La prueba del cielo

“La prueba del cielo” es un libro escrito por Eben Alexander. En este libro se abordan temáticas relacionadas con la ciencia y la religión. Lo cual causa cierta controversia en el lector, ya que se hablan aspectos acerca de la existencia de otro mundo más compasivo.

Personajes de “La prueba del cielo”:

El personaje protagonista de la historia es el mismo autor Eben quien nos relata su experiencia mientras estuvo en coma debido a una enfermedad grave. A raíz de esto tuvo su experiencia sobrenatural, en la cual visitó el cielo.

Resumen:

Esta historia se trata acerca del doctor Eben Alexander, quien había desechado toda revelación acerca de Dios, la muerte y el cielo, y de cómo esto se puede conectar con la parte neurológica de la mente humana. Pero luego de su experiencia se da cuenta de muchas cosas. Este personaje era especialista y en 2008 se contagió de meningitis bacteriana que lo condujo a un coma.

En esa semana, cuando su vida se encontraba en un hilo, su mente estaba viviendo activamente, y resurgió en una sustancia repugnante semejante a una gelatina y después fue dirigido por una niña muy linda con ojos azules. Emana un destello que proviene de un universo que dilucida a un Dios que todo lo ama.

En este sentido, el Dr. Alexander, de 58 años, después fue transformado por la experiencia. Lo cual lo obligó a redactar este libro primeramente titulado  “Test of Heaven”, el cual nos habla de toda su experiencia, ya que él sabía perfectamente que estaba en juego su reputación profesional dentro del ámbito escritural.  Sin embargo este texto servirá para abrirle los ojos a los escépticos, sobre todos a los médicos, para que además abran su mente a algo nuevo.

En esta obra, el Doctor narra que las experiencias de esta vida adyacente nos muestran algo más allá de nuestras propias limitaciones. Nos lleva a conocer un mundo mejor, compasivo. Él afirma que su versión del cielo es todavía más psicológica que la mayoría de los testimonios.

Sin embargo, él tiene la experiencia, debido a su preparación como cirujano en Harvar y su capacitación en la Universidad de Duke. Así que él tiene mucho conocimiento acerca de la ciencia, pero ésta no puede explicar su experiencia. Éste autor afirma que durante el coma, el cerebro no funcionada.

Análisis de “La prueba del cielo”:

Este es un texto muy íntimo y personal de autoayuda, donde el autor asevera la existencia del cielo, y que él estuvo ahí presente. Nos relata que lo que él experimentó no fue producto de un sueño o de su imaginación, ya que todo en su mayoría, lo que pasó con él fue estar en coma, entre el primer y quinto capítulo. También resalta el hecho de que muchas personas han estado en su misma situación.

En este sentido, en este libro relata un hecho polémico y sobrenatural. El autor además afirma que no tuvo problemas en regresar y después del viaje, se percató de que estamos en este mundo por una sola razón y que nuestras almas tienen como fin culminar la misión a la que están destinadas.

Finalmente “La prueba del cielo” es un testimonio muy revelador sobre todo para un científico que siempre había descartado la existencia de algo sobrenatural, de Dios y del cielo. Pero la vida misma a través de una enfermedad le mostró que hay algo más allá, que es inexplicable para la ciencia, y que puede significar el comienzo de una nueva generación más humana y menos científica, donde el alma cobre el verdadero valor que tiene, ya que está destinada a cumplir una meta en este mundo.

Este libro nos muestra la idea de encontrar un mundo más noble, humano y compasivo, donde no solamente se considere la ciencia como la solución a todos los problemas, sino que existe una vida espiritual que muchas veces no comprendemos. Pero semejantes experiencias determinan que sí existe algo más que no se puede palpar y que nos puede llevar al descubrimiento de mundos desconocidos. Lo cual es bastante controversial para este mundo tan racional y que se afianza específicamente en lo científico y médico, para tratar diversas enfermedades.

Cuando en realidad, el problema radica en  nuestra alma y en los aspectos que no hemos resuelto en nuestra vida. Para un científico, este relato podría significar un desprestigio total, pero sus conocimientos amplios, le permiten tener los argumentos sólidos para refutar su teoría y dar fe de que su experiencia fue real y no producto de su imaginación.

Citas textuales de la obra:

“Cuando mañana comience sin mí y yo no esté aquí para verlo, si el Sol se alzase y encontrase tus ojos rebosantes de lágrimas por mí; ojalá no llores como has llorado hoy, al pensar en las muchas cosas que no llegamos a decirnos. Sé lo mucho que me quieres, tanto como te quiero yo a ti, y sé que cada vez que pienses en mí también tú me echarás de…”

 “La risa y la ironía son los medios que utiliza nuestro corazón para recordarnos que no somos prisioneros en este mundo, sino viajeros de paso.”

 “En mi viaje no descubrí sólo el amor, sino también quiénes somos y la profunda medida en que estamos conectados, es decir, el verdadero sentido de toda existencia. Allí arriba descubrí quién soy y al volver aquí comprendí que los últimos cabos sueltos de mi ser estaban atándose.”

 “Comunicarse con Dios es la experiencia más extraordinaria que se pueda imaginar, pero al mismo tiempo es la más natural del mundo, porque Dios está presente en todos nosotros en todo momento.”

“Sólo podemos ver aquello que nuestro cerebro filtra. El cerebro —sobre todo el hemisferio izquierdo, la parte lingüística y lógica, que genera nuestro sentido racional y la sensación de un ego o yo claramente definido— es una barrera que nos impide experimentar y conocer cosas superiores.”

 “Lo que me reveló mi experiencia es que la muerte del cuerpo y del cerebro no supone el fin de la conciencia, que la experiencia humana continúa más allá de la muerte.”

Libros que pueden interesarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba