La Divina Comedia

Buscar en Amazon

La Divina Comedia de Dante Alighieri es un famoso poema épico medieval italiano que representa los reinos de la otra vida. Dante (que nació en 1265) la escribió en algún lugar entre 1308 y su muerte en 1321, mientras estaba en el exilio de su ciudad natal de Florencia, Italia, que había estado soportando una guerra civil.

La Divina Comedia se divide en tres volúmenes separados, cada uno con 33 cantos (o capítulos). Estos volúmenes son El Infierno, El Purgatorio y El Paraíso.

Resumen y sinapsis

En este poema épico de tres partes, Dante Alighieri lleva a sus lectores a una peregrinación al Cielo a través de viajes primero a través del Infierno y el Purgatorio. Es un viaje espiritual que expone los males del pecado a través de la narración en primera persona del personaje principal llamado Dante el Peregrino.

El viaje del peregrino a través de los reinos de los muertos dura desde la víspera del Viernes Santo hasta el miércoles siguiente a la Pascua del año 1300. El poeta romano Virgilio es el guía del peregrino a través del infierno y el purgatorio. Beatrice, que representa a la mujer ideal de Dante, lidera el paso por el cielo.

Dada su importancia religiosa, no es sorprendente que La Divina Comedia esté estructurada como una trinidad. Las tres secciones mencionadas en términos literarios se conocen como cánticas y suman 14.233 líneas. Cada cántica está compuesta por treinta y tres cantos, una vez más dando significado al número “tres”. El poema tiene una introducción, que se considera parte de la primera cántica, lo que le da al trabajo un total de cien cantos.

La sección inicial del poema, El Infierno, encuentra a Dante perdido en el pecado, representado simbólicamente como un bosque oscuro. Es atacado por un león, un leopardo y una loba y no puede encontrar una salida a la seguridad, o en el contexto religioso del poema, la salvación. Esta situación está representada por una montaña que oculta el sol. En última instancia, Virgilio lo rescata y los guía a través del inframundo.

Todo pecado en el Infierno tiene un castigo que simbólicamente, incluso irónicamente, nivela la justicia. Como ejemplo, los videntes o adivinos pecaminosos están destinados a caminar con las cabezas atadas hacia atrás para no poder hacer lo que hicieron en la vida: ver lo que está por venir.

Los tres animales que atacan a Dante simbolizan los pecados de ser indulgente, violento y malicioso. El infierno está estructurado como nueve círculos en los que se clasifican los pecadores. Aquellos que sufren de incontinencia o falta de moderación caen en círculos del uno al cinco.

El orgullo o la violencia forman los círculos seis y siete. El fraude y la malicia son los pecados relacionados con los círculos ocho y nueve. Cada uno de los círculos significa un mal cada vez más profundo que termina en el núcleo de la tierra, el reino de Satanás. Los castigos por los pecados de cada círculo varían.

Después de sobrevivir al viaje por el Infierno, Virgilio conduce a Dante al Purgatorio, una montaña en el otro lado del mundo que se formó a partir de la creación delInfierno.

La montaña tiene siete terrazas que representan los siete pecados capitales. En el reino del Purgatorio, los pecados se clasifican más en función de los motivos que en las acciones de uno. Teológicamente, hay una base cristiana, aunque Dante no se basa exclusivamente en la Biblia.

El amor es un tema importante en La Divina Comedia. El amor se vuelve pecaminoso cuando es impulsado por el orgullo, la envidia o la ira. También es pecaminoso cuando es perezoso o débil, o demasiado fuerte por lujuria, gula o avaricia.

Una región adicional del Purgatorio es el hogar Ante-Purgatorio de aquellos excomulgados de la iglesia y aquellos que murieron, quienes pudieron haberse arrepentido pero no habían recibido ritos. El purgatorio es una alegoría de la vida cristiana. Los ángeles escoltan allí a las almas con la esperanza de que puedan alcanzar la gracia divina. La estructura del Purgatorio desde una perspectiva científica muestra un conocimiento medieval de la Tierra como una esfera.

En la etapa final de su peregrinación, Beatrice escolta a Dante a través de Paraíso, es decir, el Cielo. Ella lo guía a través de las nueve esferas celestiales del cielo. Mientras que el Infierno y el Purgatorio se basaban en clasificaciones del pecado, el Cielo está estructurado alrededor de las cuatro virtudes cardinales y las tres virtudes teologales.

Las siete esferas iniciales del Cielo están relacionadas con las virtudes cardinales de la prudencia, la fortaleza, la justicia y la templanza, y es donde se encuentran quienes encarnan dichas virtudes.

La octava esfera contiene aquellos que alcanzaron la fe, la esperanza y el amor, que se consideran las virtudes teologales y representan el logro de la perfección humana. El noveno círculo del cielo es el lugar de los ángeles, los seres nunca tocados por el pecado. Un nivel final, que en cierto sentido lleva el total a diez, es el Empyrean en el que se encuentra la esencia de Dios.

El Paraíso es de una naturaleza más espiritual que las otras dos regiones de La Divina Comedia. Dante interactúa con varios santos allí, incluidos Tomás de Aquino y los santos Pedro y Juan. Al final del texto, Dante tiene una epifanía que, aunque no puede explicar completamente, revela el misterio de Cristo y se siente como uno con Dios.

Género: Epopeya

Una epopeya es generalmente un canto (poema en verso) muy largo que cuenta una historia épica. La Divina Comedia contiene cien cantos escritos en terza rima, una forma de verso italiano inventada por Dante. Consiste en estrofas de tres líneas en las que la línea 2 de una estrofa rima con las líneas 1 y 3 de la estrofa siguiente.

El título, La Divina Comedia, no implica que el poema sea de naturaleza humorística. Más bien, el poema es una “comedia” en el sentido de que es del estilo clásico que existió en asociación con la tragedia. Las tragedias tradicionales tenían tramas que comenzaron con un evento optimista o positivo, pero terminaron en tristeza, muerte o una existencia oprimida. La comedia, considerada un género básico, fluyó en la dirección opuesta con tragedia, o al menos infelicidad, alcanzando una culminación feliz u optimista.

Personajes

  • Dante: El personaje principal, o protagonista, del poema es el propio autor. Ningún otro poeta épico antes que él, incluidos Homero y Virgilio, se habían convertido en los personajes principales de sus poemas.
  • Virgilio: el fallecido poeta romano Publio Virgilio Maro escolta a Dante a través del Infierno y el Purgatorio. Simboliza la razón humana. Virgilio (70-19 aC), un poeta que Dante admiraba, escribió la gran epopeya latina La Eneida.
  • Beatrice Portinari: (1265-1290) guía a Dante al reino celestial. Beatrice, que representa la fe y la gracia, fue el primer amor de Dante.
  • San Bernardo: un monje y abad cisterciense francés, San Bernardo de Claraval (1090-1153), guía e instruye a Dante cuando el poeta llega a la región más alta del cielo.

Análisis

El trabajo de Dante, aunque en gran medida estaba de acuerdo con las enseñanzas católicas del siglo XIV, revela la visión de un individuo. Por ejemplo, la división tripartita de Dante de la otra vida en el Infierno, el Purgatorio y el Cielo sigue el dogma estándar, pero su descripción del Purgatorio como una montaña en el hemisferio sur fue su propia invención.

Dante nunca es antirreligioso, aunque a veces es anticlergénico. A veces criticaba a los líderes religiosos porque tenía un concepto personal claro del papel espiritual de la iglesia y el papel mundano del imperio, cada uno de los cuales veía como divinamente ordenado en su papel específico.

Dante también tenía un concepto claro de ética cristiana. En su trabajo, muestra la tradición del amor cortés trascendido por el amor divino. También retrata el amor como la causa raíz de todos los vicios y virtudes humanos.

Dante usa la idea del contrapasso (retribución) para proporcionar la justificación para lidiar con las acciones buenas y malas durante la vida y encontrar el lugar adecuado para todos en la otra vida. Cada acto humano recibe un castigo o recompensa que no solo es proporcional sino también simbólicamente en especie.

Por ejemplo, los pecadores arrepentidos en el Purgatorio caminan a través del fuego para quemar el fuego terrenal de la lujuria. Dante usa la imagen del fuego con moderación para mantenerlo simbólicamente apropiado y para evitar el pecado glamoroso; él prefiere mostrar la frialdad escalofriante del mal.

Libros que pueden interesarte

La Eneida
El Ramayana
EL MAHABHARATA

1 comentario en “La Divina Comedia”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba