Medea de Eurípides

Buscar en Amazon

Esta tragedia griega está considerada como una de las mejores obras de Eurípides. Se sabe que fue representada por primera vez en 431 a.C. en la edición 87 de las Olimpíadas junto a tres obras más de las que no se tienen más registro que sus nombres y temas. De estas cuatro obras, solo Medea de Eurípides sobrevive hasta nuestro tiempo.

Género

Esta obra es lo que se conoce en literatura como una tragedia griega. Este término no define un tipo de obra en específico sino más bien los temas que inspiran la obra. Esto sucede porque ese mismo término varía dependiendo de la época o historia. Lo que usualmente la define es que alguno de los personajes tiene un final trágico en la trama.

Narrador y personajes

Medea es única en el hecho de que el autor, Eurípides, hace uso de tres puntos de vista diferentes. En las primeras páginas de la historia, Medea habla en primera persona. Sin embargo, a medida que avanza la obra, ella comienza a hablar desde diferentes puntos de vista, variando los estilos de narración. Más adelante Eurípides pasa a incluir también a una tercera persona. La presencia de un punto de vista fluctuante le da un sentido de singularidad a la obra.

  • Medea: princesa de Colchis que mata a sus propios hijos después de que su esposo la abandona.
  • Jasón: esposo de Medea, un gran héroe que estimula la venganza de Medea cuando se casa con Glauce.
  • Glauce: la nueva esposa de Jasón, la princesa de Corinto a quien Medea mata con veneno.
  • Creón: el padre de Glauce, el rey de Corinto, que muere intentando salvar a su hija.
  • Egeo: rey de Atenas que le ofrece a Medea un refugio seguro antes de enterarse de su venganza.
  • La enfermera de Medea: quién entrega el prólogo de la obra. Sus preocupaciones por los niños presagian la muerte de estos.
  • Niños: hijos de Medea y Jasón quienes son descritos como ingenuos y ajenos a la intriga que los rodea.
  • Tutor: es el profesor de los hijos de Medea y otro esclavo de la casa.
  • Coro de mujeres corintias: mujeres de la ciudad de Corinto. Medea consigue su lealtad extrayendo un voto de silencio. Observan cómo se desarrollan los horribles eventos, pero no interfieren.

Relación título-contenido

En Medea de Eurípides el título es el nombre de la protagonista. Esto tiene mucho sentido para ser una tragedia griega. Medea es el personaje principal y quien ocasiona todos los males que este tipo de obra representa.

Resumen y Sinopsis

Cuando Medea descubre que Jasón la abandonó y se casó con Glauce, la hija de Creón, ella jura una venganza terrible. Su enfermera, aunque ama a Medea, reconoce que una amenaza espantosa ahora se cierne sobre Corinto, porque sabe que Medea no dejará pasar el insulto sin una terrible venganza. Teme especialmente por los dos hijos de Medea, ya que ella incluye a sus hijos en el odio que ahora siente por su padre.

El resentimiento de Medea aumenta aún más cuando Creón, al enterarse de su voto, ordena que ella y sus hijos sean expulsados de Corinto. Con un plan ya en mente, Medea convence al rey de permitirle solo un día más para prepararse y preparar a sus hijos para el viaje. Ella ya ha decidido la naturaleza de su venganza; El único problema que queda es un lugar de refugio después.

Entonces Egeo, el rey de Atenas y amigo de Medea, aparece en Corinto. Él le ofrece un lugar de refugio de sus enemigos en su propio reino. De esta manera, Medea se asegura un refugio, incluso después de que Egeo se entera de los hechos que pronto cometerá en Corinto.

Cuando las mujeres corintias la visitan, Medea les cuenta su plan, pero solo después hacerlas jurar secreto absoluto. Al principio, considera matar a Jasón, su princesa y Creón, y luego huir con los niños. Sin embargo, después siente que la venganza será más dulce si Jasón vive para sufrir mucho después. Por esto Medea planea matar al rey, a su hija y a sus propios hijos.

Ella llama a Jasón y finge que lo perdona reconociendo al fin la justicia y la previsión que había demostrado al casarse con Glauce. Ella le pide perdón y le pide que le permita enviar regalos para la nueva novia, como señal de su arrepentimiento. Jasón, completamente engañado por su supuesto cambio, expresa su placer por la sabiduría tardía que está mostrando.

Medea saca una túnica magnífica y un filete de oro pero los unta con una droga mortal. Poco después, un mensajero llega a Medea y le dice que huya. Una parte de su plan ha tenido éxito. Después de que Jasón y los niños se van, Glauce se viste con su maravillosa túnica y su cuerpo entra en contacto con la droga, el filete y la bata se aferran a su cuerpo y le queman la carne. Cuando Creón y ve a su hija retorciéndose en el suelo, intenta levantarla, pero él mismo está contaminado por el veneno. Su muerte es tan agonizante como la de ella.

Mientras, Medea se debate entre su amor por sus hijos y su odio hacia Jasón, entre su deseo de venganza y las órdenes de su instinto maternal. Después de deleitarse con el relato del mensajero de las muertes de Creón y su hija, ella entra a su casa con los niños y cierra la puerta. Mientras las mujeres corintias permanecen indefensas afuera, escuchan los chillidos de los niños mientras Medea los mata con una espada.

Jasón aparece ansioso por llevarse a sus hijos para que no sean asesinados por los seguidores de Creón por haber traído los terribles regalos. Cuando se entera de que Medea había matado a sus hijos, se vuelve casi loco de dolor. Mientras golpea furiosamente las puertas de la casa, Medea aparece repentinamente arriba, sosteniendo los cuerpos de sus hijos muertos y arrastrada en un carro que Helios, el dios del sol, le había enviado.

Jasón la maldice y le suplica ver por última vez a sus hijos mientras Medea se burla de él. Ella le dice que su propio dolor será grande, pero se mitiga con la dulzura de su venganza. El carro, halado por dragones alados, lleva a Medea a la montaña de la diosa Hera donde entierra a sus hijos. Luego viaja a Atenas, donde pasará el resto de sus días.

Análisis

Medea de Eurípides examina la delgada línea entre el amor y el odio. La naturaleza apasionada de Medea contrasta con el comportamiento griego tranquilo y racional de Jasón que lo hace parecer frío en comparación. La dramatización de Eurípides de esta leyenda a menudo se considera un estudio psicológico del personaje principal profundizando en verdades incómodas sobre la pasión, el asesinato y la maternidad.

Eurípides estaba fascinado por las mujeres y las contradicciones del sistema griego de género. Su tratamiento del género es el más sofisticado que se encuentra en las obras de cualquier escritor griego antiguo. El discurso de apertura de Medea al Coro es la declaración más elocuente de la literatura griega clásica sobre las injusticias que les ocurren a las mujeres. También reconoce que la posición de las mujeres, y su subordinación a los hombres, es inextricable desde el núcleo mismo del orden social en Grecia.

Frases

  • “La naturaleza nos ha hecho a las mujeres ineptas para el bien, pero artesanas hábiles de las maldades todas.”
  • “Yo comprendo qué crimen tan grande voy a osar, pero en mis decisiones impera la pasión, que es la mayor culpable de los males humanos.”

Libros que pueden interesarte

El rey Lear

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba