecciones sobre qué es la inteligencia emocional, por qué es tan importante y cómo se puede obtener más:

  • La inteligencia emocional se basa en la autoconciencia y la autorregulación.
  • Un IQ alto te hace más saludable y más exitoso.
  • Puede aumentar su IQ al reflejar el lenguaje corporal de otras personas y pensar con optimismo.

Lección 1: La inteligencia emocional depende de su capacidad de ser consciente de sí mismo y de autorregularse.

Hay dos partes para ser emocionalmente inteligente. Una es ser emocionalmente consciente de sí mismo. Simplemente significa que eres capaz de reconocer y etiquetar tus sentimientos.

Por ejemplo, cuando los niños aprenden a hablar, generalmente necesitan que se les dé primero el vocabulario, por lo que si tu hijo está enojado porque no lo dejas comer dulces antes de la cena, sabrá que se siente mal, pero no puede decir qué es exactamente, hasta que le diga que lo que siente es ira.

La segunda parte de la ecuación del ecualizador es la autorregulación emocional.

Como adulto, ser capaz de ver tus emociones en un nivel meta (gracias a la atención plena, aprendido de la meditación u otros ejercicios de autoconciencia) es crucial para elegir cómo reaccionar ante tus sentimientos, o si debes reaccionar en absoluto.

Por ejemplo, cuando te sienta en tu oficina y escuchas un golpe fuerte y repentino, como el sonido de una explosión, tu centro de procesamiento emocional lo percibirá como una amenaza y pondrá a tu cuerpo en modo de alerta. Pero cuando tu cerebro racional verifica dos veces y ve que no hay una amenaza real allí, lo calma de nuevo para que pueda volver al camino de lo que estaba haciendo anteriormente.

Ambas cualidades dependen en gran medida de las conexiones neuronales entre tu cerebro racional y tu cerebro emocional, que, si se corta, puede causar serios problemas.

Lección 2: Si tienes un EQ alto, es más probable que tengas éxito y estés sano.

El coeficiente intelectual, el nivel de su inteligencia, suele ser lo que creemos que determina el éxito. Pero la investigación de Goleman lo llevó a creer que la EQ, la inteligencia emocional, es igual, si no más importante, para encontrar la felicidad.

Por ejemplo, en el mundo de los negocios y las carreras, los estudiantes con mayores niveles de empatía parecen obtener mejores calificaciones, incluso si sus compañeros son igual de inteligentes. Esto se debe a que pueden manejar mejor sus sentimientos, por ejemplo aburrirse, pero seguir haciendo su tarea, y desempeñarse mejor en entornos sociales, como saber cuándo hablar y cuándo estar callados en clase.

Del mismo modo, como sabrás por el famoso experimento de malvavisco, los niños que pueden disciplinarse mejor a una edad temprana también tienden a desempeñarse mejor más adelante.

Además, los gerentes, que tienen habilidades sociales, tendrán el poder de persuadir a las personas cuando lo necesiten y, por lo tanto, realizar un mejor trabajo al liderar a las personas.

Su salud también depende en gran medida de su EQ, porque cuanto más tenga, mejor podrá mitigar el estrés, lo que puede prevenir muchas, si no todas, las enfermedades más prevalentes de nuestro tiempo.

Lección 3: Puedes aumentar tu EQ al reflejar el lenguaje corporal de otras personas y pensar con optimismo.

Aquí hay dos ejercicios realmente geniales para aumentar tu inteligencia emocional:

  • Refleja el lenguaje corporal de otras personas.
  • Convéncete de que sus fallas son el resultado de cosas que puedes cambiar.

El primer ejercicio no solo te ayudará a conectarte mejor con la persona que está al otro lado de la mesa, sino que también te hará mucho más consciente de ti mismo emocionalmente.

Por ejemplo, cuando la persona con la que habla tiene una buena postura, enderezar su propio cuerpo le enviará sutiles señales no verbales, que pueden confiar en usted, ayudarlo a darse cuenta de cómo se siente con una buena postura y también te hace más empático, porque ahora sabes cómo te sienten cuando su cuerpo está en esa pose.

Es uno de esos escenarios de “fingir hasta que lo consigas”, que te ayuda a desarrollar mejores hábitos.

El segundo ejercicio te ayuda a ser optimista. Las personas optimistas continúan intentándolo, porque creen que sus acciones marcan la diferencia y, por lo tanto, tienen más probabilidades de tener éxito. Esto se basa en cómo explican los fracasos.

Piensan que los malos eventos son temporales, externos y específicos, y que tienen el poder de cambiarlos para mejorar haciéndolo mejor la próxima vez. Entonces, la próxima vez que algo salga mal, díganse: “Está bien, esto va a pasar, es solo una cosa, ¡mejoraré y mejoraré en esto!”

Título e Introducción

El título intrigante de “Inteligencia emocional” de Daniel Goleman afirma que el libro es innovador. También sugiere que el libro redefinirá lo que significa ser inteligente. El subtítulo inicia la controversia al informar que la inteligencia emocional es más importante que la puntuación del coeficiente intelectual.

El capítulo introductorio “El desafío de Aristóteles” comienza con una cita de Aristóteles sobre las emociones agresivas. El desafío se ofrece a aquellos que consideran que la inteligencia sola es suficiente para que su vida sea exitosa. Las teorías hereditarias de la inteligencia son criticadas.

Análisis

¿Sabes cuántos libros de no ficción realmente tienen un buen punto que destacar y luego llenan 200 páginas adicionales con información adicional para que realmente puedan publicarlo como un libro? La inteligencia emocional NO es así.

Es súper completo. Después de presentarte por primera vez las emociones en general y por qué son importantes, Goleman explica la idea del ecualizador, qué lo constituye, por qué es genial y cómo mejorarlo.

¿Te dejas llevar constantemente por tus emociones? ¿Te gustaría aprender a controlar tus reacciones emocionales en casa o en el trabajo? ¿O tal vez necesitas ayuda para lidiar con las emociones de otra persona?

Inteligencia emocional de Daniel Goleman es el libro estándar de oro sobre las emociones: qué son las emociones y por qué las tenemos, cómo podemos mejorar en su manejo y por qué el bienestar de la humanidad podría depender de que lo hagamos.

Las emociones son fuertes impulsos que nos instan a tomar medidas inmediatas. Se basan en necesidades fundamentales (generalmente supervivencia) y están diseñados neurológicamente para impulsarnos a la acción sin pensar demasiado: “¡huir del tigre antes de considerar las opciones nos mata!”

No hay nada de malo en sentir emociones: los problemas surgen cuando las emociones no están en sintonía con la situación y cuando no expresamos nuestras emociones de manera productiva o segura.

Libros que pueden interesarte

El monje que vendió su ferrari
Como ganas amigos e influir sobre las personas
poder sin limites
Piense y Hágase Rico
Tus zonas erróneas
Veronika decide morir
El Secreto
Gente tóxica

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba