La buena suerte

Buscar en Amazon

“La buena suerte” es un texto escrito por Alex Rovira y Fernando Trías de Ves, publicado en el año 2004. Es un libro que nos muestra un enfoque acerca de lo que significa la suerte y cómo nosotros debemos esforzarnos para lograr los objetivos trazados, al igual que lo hizo el personaje Sid.

Índice de Contenido

Personajes del libro “La buena suerte”:

Los personajes principales son los dos caballeros Sid y Nott, quienes asumieron el reto de hallar el trébol de la suerte.

En esta historia además aparecen diferentes personajes fantásticos como: el mago Merlin, el gnomo, Secuoya, la Dama del Lago, Ston (la Dama de las piedras), el viento, el dueño del destino y de la suerte.

Resumen de “La buena suerte”:

Este libro nos relata una historia que comienza  con Merlín, un mago que le quería pedir algo a unos caballeros, ya que anteriormente ellos le habían pedido que hiciera algunos retos para destacar sus destrezas.

Pero el mago les quería pedir algo totalmente diferentes, por lo cual les comenta que hay un trébol de la suerte que tiene cuatro hojas y en siete noches aproximadamente nacerá. Lo cual le otorga mucha suerte al que la porta. Todos se sienten emocionados y se disponen a buscarla.

Merlín les dice que conseguir este trébol no será fácil, ya que nacerá en el “Bosque encantado”  que está en la parte de atrás del Valle,  al pasar la colina y no sabía exactamente dónde hallarla. Así que los caballeros no se sentían confiados, ya que el bosque era muy grande para localizar a ese trébol, y varios no quisieron ir.

Uno de los caballeros de nombre Nott le dijo que si encontraba el trébol seria solo para él porque la misión era muy difícil.  Por otro lado, Sid, otro caballero, dijo que si iría, ya que creía totalmente en el mago.

Así que ambos caballeros se dispusieron a ir a esa misión. Sid iba en su caballo blanco y su compañero Nott en su caballo negro. Luego de dos días seguían el viaje a ese bosque. Pero descansaron un poco antes de empezar la búsqueda. Los dos caballeros viajaron por separados y ninguno sabia donde se encontraba el otro.

Al día siguiente, Nott le pregunta a un gnomo acerca de este trébol, ya que él conocía mejor la tierra. Pero este le responde que en esas tierras no nace, así que Nott algo enojado agarra su caballo y se dispone a marcharse, pero sintió algo de temor. Así que ignora lo que le dice el gnomo.

Por otro lado, Sid, pensó igual que su compañero y se dispone a buscar al gnomo para preguntarle sobre el trébol. Cuando lo ve le pregunta acerca del trébol, pero el gnomo estaba bravo y le responde que ahí no hay ningún trébol. Sin embargo Sid sospecho que algo estaba pasando.

Sid quiso indagar aún más y le pregunta al gnomo el por qué ese trébol no puede nacer en ese lugar. Este le contesta que no nacían los tréboles, ya que solo nacían en tierra fresca y removida, y en ese lugar se veían muchas piedras y era imposible que se dieran esos tréboles.

Pero Sid persiste en buscar la manera de hallar ese trébol y le pregunta al gnomo dónde lo puede encontrar.  El Cowls, así que Sid se dispone a buscar ese lugar. Cuando llego se fue a un lugar algo apartado y  preparó la tierra, y aunque no tenía idea si el trébol nacería ahí quiso hacer algo diferente. Se fue a descansar con la ilusión de que nacería en ese lugar, aunque sabía que las posibilidades eran pocas.

Al cuarto día, el otro caballero Nott estaba reflexionando acerca de lo que le había dicho el gnomo, pero decidió seguir indagando. Luego se acercó a un lago para beber agua y se sentó, y entonces escuchó la voz de una mujer que le preguntaba quién era.

Esta voz era de la Dama del lago, quien les dijo que se fueran de ahí, y Nott le pregunto acerca del trébol, pero ella comienza a reírse y le contesta que en ese bosque no nacen los tréboles, ya que estos necesitan mucha agua. Al escuchar esto, Nott se sintió muy triste y engañado. No sabía qué hacer, así que montó su caballo con la ilusión de hallar ese trébol.

Por otro lado, Sid ve que a la tierra le falta agua porque está muy seca y se dirige a buscar agua y se consigue con la Dama del lago, quien le da agua a cambio de su ayuda. Así que rego su tierra y se quedó dormido.

Al día siguiente, ambos caballeros contactan por separado a Secuoya, quien es el primer habitante del bosque, para preguntarle sobre el trébol. Pero este dice lo mismo que los anteriores, que en ese lugar no nacen porque el bosque tiene muchas sombras. Nott se siente defraudado por dejarse llevar por los demás, se siente engañado y muy triste.

Pero Sid le pidió permiso a este hombre para poder quitar algunas ramas de los árboles, y este le dio permiso. Así que quito las ramas y se durmió pensando en su trébol con mucha esperanza.

Al día siguiente, Nott se sentía muy desanimado y no quería regresar sin nada y sin su amigo Sid. Pero este por el contrario, cuando despertó  observó un rayo de sol en su tierra, pero sentía inquietud sobre lo que le faltaba a su tierra para que naciera el trébol.

Así que se le ocurrió subir a una roca de la montaña, y apareció Ston, la madre de las piedras, quien le dijo que debía quitar las piedras y este lo hizo y se fue a dormir.

Cuando despertó se dio cuenta de que su trébol no había crecido. Pero pensó que por lo menos lo había intentado. En eso se le apareció el viento, el dueño del destino y de la suerte e hicieron llover muchísimas semillas de tréboles que caían en todo el bosque. De allí nacieron tréboles hermosos y mágicos, lo cual significaba una suerte infinita. Finalmente la buena suerte se les presenta a los que hacen algo, no a los que se quejan sin hacer nada. Luego Sid se marchó con el mago.

Análisis:

En este libro “La buena suerte”, se muestra un enfoque muy interesante acerca de lo que significa la suerte para las personas, ya que es algo que se debe buscar en el interior y no en el exterior. De esta manera cada quien será el protagonista principal de su vida, forjando un destino lleno de oportunidades.

Por otro lado, este texto es de gran ayuda para el desarrollo personal, ya que nos hace reflexionar en torno a nuestras actitudes negativas que debemos cambiar. Además te ofrece las herramientas para que tomes acción sobre aquello que deseas lograr en tu vida.

En cada capítulo del libro, el lector se siente motivado y tiene esperanzas de que el personaje Sid logre ver el nacimiento de su apreciado trébol, ya que notamos su entusiasmo y sus ganas de cuidar bien la tierra para que este naciera, aun sabiendo que había pocas posibilidades de que sucediera. Nada lo desanimó, siempre tuvo esperanzas y el mismo se daba ánimos cuando decía que al menos lo había intentado.

Libros que pueden interesarte

El juego del ángel
Las crónicas de Narnia y el príncipe Caspian
Alicia en el país de las maravillas
El nombre del Viento
bomarzo
Harry Potter Y El Prisionero De Azkaban

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba