Silvia y Bruno

“Silvia y Bruno” es una novela escrita por escritor Lewis Carroll, el cual tiene dos volúmenes, en el primero lo publicó en 1889 y podemos apreciar muchas anécdotas y todo un mundo de fantasía donde se hacen muchas locuras extrañas. El segundo volumen lo presentó en 1893 se presenta en el mundo real en la época Victoriana.

El autor nos presenta una obra llena de fantasía pero con una perspectiva realista llena de filosofía, religión, moralidad y los aspectos más relevantes que encierran a la sociedad. Además de mostrarnos entre poemas, canciones y diálogos una historia cargada de sucesos muy interesantes para el lector. Además nos ofrece unas ilustraciones realizadas por Henry Holliday.

Narrador y Personajes de “Silvia y Bruno”:

El Narrador es otro personaje dentro de la historia, relata los hechos y participa. Narra en tercera persona.

Los personajes centrales de la historia son Silvia y Bruno, quienes son los hijos del alcalde del país de los Duendes llamado Tierrafuera. Otros personajes son el doctor Arthur, quien está enamorado de Lady Muriel Orme; el prometido de ésta Eric; el Guardián; el Profesor; el Canciller; el alcalde; El Mendigo, quien resultó ser verdaderamente el padre de Silvia y Bruno; Mein Herr, cuyo aspecto y acento es alemán, además de ser un hombre misterioso.

Resumen:

La trama comienza a desarrollarse en un gran salón de desayunar, donde se hace presente una protesta, en la cual el Canciller  contrató a una asociación clandestina para hacer una demanda libre. Bruno por estar buscando a Silvia tropieza con la rodilla del Canciller. Por su parte, Silvia estaba oyendo lo que expresaba un Guardián acerca del regreso del Profesor.

Luego el narrador se consigue con una bella joven cuando viene en un compartimiento de trenes para encontrarse  con su amigo médico Arthur para ir a una consulta, y por un descuido lee en voz alta la carta de su amigo que le pregunta si cree en el destino. La joven sonríe y ambos comienzan a conversar de manera muy interesante.

Por otro lado, el Canciller le pide disimuladamente al Alcalde que promueva al Guardián y éste accede a los cambios y firma el acuerdo para ser jefe de Estado de Fairyland, tras el engaño del Canciller, fue cambiado por otro rol que le asignaba poderes dictatoriales al Vicejefe.

A su vez Silvia y Bruno van tras un mendigo y son dirigidos por el Jardinero para darle un trozo de pastel, y a cambio este los lleva bajo tierra donde hay muchas enredaderas. Entonces el Mendigo se transfigura y se percatan de que se trata de su padre. Éste les dice que se vean en Elfland y le muestra a Silvia dos medallones, uno azul y el otro rojo.

Pero Silvia dentro de su ingenuidad y simpatía escogió el medallón rojo, que significa que otros pueden llegar a amarla, mientras tanto Bruno comienza a comer una fruta de las enredaderas, pero no le siente ningún sabor.

Por otro lado, el Narrador cuando se encuentra con su amigo Arthur en su casa, le habla sobre la hermosa joven que conoció, llamada Lady Muriel Orme, con quien tuvo una conversación muy amena durante el trayecto. Ante esto Arthur se sorprendió, ya que él también conocía a la chica y le dijo al Narrador  que estaba muy enamorado de ella. Así que todo esto creó un giro inesperado en la vida de ambos, ya que éste se tenía que hacer a un lado para dejar que su amigo pudiera conquistarla.

Finalmente, este primer capítulo muestra las ranas dando un concierto majestuoso, en el que Lady Muriel Orme que estaba comprometida con Eric, y su amigo Arthur le dice al Narrador que se van de viaje a la India, dejando la incertidumbre y el deseo del lector para descubrir qué acontecerá más adelante.

Por otro lado, en el segundo volumen, retornamos a la vida real junto con Silvia y Bruno. Aquí además se incluyen otros personajes y se enfatiza más en las cosas cotidianas pero no deja de tener su esencia llena de fantasía, y en la medida en que se desarrolla la trama, se confunde la realidad con la fantasía como una estrategia del propio autor para atrapar y entretener al lector.

Después de transcurridas varias semanas en Londres, el Narrador se consigue en un club, al prometido de Lady Muriel Orme, quien le da la noticia de que su compromiso se rompió, y que su amigo medico Arthur está todavía en Elveston. Cuando el Narrador llega a su casa, se consigue u telegrama de su amigo Arthur, quien le pide que vaya a verlo. Así que se va a Elveston y de nuevo se consiguió con Lady Muriel Orme, quien le dice por qué terminó su compromiso. Esto aún no lo sabe Arthur. Luego en el trascurso del libro suceden muchos acontecimientos referentes a una mujer que está casada con un granjero que es alcohólico llamado Willie a quien Silvia y Bruno abordan para que pueda comportarse mejor en su hogar junto con su esposa.

Cuando el Narrador llega, se entera de que Arthur y Lady Muriel Orme están comprometidos. Tiempo después el Narrador encuentra a Lady Muriel Orme con un hombre llamado Mein Herr.  Finalmente, el narrador es llamado al salón, Eric Lindon se consigue con Arthur, y Silvia y Bruno logran revelar que los medallones son de verdad uno.

Análisis del libro:

En “Silvia y Bruno” podemos encontrar diferentes historias entrelazadas en un mundo lleno de fantasía y realidad, donde se exponen los sentimientos e inquietudes de los personajes. Y donde el lector siente la motivación de seguir leyendo la trama para dilucidar lo que el narrador nos quiere mostrar, ya que éste participa en la historia y nos relata lo ocurrido con su amigo Arthur y la bella mujer.

De esta manera el autor nos ofrece a través de un discurso ameno, un sinfín de sucesos fantásticos que van enriqueciendo la imaginación del lector, quien se encierra en dos mundos, uno real y otro imaginario. Pero a la final se relacionan para darle sentido a la trama.

Libros que pueden interesarte

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba