Te presentamos la biografía del Marqués de Sade,  pensador, escritor de origen francés,  su vida, sus obras y mucho más, incursionó en el teatro, se le considera un filósofo de su época, aunque otros le catalogan un monstruo, por buscar el lado oscuro de la naturaleza humana. En este post, te contaremos todo sobre él. No dejes de leerlo.

MARQUÉS DE SADE

Biografía del Marqués de Sade

El Marqués de Sade, nace el 02 de junio de 1740, en el Hotel de Condé, en la nación francesa, palacio de los príncipes de Condé, su nombre era Donatien Alphonse François, era el único hijo de Jean Baptiste François Joseph de Sade, y su mamá era Marie Eléonore de Maillé, quien tenía sangre borbónica.

Pertenecía a una gran dinastía de los Sade, siendo una de las familias más antiguas de la ciudad de Provenza, el Marqués de Sade, pasó sus primeros años de vida, en el palacio de los príncipes del Condé, ya que su mamá Marie Eléonore era la dama de compañía de la princesa, por lo cual fue educado durante sus primeros cuatro años al lado del príncipe Luis José de Borbón Condé.

Al cumplir cuatro años de edad, el Marqués de Sade, su mamá Marie Eléonore renuncia al cargo de dama de compañía de la princesa, decidiendo acompañar a su esposo a los distintos viajes que  realizaba debido a su cargo de diplomático en representación del príncipe de Colonia.

Por lo cual el Marqués de Sade, a la edad de cuatro años y dos meses, es trasladado al castillo de Saumane, el 14 de agosto de 1744, siendo la abuela paterna y sus tías las encargadas de cuidarlo, pero hubo un cambio, y su padre el Conde de Sade, decide entregarle la tutoría de su hijo de cuatro años, al tío paterno.

Su tío paterno se llamaba Jacques François Paul Alphonse de Sade, era clérigo, que para ese momento, era el abad de Saint Léger des Ebreuil, el cual era escritor, además de comentarista de la obra escrita Petrarca y era un gran libertino, y para el 24 de enero del año 1745, se lleva al Marqués de Sade, para encargarse de su educación.

MARQUÉS DE SADE

Así que el Marqués de Sade, pasará varios años de su vida, en el monasterio benedictino de Saint Léger d’Ebreuil, siendo su tutor dentro de la fortaleza cristiana el abad Jacques François Amblet, quien le enseñaría a leer y escribir, cuando nuestro escritor tenía alrededor de siete años de edad, su madre decide ingresar en un convento en la ciudad de París, pero su tío realizaba actos sexuales en presencia del niño.

Ingresa en el Instituto Jesuita

Para el año 1750, el Marqués de Sade, contaba con diez años de edad, regresa a la ciudad de París, en compañía de su abad, para ser inscrito en un reconocido colegio de orden jesuita denominado Louis le Grand, ya  desde muy precoz demostró interés en la lectura, pero en ese colegio le flagelan golpeándole su cuerpo, desde pequeño.

El marqués de Sade, fue un ávido lector, en su infancia se interesó en lecturas de viajes y aventuras, que le proporcionaban sobre la cultura de otras civilizaciones, en ese instituto educativo aprendió nuevas materias como danza, música, esgrima además de la escultura, sin olvidar las diversas obras teatrales.

Igualmente el marqués de Sade, demostró interés por la pintura, durante transcurría horas, observando los distintos cuadros de las galerías, que ya para su época estaban abiertas a las personas en el museo de Louvre, demostró gran habilidad en los idiomas aprendiendo el italiano, el alemán y el provenzal.

Realiza su ingreso a la academia militar

El marqués de Sade, estaba próximo a cumplir los catorce años de edad, cuando decidió ingresar en la academia militar, para el 24 de mayo del año 1754, y luego de un año de haber ingresado obtiene el grado de subteniente honorario, el 17 de diciembre del año 1755.

Ingresa el marqués de Sade, al Regimiento de Caballería Ligera de la Guardia del Rey, formando parte de la élite de las fuerzas militares francesas, y gracias a su excelente desempeño, al año siguiente 1756, le ascienden a segundo teniente en el Regimiento Real de Infantería.

En este mismo año, siendo el 19 de mayo de 1756, se inicia la gran conocida Guerra de los Siete Años, en este enfrentamiento el marqués de Sade, que aún no tenía dieciséis años, ingresa a esta batalla, le ascienden al grado de teniente, al mando de cuatro regimientos de filibusteros, enfrentándose en la toma de Mahón a los ingleses, bajo las ordenes del Conde de Provenza; en un artículo de la gaceta de París, se comenta lo siguiente:

“…El marqués de Bricqueville y el señor de Sade atacaron con energía la fortaleza y tras un acalorado y mortífero intercambio de fuego, consiguieron, mediante ataques frontales, tomar el objetivo y establecer una cabeza de puente…”

En esta parte, el marqués de Sade, está íntimamente relacionado con los enfrentamientos, donde fallecieron alrededor de cuatrocientos franceses, luego estuvieron al frente en Prusia, para el 14 de enero de 1757, le ascienden a portaestandarte en el Regimiento de Carabineros del Rey.

En el mes de abril de ese mismo año 1757, le ascienden al grado de capitán de la Caballería de Borgoña; según el investigador Jacques Antoine Dulaure en su libro Liste des Noms des ci-devant nobles, publicado en la ciudad de París en   el año 1790, el marqués de Sade estuvo hasta en la ciudad de Constantinopla con las fuerzas militares, en el año 1762, su tío fue apresado por litigios sexuales, pero pronto salió libre, Sade perdió cualquier escrúpulo de decencia.

MARQUÉS DE SADE

El matrimonio del Marqués de Sade

Para el año 1763, se logra firmar el Tratado en la ciudad de París, que finiquita la guerra, el marqués de Sade regresa a Francia siendo Licenciado en las ciencias militares, específicamente a la localidad de Lacoste, pero su familia había ingresado en déficit económico y el padre del marqués de Sade, se encontraba en la búsqueda de una esposa adinerada para su único hijo, que les permitiera salir a flote de las deudas que embargaba a la familia Sade.

En el transcurso de unos meses, el padre del marqués de Sade, consigue el negocio excelente, realizando los menesteres necesarios para efectuar la boda, entre el marqués de Sade y Renée la hija mayor de los Montreuil, una familia adinerada con influencias en la Corte, que requerían ascender a la sociedad francesa gracias a un título nobiliario.

Pero el marqués de Sade, tenía su atención en la señorita Laurais de Vacqueyras, que también pertenecía a la nobleza y había manifestado a su padre, que deseaba contraer nupcias bajo el sentimiento del amor, más el padre del marqués de Sade se negó, debido a las deudas que soportaban sobre su espalda accedió al matrimonio por intereses económicos.

Por lo cual el 01 de mayo de 1763, se presentan las familias ante los reyes franceses para solicitar el permiso del casamiento, estando ausente el marqués de Sade que ya contaba con veintitrés años de edad.

El 15 de mayo de 1763 se realiza la firma del contrato de matrimonio entre el marqués de Sade y la señorita Renée-Pélagie Cordier de Launay de Montreuil; es el momento en que se conocen los contrayentes, para luego realizar sus votos nupciales, dos días luego, el 17 de mayo de ese mismo año, en el templo de Saint-Roch de la ciudad de París.

MARQUÉS DE SADE

De estas nupcias, nacieron los tres hijos del marqués de Sade, siendo los siguientes, Louis-Marie, quien nació al año siguiente, de haberse efectuado el matrimonio, Donatien-Claude-Armand y la niña Madeleine-Laure.

Inician los escándalos

La pareja se residencia en el castillo de Échaffars, en la localidad de Normandía, que era propiedad de la familia de Renée, apenas pasaron cinco meses, sucede el primer incidente, el marqués de Sade viaja a la ciudad de París, siendo el 29 de octubre del año 1763, siendo arrestado por la policía y trasladado a la fortaleza de Vincennes por estricta orden del Rey.

El marqués de Sade había sido arrestado por situaciones relacionadas con el libertinaje y por un misterioso manuscrito que él había redactado; estuvo en la prisión durante quince largos días, hasta que la familia de su esposa realiza los trámites necesarios, quedando en libertad, con la condición de no abandonar la provincia sin el permiso real, quedando encerrado dentro de su castillo de Échaffars.

Transcurren seis meses, siendo el 03 de abril de 1764, y el marqués de Sade, recibe una autorización real, que le permite estar en la ciudad de París por una estancia de tres meses, ya para el 17 de mayo toma la dirección de un teatro en Évry, este sitio se encontraba a 30 kilómetros de la ciudad de París.

En este local se hacía representaciones de obras de diversos autores contemporáneos, teniendo la oportunidad el marqués de Sade quizá de haber protagonizado alguna de esas obras, pues tenía gran afición por el teatro; y en el mismo mes de mayo pero del día 27, asume su cargo de teniente general gobernador de Bourg-en-Bresse, Ambérieu-en-Bugey, Champagne-en-Valromey y Gex en la presencia del Parlamento de Dijon.

Ese mismo verano, lo vive en París, tal como lo indicaba la autorización real y para el 11 de septiembre de este mismo año 1764, es revocada la orden real de confinamiento al marqués de Sade.

Logrando que para finales de ese mismo año, el marqués de Sade y su esposa, se residencia en en la ciudad de París, en la residencia de la familia Montreuil, estando en París, el marqués de Sade, visitaba constantemente los burdeles, para solicitar los servicios de las prostitutas, se muestra una carta escrita por Sade, donde evidencia su añoranza de un matrimonio por amor:

“…Los días, que en un matrimonio por convivencia sólo traen consigo espinas, hubieran dejado que se abrieran rosas de primavera. Cómo hubiese recogido esos días que ahora aborrezco. De la mano de la felicidad se hubieran desvanecido demasiado deprisa…”

“…Los años más largos de mi vida no tendrían suficientes para ponderar mi amor. En veneración continua me arrodillaba a los pies de mi mujer y las cadenas de la obligación, siempre recubiertas de amor, habrían significado para mi corazón arrebatado sólo grados de felicidad. ¡Vana ilusión! ¡Sueño demasiado sublime!…”

Las actividades que realizaba el marqués de Sade, debido a la blasfemia y sus actos sexuales, eran vigilados por el inspector Marais, dependiendo del teniente general de la policía Antoine de Sartine, quien se encargaba de seguir todas las actividades que  callaban los miembros de la Corte.

MARQUÉS DE SADE

Donde también estaban involucrados los que tenían sangre real, estas investigaciones eran entregadas al rey Luis XV y a Madame de Pompadour para su diversión, entre estos diarios se hace comentario sobre una actriz que es amante de dos nobles de la época, siendo uno de ellos el marqués de Sade; en estos informes se detalla la vida amorosa de los miembros de la Corte, entre esos diarios, el inspector Marais escribió lo siguiente:

“…El Sr. Marqués de Lingnerac, por imposición de su familia, se ha visto forzado a dejar a la señorita Colette, actriz en los Italianos y a abandonarla completamente al Sr. Marqués de Sade, quien por su parte se encuentra muy turbado, ya que no es lo bastante rico como para sostener por sí solo la carga de una mujer del espectáculo…”

Por lo cual el marqués de Sade, culmina con esta relación con la actriz Colette, a causa de su suegra, aunque sigue teniendo como amantes a otras actrices y bailarinas; en el año 1765, tiene una nueva amante a la Beauvoisin, quien era una de las cortesanas más cotizadas de la Corte francesa, Sade abandona su casa familiar y se traslada a Lacoste con su nueva amante.

En la localidad de Lacoste, pasará unos meses el marqués de Sade, con su nuevo amor, presentándola y muchos la confunden con su esposa Rénee, esto hace molestar a la familia y su suegra Mme. Montreuil, desde la ciudad de París, contacta al tío de Sade, el abad, para que tomase conciencia de su error:

“… ¿Usar la fuerza para separarles? Seguramente obtendría sin dificultad del ministro todo lo que le pidiera, pero esto causaría un escándalo y sería peligroso para él: así pues, no debemos hacerlo…”

“…No lo perdáis nunca de vista porque el único modo de tratar con él es no abandonar ni un solo momento. Así fue como logré el año pasado separarle de Colette y hacerle entrar en razón después de convencerle de que estaba equivocado…»

«…Dudo de que ame a ésta con más ardor que a la otra: era un frenesí. Todo ha ido bastante bien desde entonces hasta que esta Cuaresma se ha encaprichado de la de ahora…”

A pesar de esta carta, el marqués de Sade, continuaría la relación amorosa con Beauvoisin alrededor de dos años, para el 24 de enero del año 1767, fallece el padre del marqués de Sade, aunque él siguió utilizando su título de marqués, como era asiduo en su familia alternar el título de conde para la siguiente generación, para el 27 de agosto, de ese mismo año 1767, nace su primogénito Louis-Marie.

En este mismo año, el 16 de abril, el marqués de Sade asciende al grado de capitán comandante, en el regimiento del maestre de campo de Caballería, simultáneamente continúan con la afición del teatro y con su vida silenciosa, bajo la mirada del inspector Marais, quien continuaba escribiendo sobre él.

Es el 03 de abril del año 1768, siendo Domingo de Pascua, donde se suscita el reconocido escándalo de Arcueil, el marqués de Sade, va a la Plaza de las Victorias de la ciudad de Madrid, solicitando los servicios de una prostituta en este caso fue Rose Keller, aunque luego del incidente, ella declaró que estaba mendigando y fue el marqués de Sade, el que la llevó con engaños a la vivienda de Arcueil y allí la flageló, colocando cera hirviendo en las heridas que le había provocado.

El marqués de Sade fue encarcelado por orden del Rey, en el castillo de Saumur, de allí lo trasladaron a Pierre-Encise, muy cerca de Lyon, luego de estar en la Conciergerie de París, dando su declaración ante el Parlamento, estuvo siete meses en prisión, esto traspasó las fronteras de Francia, pues la demandante amplió y reformó las declaraciones, demostrando cómo un noble habría malherido a una mendiga intentando probar un experimento de la pócima reparadora.

Luego de estos siete meses de prisión, el marqués de Sade, es libre, se muda nuevamente con la familia a Lacoste, donde continúa con su afición del teatro, realizando uno dentro del castillo, para efectuar representaciones, crea una compañía y se va de gira con un repertorio de alrededor de veinte obras, llegando a finales del año 1769 a Holanda, donde divulga una de sus obras, con el pago de este dinero, pagó los gastos del viaje.

Transcurren tres años en la vida del marqués de Sade, y acontece el Caso de Marsella, realizó una orgía con varias prostitutas y les dio una bebida supuestamente afrodisíaca de nombre la Mosca Española, donde dos chicas resultaron intoxicadas, siendo acusado por envenenamiento y sodomía, antes que lo arrestaran escapó en compañía de su cuñada, a la que según los relatos había seducido.

Para el 08 de diciembre del  año 1772, el marqués de Sade se encontraba en la localidad de Chambéry, en la provincia de Saboya, lugar que pertenecía al reinado de Cerdeña, su suegra era ahora su mayor enemigo, e hizo que le arrestaran en el castillo de Miolans, y Mme Montreuil, requiere le entreguen los manuscritos que Sade llevaba con él.

En este castillo pasa el marqués de Sade, cinco mese, hasta que su esposa Rénee, disfrazada de hombre, logra pasar a visitar a su esposo, el marqués, ella lo ayuda a escapar, y este hombre pasa largas temporadas entre Italia y España, y en Lacoste donde residía su esposa Renée.

MARQUÉS DE SADE

Mme. Montreuil, hizo todo lo posible para recibir, una carta que implicaba prisión incondicional por orden del Rey, al marqués de Sade, la misma se llamaba Lettre de cachet; su esposa Renée, se había residenciado en el castillo de Lacoste y requirió contratar el servicio de cinco muchachas y un chico, de allí sucede el Incidente de los Adolescentes, donde realizó múltiples orgías.

Esto sucede mientras Renée, se encontraba haciendo trámites legales en pro del marqués de Sade y es en el año 1774, que realiza una demanda en contra de su madre, Mme. Montreuil, quien ya tenía consigo la lettre de cachet para poder apresar a Sade.

Se presume que los motivos que llevaron al encarcelamiento del marqués de Sade, por parte de Mme. Montreuil, era por lo que podía escribir Sade de la familia Montreuil, ya que había estado también con su otra hija Anne-Prospére, por lo cual solicitaba con tanta insistencia los manuscritos que tenía Sade.

El marqués de Sade, estuvo tres años prófugo de la justicia, gracias a la ayuda de su esposa, se entera que su señora madre agoniza, por lo cual decide visitarla en la ciudad de París, el 13 de diciembre del año 1777, donde le arrestan en el hotel, donde se habían hospedado, e inmediatamente lo trasladan a la fortaleza de Vincennes, estando en prisión, Sade le redacta una carta a su suegra, diciéndole lo siguiente:

“…De todos los males posibles que la venganza y la crueldad podían elegir, convenido, Madame, en que habéis elegido el más horrible de todos. Fui a París para recoger los últimos suspiros de mi madre; no llevaba otro propósito que verla y besarla por última vez, si aún existía, o llorarla, si ya había dejado de existir…»

«…¡Y ese momento fue el que usted escogió para hacer de mí, una vez más, su víctima… pero mi segundo propósito, después de los cuidados que mi madre requería, no consistía más que en aplacarla y calmarla, en entenderme con usted, para tomar con respecto a mi asunto todos los partidos que le hubiesen convenido y que usted me habría aconsejado…”

Su esposa Renée, en el año 1778, logra que se vuelva a reabrir el caso de Marsella, el cual es anulado, y se demuestran gran cantidad de irregularidades, aunque el marqués de Sade continuará encerrado, debido a la influencia de su suegra, permaneciendo trece años tras las rejas. También le escribió una carta a su esposa Renée, tal lo demuestra la biografía del marqués de Sade, argumentando lo siguiente:

“… en el transcurso de los sesenta y cinco días que he pasado aquí, solo he respirado aire puro y fresco en cinco ocasiones, durante no más de una hora, cada vez, en una especie de cementerio de unos cuatro metros cuadrados rodeado de murallas de más de quince metros de altura…»

«… El hombre que me trae la comida me hace compañía unos diez o doce minutos al día. El resto del tiempo lo pasó en la más absoluta de las soledades, llorando… así es mi vida…”

Así transcurren siete años en la vida del marqués de Sade, y en el año 1784, le trasladan a la Bastilla, otra fortaleza, es importante que estas prisiones eran para las personas de la nobleza, solamente, y en la anterior prisión coincidió con otro noble de apellido Mirabeau, quien también estaba preso, gracias a una lettre de Cachet, solicitada por el propio padre, debido a que no acataba las órdenes paternas.

Pasó los primeros cuatro años y medio, prácticamente solo, el marqués de Sade, en una celda solo para él, luego de esos años que te comenté, fue que pudo recibir visita de su esposa Renée, y mediante correspondencia solamente se comunicaba con un sirviente de nombre Martín Quirós, quien lo ayudaba en las orgías, con el padre Hamlet, además de una amiga en común del matrimonio de nombre Mademoiselle Rousset.

La esposa del marqués de Sade, realizó todo lo posible para sacar a su esposo de la cárcel, y se escribieron durante los trece años que estuvo encarcelado, siendo esta la primera carta que le escribió Renée, a su esposo:

“… ¿Cómo has pasado la noche, mi dulce amigo? Yo estoy muy triste aunque me dicen que estás bien. Solo estaré contenta cuando te haya visto. Tranquilízate, te lo ruego…”

Es sorprendente cómo a pesar de todo lo que había pasado su esposa Renée aun, estaba preocupada por el marqués de Sade, como se demuestra en las primeras líneas que le escribió, y su esposo le respondió lo siguiente:

“…Desde el instante terrible en que me arrancaron tan ignominiosamente de tu lado, mi querida amiga, he sido víctima del sufrimiento más cruel. Me han prohibido darte detalles sobre esto, y todo lo que puedo decirte es que es imposible ser más desgraciado de lo que soy. Ya he pasado diecisiete días en este horrible lugar…”

“…Pero las órdenes que han dado ahora deben ser de muy diferentes de las de mi reclusión anterior, porque la manera de tratarme no se parece nada a la de entonces. Siento que me es totalmente imposible soportar más tiempo un estado tan cruel. La desesperación se apodera de mí. Hay momentos en que no me reconozco…”

“…Siento que estoy perdiendo la razón. La sangre me hierve demasiado para soportar una situación tan terrible. Quiero volver mi furor contra mí mismo, y si no estoy fuera dentro de cuatro días, estoy seguro de que me romperé la cabeza contra los muros…”

MARQUÉS DE SADE

Esta carta escrita por el marqués de Sade, tiene fecha del 08 de marzo del año 1777,  su esposa es su único soporte, y ella se traslada a la ciudad de París y se residencia dentro del convento de las Carmelitas, donde estuvo la madre de Sade, y de allí se estableció en otro convento, más sencillo en compañía de su amiga Mademoiselle Rousset.

Pues al enfrentarse con su madre, esta le retira los fondos económicos y a pesar de ello, buscó la manera Rénee de poder ayudar a su esposo el marqués de Sade, mientras estuvo encarcelado, le proporcionaba, alimentos, ropa, libros, y todo lo que él pudiese requerir.

La esposa del marqués de Sade, se convierte en su documentalista, ya que es ella quien lee los escritos que él realiza, simultáneamente Sade, sufre repetidos episodios de paranoia, donde incluye a su esposa, de haberse alineado con su madre, para mantenerlo encerrado.

Gracias a la ayuda de Renée, llegó el marqués de Sade, a tener una biblioteca con alrededor de seiscientos libros, la mayoría clásicos, entre los que se encontraba Rousseau, Voltaire, Petrarca, Cervantes, La Fontaine, entre otros, pero las autoridades le prohibieron el libro de Jean-Jacques Rousseau, con el título Las Confesiones; Sade le escribió a su esposa lo siguiente:

“…Sabed que una cosa es buena o mala según el punto en que uno se halle,  no por sí misma… Rousseau puede ser un autor peligroso para unos santurrones de vuestra especie, pero para mí se convierte en un excelente libro…»

«…Jean-Jacques es con respecto a mí lo que para vosotros es la Imitación de Cristo. La moral y la religión de Rousseau son cosas severas para mí, y las leo cada vez que quiero mejorarme…”

MARQUÉS DE SADE

Esta carta la escribió el Marqués de Sade, el 25 de junio de 1783,  obviamente, al no tener nada que hacer, el marqués de Sade se interesó además de la literatura, se encontraban libros de orden científico como la Histoire Naturelle; además durante este encierro Sade escribió Cuentos, Historietas y Fábulas.

Hizo su primer escrito de Justine, al igual que el de Aline y Valcour, como otros manuscritos que se extraviaron cuando fue trasladado el marqués de Sade, de la Bastilla a Charenton; en lo que respecta a los escritos que realizaba el marqués de Sade, el padre Amblet, le realizaba críticas en relación a los textos, y era el sacerdote, quien se encargaba de seleccionar los libros que Rénee le enviaba; su esposo le escribía estas cortas líneas a Renée:

“…Os ruego que solo consultéis a Amblet en la elección de los libros y consultadle siempre, incluso sobre lo que pido, por que pido cosas que no conozco y algo puede ser muy malo…”

Su encierro en la fortaleza de Bastilla

Iniciaba el año 1784, y la fortaleza de Vincennes es clausurada, por lo cual el marqués de Sade es trasladado de manera forzosa a otra prisión de nombre la Bastilla, y el mismo nos cuenta:

“… a una prisión donde estoy mil veces peor y mil veces más estrecho que en el desastroso lugar que he abandonado. Estoy en una habitación cuyo tamaño no llega a la mitad de la de antes…»

«…y en la que no puedo ni darme vuelta y de la que sólo salgo unos minutos para ir a un patio cerrado donde huele  a cuerpo de guardia y a cocina, y al que me conducen con bayonetas caladas en los fusiles como si hubiese intentado destronar a Luis XVI…”

Semanas antes de que tomasen la Bastilla, el marqués de Sade, envía a su esposa Renée un manuscrito titulado Aline y Valcour, se conserva hoy en día una amplia carta de su esposa a Sade, en el que se demuestra una gran cantidad de observaciones, respecto a la novela, redactada por su marido:

“…La primera aventura de Sophie, leyéndola me ruboricé por humanidad… El resto es diferente, lloré. Ella narra bien sus desdichas, con honradez y sentimiento, obliga a interesarse por su suerte…»

«…El cura razona bien de acuerdo con su estado… Es un gran acierto, en una novela, el hacer hablar y razonar a sus protagonistas según el modo que les conviene, se siguen bien sus caracteres…”

“… Es molesto su modo de ser. Es necesario, me dirás, para reconocerlos, preservarse de ellos y odiarlos. Eso es verdad, pero cuando sólo se trabaja para eso, es necesario detenerse en un punto, con el fin de retirar a un espíritu depravado los medios de corromper aún más…”

El marqués de Sade, estuvo durante sus años de prisión, retando a la autoridad, como lo hizo saber el 1° de julio del año 1789, dos semanas antes que tomasen la Bastilla, se alzó para llegar a la ventana, utilizando el tubo para hacer sus necesidades de heces.

MARQUÉS DE SADE

Lo utilizó el marqués de Sade, como un altavoz, para motivar a las personas de fuera de la fortaleza, que liberasen a los presos, al día siguiente, el gobernador de esta prisión La Bastilla, escribió las siguientes líneas, al Viceministro:

“…Como sus paseos por la torre se habían suspendido debido a las circunstancias, al mediodía se aproximó a la ventana de su celda y comenzó a gritar con todas sus fuerzas que los prisiones estaban siendo asesinados, que se les cortaba el cuello y que había que rescatarlos de inmediato. Repitió los gritos y las acusaciones en varias ocasiones…”

En estos momentos resulta sumamente peligroso mantener a este prisionero aquí… Creo que es mi deber, señor, advertiros que es preciso trasladarlo a Charenton o a alguna institución similar, donde no suponga una amenaza para el orden público…”

Comienza la Revolución

Tal como se esperaba la Bastilla, fue tomada el 14 de julio de 1789, pero el marqués de Sade, fue trasladado unos días antes de este suceso, luego de la carta que envió el gobernador al Viceministro, entran en la celda de Sade y lo trasladan inmediatamente al manicomio de Charenton, no pudo recoger sus pertenencias, se comenta que extravía 15 manuscritos que ya estaban listos para ser publicados por un editor.

Para su información, iniciado ya el Siglo XX, se encuentra un rollo, el manuscrito titulado los 120 días de Sodoma, el cual está relacionado con algunos de esos volúmenes que extravió el marqués de Sade, escribiendo él lo siguiente:

“…En la Bastilla trabajé sin cesar, pero destrozaron y quemaron todo cuanto había. Por la pérdida de mis manuscritos he llorado lágrimas teñidas de sangre… Las camas, las mesas o las cómodas pueden reemplazarse, pero las ideas… No amigo mío, nunca seré capaz de describir la desesperación que me ha provocado esta pérdida…”

MARQUÉS DE SADE

El día 1° de abril del año 1790,  el marqués de Sade, queda en libertad, tenía cincuenta y un años de edad, gracias a la abolición de las lettres de cachet el 13 de marzo de 1790 por parte de la Asamblea Revolucionaria, para el 05 de abril de ese mismo año, visita a sus hijos, que no había vuelto a ver desde su encierro, los mismos contaban con 20 y 22 años de edad.

Había perdido el marqués de Sade, la patria potestad, en el año 1787, luego de diez años de su encierro, le permitieron cenar esa noche con ellos, Sade estaba obeso, padecía de una enfermedad pulmonar y había perdido parte de su visión, se encontraba mayor y en la parte moral, totalmente hundido, expresando lo siguiente:

“…El mundo que tenía la locura de echar tanto de menos, me parece tan aburrido, tan triste… Nunca me he sentido tan misántropo como desde que he vuelto entre los hombres…”

El marqués de Sade, visita a Renée en el convento, pero ella no le recibe, pues huyó con su hija de París, según investigadores, ella realizó la tramitación de separación, uno de los inicios de divorcio en el país francés, así que Sade, tenía que devolver la dote, con los intereses asumidos, circunstancia que no pudo hacer, debido a que sus posesiones quedaron hipotecadas a favor de Renée, además de una pensión de 4.000 libras que debía pasarle a Renée y que tampoco pudo asumirla.

El marqués de Sade, se reintegraba a una sociedad totalmente convulsionada, y él se encontraba arruinado y solo, el primer mes estuvo en casa de un amigo llamado Billy, que era procurador y le prestó algo de dinero, luego pasa a la residencia de la Presidenta Fleurieu, quien fue esposa del presidente del tesoro de Lyon.

Esta señora era dramaturga y ayudó al marqués de Sade, que interactuara con el entorno teatral de la ciudad de París, en ese verano tiene la oportunidad de conocer a una actriz de nombre Constance Quesnet, de cuarenta años de edad, madre de un hijo, que su esposo la había abandonado, luego de unos meses se van a vivir juntos, en una convivencia de mutuo apoyo.

El marqués de Sade redactó múltiples piezas para presentarse en obras teatrales, muchas de las cuales aún son inéditas en este entorno, interactuó con la Comedie Française, que aceptó una de sus obras titulada El Misántropo por Amor a Sofía y Desfranes, pero esta obra teatral no llegó a presentarse en los escenarios franceses.

El 22 de octubre del año 1791, el marqués de Sade logra presentar una de sus obras teatrales en el teatro de nombre Moliére, titulada El Conde Oxtiern o Los Efectos del Libertinaje, aún cuando fue su estreno un éxito y repuntó en buena crítica, hubo un altercado dentro del teatro, que provocó la suspensión de la misma.

Este mismo año 1791, el marqués de Sade, logra divulgar de manera clandestina su novela Justine o los Infortunios de la Virtud, además logra que editen su Memorial de un Ciudadano de París al Rey de los Franceses.

El marqués de Sade, se vuelve un partícipe del proceso de la revolución, en el mes de enero del año 1791, es invitado a una asamblea de ciudadanos activos, efectuada en la plaza Vendóme, y para el mes de junio de este mismo año, se le incluye como Ciudadano Activo.

MARQUÉS DE SADE

Se vuelve colaborador redactando distintos discursos, entre ellos:Idea sobre el modo de sanción  de las leyes, Discurso pronunciado en el funeral de Marat; además el marqués de Sade participó en la organización de hospitales y de asistencia pública, también fue el encargado de colocar nuevos nombres a las calles como: calle de Cornelio, de Regulo, Hombre Nuevo, Licurgo, Pueblo soberano, entre otros.

Por circunstancias de la vida, el marqués de Sade es nombrado Secretario, en el mismo lugar donde sus suegros residen, Los Montreuil, el 06 de abril de 1793, le visitan para solicitar un amparo, pues le estaban realizando una detención, y su residencia, había sido precintada, a pesar que ellos le habían encarcelado durante trece años, Sade les ayudó y mientras estuvo en la Secretaría, los Montreuil no fueron molestados.

El marqués de Sade asciende al cargo de Presidente en su sección, abriendo camino en la política, pero por no pudo continuar en este entorno, tal como lo explica el propio Sade:

“…Estoy rendido, exhausto, escupiendo sangre. Os dije que era presidente de mi sección; pues bien, ¡mi función ha sido tan borrascosa que no puedo más! Ayer, entre otras cosas, después de haberme visto obligado a retirarme dos veces…»

«… no tuve más remedio que dejar mi sillón al vicepresidente. Querían que sometiera a voto un horror, una inhumanidad. Me negué en redondo. ¡Gracias a Dios, ya me he librado!…”

MARQUÉS DE SADE

En fecha del 08 de diciembre del año 1793, nuevamente es detenido el marqués de Sade, llevándolo a la prisión de las Madelón Nettes, al no haber espacio para el marqués lo encierran en el espacio de las letrinas, teniéndolo allí durante seis semanas, no se saben los motivos de la detención, el hecho es que allí estuvo enclaustrado.

Estuvo el marqués de Sade en tres distintas prisiones, hasta que le dejaron el Picpus, en las afueras de la ciudad de París, donde permiten que Constance le pueda visitar, pero en el verano del año 1794, inicia en la prisión las decapitaciones por lo cual puede observar el funcionamiento de la guillotina; se comenta que Constance le ayudó en los comités revolucionarios a salvarle la vida a Sade.

Para el 15 de octubre del año 1794, por fin queda libre el marqués de Sade, y vuelve al teatro, además de escribir sus novelas, tuvo la oportunidad de estrenar piezas en el teatro de Versalles y edita su novela Aline y Valcour y los Crímenes del Amor, incluso la publicación clandestina de Justine, que le permitió alimentarse, por un cierto tiempo.

Luego las cosas cambiaron de manera no agradable y el marqués de Sade en compañía de Constance vivían en la miseria, sin los recursos mínimos para alimentarse y obtener leña para poder calentarse; Sade  escribió una carta suplicando al señor Goupille de Montaigu, que tenía influencias políticas:

“…ciudadano representante: Debo comenzar daros mil y mil gracias… sea como fuere, ciudadano representante, ofrezco al gobierno mi pluma y mis capacidades, pero que el infortunio y la miseria dejen de pesar sobre mi cabeza, os lo suplico…”

Intentó nuevamente el marqués de Sade ceder todas sus posesiones a Renee, con la intención que ella le otorgase una renta anual pero esto no sucedió, Constance tuvo que vender parte de su ropa para poder alimentarse, es más Sade tuvo que mendigar, e igualmente comenzó a recibir ataques por sus novelas y nadie dudaba que él fuese el autor.

Luego de siete años el marqués de Sade, es nuevamente detenido, siendo el 06 de marzo de 1801, cuando va a visitar a su editor, llevándole nuevos manuscritos, le apresan sin juicio en Sainte-Pélagie debido a ser el autor de la novela Justine, luego le llevaron a Bicetre, la  cual era una prisión para enfermos mentales, le conocía como La Bastilla de los Canallas.

En esta prisión se vivía en condiciones infrahumanas, donde existían enfermos mentales, mendigos, prostitutas, enfermos de sífilis, además de peligrosos criminales, Constance realizó todas las instancias posibles ante el poder napoleónico intentando su libertad.

Renée y sus hijos también solicitaron, que el marqués de Sade fuese trasladado a Charenton, haciéndose ellos responsables de pagar el alojo, lo cual fue viable y se le diagnosticó Demencia Libertina, para su ingreso en este nuevo manicomio, de mejores condiciones, allí estuvo hasta su muerte.

Los últimos años del marqués de Sade

Aquí el marqués de Sade, estuvo más tranquilo, ya que sus hijos y Renée pagaban la manutención y la estancia en este asilo mental, el director del centro reclusorio mental tenía una edad contemporánea con Sade, su nombre era Françoise Simonet de Coulmier y dejó a Constance que acompañase a Sade, pues la familia Sade pagaba dos habitaciones, en una de ellas tenía su biblioteca.

MARQUÉS DE SADE

Cuando perdió la vista el marqués de Sade, otros enfermos del sanatorio y la misma Constance le leían los libros de Voltaire, Cervantes, Séneca, Rousseau, entre otros, el director le permitió formar un elenco de teatro, en compañía de los otros enfermos.

Fue tan sorprendente este elenco de teatro, que hasta profesionales de la empresa teatral, como Madame Saint-Aubin que fue estrella de la Ópera-comique de la ciudad de París, participó en algunas de sus obras.

Además algunos personajes de la alta sociedad asistían a estas representaciones, organizándose cenas en donde se presentaban las obras, uno de estos personajes que asistió fue el autor de Vodeviles el señor Armand de Rochefort, quien estuvo sentado al lado del marqués de Sade, y escribió:

“…me habló varias veces, con tal brío y tal agudeza que me pareció de lo más agradable. Cuando me levanté de la mesa, pregunté al comensal del otro lado quien era aquel hombre tan afable…»

«…Al oír ese nombre, huí de él con tanto pavor como si acabara de morderme la serpiente más venenosa. Sabía que ese desventurado viejo era el autor de una espantosa novela en la que todos los delirios criminales se presentaban bajo la apariencia del amor…”

MARQUÉS DE SADE

El hecho de estas múltiples representaciones y cenas motivaron una serie de denuncias, entre ellas las del médico jefe del local Royer-Collard, dirigiendo la comunicación al Ministro General de Policía:

“…Existe en Charenton un hombre al que su audaz inmoralidad ha tornado, por desgracia, demasiado célebre y cuya presencia en este hospicio acarrea los más graves inconvenientes: deseo hablar del todo de la infame novela Justine… El señor de Sade goza de una libertad excesiva…»

«…Puede comunicarse con otros enfermos de uno y otro sexo, a unos les predica su horrible doctrina, a otros les presta libros… En la casa se dice que vive en compañía de una mujer que hace pasar por su hija, pero no es todo…»

«…Se ha cometido la imprudencia de formar una compañía de teatro con el pretexto de hacer representar comedias por los internos, sin reflexionar sobre los funestos efectos que tal alboroto debe causar necesariamente en sus imaginaciones…»

«…Él es quien indica las piezas, distribuye los papeles y dirige los ensayos… Pienso que no es necesario subrayarle a Vuestra Excelencia el escándalo de tales actividades ni describirle los peligros de todo tipo que implican…”

Para el 06 de mayo del año 1813, bajo decreto ministerial se suspenden las representaciones teatrales, para el año 1814, ingresa a este sanatorio un estudiante de medicina de nombre J. L. Ramón, que nos describe cómo era el marqués de Sade en ese último año que le quedaba de su vida:

“…Le encontraba a menudo paseando solo, con pasos lentos y pesados, vestido con negligencia. Nunca le sorprendí hablando con nadie. Al pasar por su lado le saludaba y él respondía a mi saludo con esa cortesía glacial que hace desechar cualquier idea de entablar conversación..»

«… Nunca habría sospechado que era el autor de Justine y de Juliette; el único efecto que producía en mí era el de un anciano gentilhombre altanero y taciturno…”

 

En la agonía de la muerte del marqués de Sade, fue atendido por este joven estudiante de medicina, Sade había escrito y guardado en un sobre lacrado, el escrito de su testamento, donde deja como heredera de lo poco que tiene a su compañera Constance, escribiendo lo siguiente:

“…Deseo expresar a esta dama mi extrema gratitud por la dedicación y sincera amistad que me prodigó desde el 25 de agosto de 1790 hasta el día de mi muerte… Prohíbo que mi cuerpo sea abierto bajo ningún pretexto… se enviará un recado urgente al sieur Le Normand…»

«… para rogarle que venga él mismo, seguido de una carreta, a buscar mi cuerpo para transportarlo bajo su escolta en la susodicha carreta al bosque de mi tierra de la Malmaison…»

«…couna de Émancé, cerca de Épernon, donde quiero que se entierre sin ninguna especie de ceremonia en el primer soto que se encuentra a la derecha del susodicho bosque, entrando por el lado del antiguo castillo, por la gran avenida que lo divide…»

«…La fosa practicada en este bosque será cavada por el granjero de Malmaison, bajo la inspección de Monsieur Le Normand, que no abandonará mi cuerpo hasta después de haberlo colocado en la susodicha fosa;…»

«…si quiere; podrá hacerse acompañar en esta ceremonia por aquellos de mis parientes o amigos que, sin ninguna especie de aparato, hayan querido darme esta última muestra de afecto. Una vez recubierta la fosa, será sembrada de bellotas a fin de que el terreno y el soto vuelvan a encontrarse tupidos como eran antes …»

«…y las huellas de mi tumba desaparezcan de la superficie de la tierra, como espero que se borre mi memoria de la mente de los hombres, excepto un pequeño número de los que han querido amarme hasta el último momento y de los cuales me llevo a la tumba un recuerdo muy dulce…”

Fallece el marqués de Sade, el 02 de diciembre del año 1814, su hijo Claude-Armand, le visitó ese mismo día, Constance no se encontraba en el reclusorio en el momento de fallecer Sade, se supone que estaba haciendo compras de alimentos en la ciudad de París, se le sepultó en el cementerio de San Mauricio en Charenton.

Luego de realizar la tradicional ceremonia, su propio hijo quemó todos los manuscritos que había escrito el marqués de Sade, que aún no habían sido editados, mucho después su cráneo fue exhumado para realizar estudios frenológicos, por parte del asilo se hizo el inventario de las pertenencias de Sade:

“…40 francos y 50 céntimos, un retrato al óleo de su padre, 4 miniaturas, paquetes de documentos, un cofre con 21 manuscritos. De su biblioteca: 269 volúmenes que incluyen el Don Quijote…»

«…las obras completas de Rousseau, las Recreaciones Matemáticas, el Arte de comunicar con las ideas, un Ensayo sobre las enfermedades peligrosas, la edición de 1785 de las Obras de Voltaire en 89 volúmenes, El Pornógrafo y el Hombre de la máscara de hierro…”

La personalidad del marqués de Sade

Referente al estudio de Beauvoir, la personalidad del marqués de Sade, tiene que ver con una disposición de cambio y experimentación ante situaciones nuevas, pues desde muy joven, comenzó a frecuentar los burdeles, donde, Sade compraba el derecho para saciar sus sueños, y es para esta investigadora algo normal en la época de Sade.

https://www.youtube.com/watch?v=3jOK_2k5jn0

Pues estos jóvenes que vivían a finales del Siglo XVIII, el prostíbulo era un sitio ideal para hacer realidad su sueño de tiranía hacía los demás, prueba que esto es fehaciente son las orgías de Carlos de Borbón, al igual que las del conde de Charolais.

Sin olvidar las del rey Luis XV en la localidad del Parque de los Ciervos, donde la investigadora Beauvoir, comenta que las prácticas sexuales de la aristocracia eran mucho más comprometedoras, quedando las de Sade en pañales, en comparación con ellos.

Se puede decir que el marqués de Sade, era un hombre paciente en cuanto a la creación de sus amplias obras, pero sufría de ataques de ira, que le llevaban a pensar que confabularon en contra de él, como se observó en los escritos que le enviaba a Renée, además de realizar cierto artilugio con los números.

El marqués de Sade, según Beauvoir, decide vivir en un mundo imaginario, debido a su realidad cada vez más difícil, entre las cuales se observan las deudas, los amoríos y las fugas de la ley, por lo cual Sade se inmiscuye en un erotismo que le permite equilibrar su vida, pues le es difícil discernir y se llena de resentimiento, como él mismo lo expresa:

“…Hay almas que parecen duras a fuerza de ser susceptibles ante la emoción, y llegan demasiado lejos; lo que se les atribuye de despreocupación y de crueldad es apenas una manera, por ellas sólo conocida, de sentir más profundamente que las otras…”

“…Fue su ingratitud la que secó mi corazón, su perfidia la que destruyó en mí esas virtudes funestas para las cuales había quizá nacido como vosotros…”

Su pensamiento

Para esta misma investigadora Simone de Beauvoir, el marqués de Sade fue un ser racionalista, que requería comprender la dinámica de sus acciones, además de las de sus semejantes, por lo cual requería de la evidencia observable, y según la investigadora las ideas de Sade se adelantaron a la de pensadores como Stirner, Nietzsche, Freud, además del surrealismo.

Pero la obra del marqués de Sade, en parte es poco legible, en relación a la filosofía, por lo cual falta coherencia, en cuanto a otro investigador de nombre Maurice Blanchot, el pensamiento de Sade, es imposible penetrar, pues aunque el sistema es lógico, retorna una y otra vez sobre el mismo asunto, utilizando un abundante lenguaje, que se convierte irracional.

Por lo cual expresa Blanchot, que la lectura de las obras del marqués de Sade, ocasionan en el lector un malestar intelectual pues el pensamiento tiende a reconstruirlo, aunque su lenguaje es sencillo, pues evita figuras verbales complicadas.

El ateísmo en la vida del marqués de Sade

“…La idea de Dios es el único mal que no puedo perdonar al hombre…”

Varios investigadores han hablado sobre la el ateísmo del marqués de Sade, entre ellos Maurice Heine y Pierre Klossowski para Sade la idea de Dios, es el pecado original, una prueba de la nada, que permite el crimen, contra un ser vivo que se ha anulado frente al Omnipotente, si admitiese que existía un Dios, pronto se requería adorarle y temerle, por lo cual aparecen las penitencias, como causas del miedo y la debilidad.

 

En relación a la razón para el marqués de Sade, es la facultad de la mente para decidir, de acuerdo al placer o daño, por lo cual razón para Sade es una balanza, donde el placer siempre gana, de tal manera que la fe se ve encaminada a objetos que no están en la realidad.

Existencia real y existencia objetiva en la vida del marqués de Sade, para él hay una diferencia entre lo que se manifiesta y lo que es percibido, denomina memoria a lo que puede traer con el pensamiento aunque esté ausente volviéndolo presente, pero si los mismos se presentan en la mente, sin denotar la ausencia entonces lo llama imaginación, y es ella el factor que permite que sucedan los errores.

Y son estos errores para el marqués de Sade, entre el objeto que se manifiesta y el que se percibe, da como fin una existencia separada del Ser, y la nombra existencia especulativa u objetiva donde la idea está separada y a la otra existencia real donde se encuentra el Ser presente.

La falacia, relación simple causa-efecto, el marqués de Sade, buscaba términos que le permitieses transmitir sus ideas, siendo la causa todo lo que produce un cambio en otro ser distinto a él, mientras que el efecto era el cambio que se producía en el ser a causas distintas; donde todos los seres actúan y reaccionan sobre las otras personas, realizando cambios y efectos, y para hacerlo más simple.

El marqués de Sade, habla sobre una causa universal, y las demás causas son solo efectos, logrando la existencia especulativa u objetiva al nombre de Dios, y en el escrito de su obra Juliette, redacta Sade:

“…Estoy de acuerdo que no comprendemos la relación, la secuencia y la progresión de todas las causas; pero la ignorancia de un hecho nunca es motivo suficiente para creer o determinar otro….”

Sobre el Judaísmo, el marqués de Sade, realiza algunas críticas respecto a los libros del Torá, los cuales fueron escritos tiempo luego de haber sucedido los hechos históricos que narran lo sucedido, lo llama obra creada por los charlatanes y asume que Dios, le hubiese sido más fácil penetrar en los corazones e iluminar los espíritus, y así poder cambiar el curso de la naturaleza.

El marqués de Sade, comenta que si estos hechos narrados en el Torá, no fueron observados por las naciones vecinas, se burla de Yahvé y de Moisés, y comenta que fueron más fieles a Dios, cuando la desgracia se adueñó de ellos.

En relación al Cristianismo, luego de rechazar el Dios de los judíos, el marqués de Sade, se enfoca a observar la doctrina católica, inicia con la biografía de Jesús de Nazareth, argumentando sobre los artilugios que la acompañan, y le cataloga de un Judío Loco, haber nacido pobre, siendo un rey majestuoso, lo cual ganó la atención del pueblo, demostrando lo simple de la mente en cuanto a ser pobre de espíritu mostrándolo como una virtud o cualidad.

También comenta el marqués de Sade, sobre el egoísmo integral, siendo el investigador Maurice Blanchot, quien comenta sobre hacer lo que quiera, sin haber ninguna ley que la del placer, esto también destacado por la ocultista Aleister Crowley de origen inglés en su libro El Libro de la Ley editado en el año 1904.

Donde se enfatiza que la única norma es el placer, sin tener en cuenta el dolor del prójimo, pues lo único que interesa es el propio placer, y el crimen no es visible, ya que solo existe un egoísmo propio de placer, como se observa en cada una de las obras escritas por este autor francés.

En lo que respecta a la Igualdad de los Individuos, el marqués de Sade considera a todos igual en la naturaleza, por lo que cada ser, no tiene el derecho de sacrificarse para conservar a los demás, aún cuando dependa de su propia felicidad, ya que todos son iguales, y son recíprocos los derechos tanto en hombres como en mujeres, tal como lo expresa el marqués de Sade, en su obra:

“… ¿Qué mal hago, que ofensa cometo, diciendo a una bella criatura, cuando la encuentre: préstame la parte de tu cuerpo que puede satisfacerme un instante y goza, si eso te place, de aquella del mío que puede serte agradable?…”

El Poder, según el marqués de Sade, es un derecho que se conquista, y en sus obras se observa que los poderosos están por encima de los prejuicios, demostrando que el poder no es únicamente un estado, sino una elección y por ende es conquistado, sin importar si son nobles o bandoleros que lideraban escuadrones de ladrones.

El crimen en las obras del marqués de Sade,  son una afirmación del poder, provocando el egoísmo integral, y ya que no teme a la divinidad, pues Sade es ateo, supera esta vicisitud, donde el poder encuentra desgracia a causa de encontrar placer, cambiando la faceta de tirano a ser una víctima, donde el ser que se vincula al mal, nunca le suceden cosas malas.

Pues el egoísmo integral le permitiese transformar los disgustos en placeres, y las repugnancias como algo muy atractivo. Por lo cual se observa en la obra 120 jornadas de Sodoma, como incluye todas las anomalías que pudieses existir:

“…No conocerás nada si no has conocido todo, si eres lo bastante tímido para detenerte con la naturaleza, esta se te escapará para siempre…»

Las Obras  escritas por el marqués de Sade

Poesía

  • La Vérité (La verdad) Data del año 1787, publicado en el año 1961.

Cuentos y Novelas

  • Justine ou les Malheurs de la vertu (Justine o los infortunios de la virtud, versión ampliada data del año 1788 y fue publicada en el año 1791.
  • Aline et Valcour ou le Roman philosophique (Alina y Valcour o la novela filosófica, data del año 1788 y publicada en 1795.
  • La Philosophie dans le boudoir (la filosofía en el tocador) publicada en el año 1795.
  • La Nouvelle Justine, ou les Malheurs de la vertu (La nueva Justine o los infortunios de la virtud) publicado en el año 1797.
  • Les crimes de l’amour, Nouvelles héroïques et tragiques (Los crímenes del amor, novelas heroicas y trágicas) publicado en el año 1800.
  • Histoire de Juliet, ou les Prospérités du vice (Historia de Juliette o las prosperidades del vicio) publicado en el año 1801.
  • La Marquesa de Gange (La marquesa de Gange) publicado en el año 1813.
  • Dorci, ou la Bizarrerie du sort (Dorci, o las rarezas del destino) publicado en el año 1881.
  • Les 120 journées de Sodome, ou l’École du libertinage (Las ciento veinte jornadas de Sodoma o la escuela de libertinaje). Publicada en el año 1904.
  • Dialogue entre un prêtre et un moribond (Dialogo entre un sacerdote y un moribundo) data del año 1782 y fue publicado en el año 1926.
  • Historiadores, Cointes el Fabliaux (Historietas, cuentos y fábulas) data del año 1787-1788 y fue publicado en el año 1926.
  • Les Infortunes de la vertu (Los infortunios de la virtud) data del año 1787 y fue publicada en el año 1930.
  • Historie secrète d’Isabelle de Bavière, reine de France (Historia secreta de Isabel de Baviera, reina de Francia, data del año 1813 y fue publicada en el año 1953.
  • Adelaïde de Brunswick princesse de Saxe (Adelaida de Brunswick, princesa de Sajonia) data del año 1812 y fue publicada en el año 1954.

Teatro

  • L’Inconstance (EL inconstante) publicado en el año 1781.

1783

  • La Double Preuve, ou le Prévaricateur (La doble prueba o el transgresor)
  • Le Mari crédule, ou la Folle Epreuve (El marido crédulo ola prueba loca)

1800

  • Oxtiern, ou les Malheurs du libertinaje (Oxtiern o las desdichas del libertinaje) primera representación en el año 1791.
  • Le Philosophe soi-disant (el filósofo en su opinión) fue publicada en el año 1967.

1970

  • Les Antiquaures (Los anticuarios) data del año 1790.
  • Le Boudoir (el tocador)
  • Le Capricieux (La caprichosa)
  • Fanni, ou les Effets du désespoir (Fanni, o los efectos e la desesperación) data del año 1790.
  • Les Fêtes de l’Amitié (las fiestas de la amistad) data del año 1790.
  • Franchise et Trahison (Franquicia y tradición) data del año 1790.
  • Jeanne Lainé, ou le Siege de Beauvais (Jeanne Lainé o el siglo de Beauvais) data del año 1812.
  • Les Jumelles, ou les Choix difficile (los gemelos o la difícil elección)
  • Sophie et Des francs, Le Misanthrope par amour (Sofía y DEs francs, el misántropo por amor.
  • Tancrède (tancredo)
  • La Tour enchantée (la torre encantada)
  • L’Union des arts (La unión de las artes)

 

Escritos Políticos

  • Adresse d’un citoyen de Paris, au roi des Français (carta de un ciudadano de París al rey de los franceses) publicado en el año 1791.
  • Section des Piques. Observations présentées a l’Assemblée administrative des hôpitaux (Sección de Piques. Observaciones presentadas a la Asamblea administrativa de hospitales) publicada en 28 de octubre de 1792.
  • Section des Piques. Idée sur le mode de la sanction des Lois, par un citoyen de cette section (Sección de Piques. Idea sobre el modo de la sanción de las leyes por un ciudadano de esta sección) 02 de noviembre de 1792.
  • Section des Piques. Discours prononcé á la Fête décernée par la Section des Piques, aux mânes de Marat et de le Pelletier (Discurso pronunciado en la festividad concedida por la Sección de Piques a los manes de Marat y de Le Pelletier) en el año 1793.
  • Pétition de la Section des Piques, aux représentants du peuple français (Petición de la Sección de Piques a los representantes del pueblo francés) en el año 1793.
  • Français, encore un effort si vous voulez être républicains (Franceses, un esfuerzo más si queréis ser republicano) en el año 1795, lo publicó en la filosofía del tocador.
  •  Projet tendant á changé le nom des rues de l’arrondissement de la Section des Piques (Proyecto para cambiar los nombres de las calles de la ciudad en la jurisdicción de la Sección de Piques).

Notas dispersas

  • Séis De, conte moral et philosophique (El fanático, cuento moral y filosófico) editado en el Mercure de France N°1070. Publicado en el año 1952.
  • Cent onze, Notes pour la Nouvelle Justine (Ciento once notas para la Nueva Justina) data del año 1791 y fue publicado en el año 1956.
  • Notes pour les Journées de Florbelle, ou la Nature dévoilée (Notas para las jornadas de Florbelle o la naturaleza desvelada) publicado en el año 1964.

Otros escritos

  • L’Auteur des Crimes de l’amour á Villeterque, folliculaire (El autor de los crímenes del amor a Villeterque, foliculario). Publicado en el año 1801.
  • Cahiers personnels (Cuadernos personales) data del año 1803 y 1804, publicado en el año 1953.
  • Voyage de Hollande en forme de lettres (Viaje a Holanda en forma de cartas) data del año 1769 y publicado en el año 1967.
  • Voyage d’Italie (Viaje a Italia) data del año 1784 y se publicó en el año 1967.
  • Opuscules sur le Théâtre (Opúsculos sobre el teatro) publicado en el año 1967.
  • Mélanges de prose et de vers (Miscelánea en prosa y en verso) publicado en el año 1967.
  • Journal (Diario) data de los años 1807-1808-1814, se publicó en el año 1970.

Influencia que tuvo el marqués de Sade, para escribir sus obras

Las fuentes filosóficas, que utilizó el marqués de Sade, para escribir sus manuscritos,  se encuentran La Mettrie, el Barón de Holbach, Maquiavelo, Voltaire, Montesquieu Rousseau, en lo que respecta a Voltaire y Maquiavelo, fueron conocidos del padre de Sade, e igualmente se observa el gusto que tenía Sade por Petrarca, lo cual se demuestra en Los Crímenes del Amor.

También se observa, a través de la lectura de las obras del marqués de Sade, citas o comentarios que hace en sus manuscritos como son la influencia de distintos autores como son Boccaccio, Cicerón, Cervantes, Defoe, Dante, La Biblia, Diderot, Hobbes, Erasmo, Homero, Holbach, Linneo, Moliére.

Al igual que Locke, Marcial, Mirabeau, Milton, Moro, Montaigne, Rabelais, Pompadour, Richelieu, Radcliffe,  Racine, Jacques-François-Paul-Aldonde de Sade, Petrarca, Pedro Abelardo, Séneca, Staël, Séneca, Swift, Tácito, Suetonio y Wolff.

Las obras más conocidas del marqués de Sade

Una de las obras más conocidas del marqués de Sade durante el siglo de su existencia y en el siglo XIX, fue su escrito de Justine o los infortunios de la Virtud, pero los críticos no fueron muy amigables con esta novela, la cual se editó de manera clandestina y sin el nombre del autor, durante la vida de Sade, se realizaron seis ediciones.

Iniciando el Siglo XX el señor Guillaume Apollinaire, divulgó varias obras escritas por el marqués de Sade, a quien él consideraba un espíritu libre, y los surrealistas le consideraban su principal precursor, además influyó en el teatro de la crueldad de la década de los treinta y en las producciones de Buñuel, entre otros autores.

Luego de finalizar la Segunda Guerra Mundial, hubo varios intelectuales que se interesaron por los escritos del marqués de Sade, entre ellos figuran Pierre Klossowski,  Maurice Blanchot, Georges Bataille, Gilbert Lély, quien para el año 1950 realizó la primera biografía muy detallada de todos los pormenores de Sade, entre otros autores.

Ha sido tanta la promoción, que se ha hecho de los escritos del marqués de Sade, que en buena parte del mundo se conocen y para el año 2012, se realizaron algunas ediciones en Corea del Sur, donde se llegó a prohibir una de sus obras debido a lo que ellos catalogan de obscenidad excesiva.

Específicamente se trata de las 120 Jornadas de Sodoma, donde Jang Tae Hwan, quien es miembro de la Comisión estatal coreana de ética editorial, dio información a la Agence France-Presse de siglas AFP, efectuó la orden al representante de la empresa editorial Dongsuh Press, quitar de la venta y destruir todos los físicos de esta obra.

Esta casa editorial retiró los libros, pero apelaría ante un juzgado la decisión, pues no comprende por qué habiendo tantos libros de pornografía, hay una distinción con el libro que escribiese el marqués de Sade.

Películas que se han realizado de sus obras

Las grandes empresas del cine, por el momento no han demostrado como llevar a la pantalla, las obras escritas por el marqués de Sade, pero en cambio la empresa pornográfica, ha degustado en la pantalla, varias de sus obras de ficción,  entre ellas las siguientes:

  • Marat/Sade, bajo la dirección de Peter Weiss en el año 1966.
  • Marqués de Sade: Justine, bajo la dirección y producción de Jesús Franco en el año 1968.
  • .. la historia de su viaje a la perversión, basado en el libro Filosofía en el Tocador, en el año 1969.
  • Saló o los 120 días de Sodoma, bajo la dirección y producción de Pier Paolo Pasolini en el año 1975.
  • Cruel Pasión en el año 1977.
  • Marquis bajo la producción y dirección de Henri Xhonneux & Roland Topor, basada en la detención del marqués de Sade en la prisión, realizada en el año 1989.
  • Dark Prince, realizada en el año 1996.
  • Sade en el año 2000.
  • Quills, también en el año 2000.
  • Insania (Sílení) bajo la dirección y producción de Jan Svankmajer en el año 2005.

Libros que se han escrito sobre su vida y obras

Tal ha sido la inspiración del marqués de Sade, en gran cantidad de investigadores, de acuerdo a lo que ellos han investigado, se han realizado una diversidad de libros que hablan sobre las obras de Sade o de su propia vida, siendo los siguientes por el momento:

1899

  • Bloch, Iwan: Marquis de Sade: His Life and Works, a partir del 15 de julio del año 2007, lo puedes conseguir en PDF en Wayback Machine.

1901

  • Ginisty, Paul: La Marquise de Sade, París, Charpentier.
  • Dühren, Eugen : Der Marquis de Sade und seine Zeit, Berlín.
  • Jacobus X : Le Marquis de Sade et son œuvre devant la science médicale et littérature moderne, París Charles Carrington.

1909

  • Apollinaire, Guillaume: L’oeuvre du Marquis de Sade. Bibliothèque des Curieux. París, lo puedes conseguir en PDF.

1950

  • Lély, Gilbert: Le Marquis de Sade.

1963

  • Gorer, Geoffrey: The life and ideas of the Marquis de Sade. traducido al castellano en el año 1969, bajo el título Vida e ideas del marqués de Sade. Buenos Aires, Argentina, Editorial La Pléyade en el año 1969.

1971

  • Barthes, Roland: Sade, Fourier, Loyola, lo puedes conseguir en formato PDF en inglés y en una traducción al idioma castellano igualmente titulada como en inglés, por la casa editora  Cátedra en el año 1997.

1979

  • Carter Angela: The Sadeian Woman, conocida en castellano como La mujer sadiana, por la empresa editorial Edhasa en el año 1981.

1986

  • Verger Michael,Colette: The Marquis de Sade: the man, his works, and his critics: an annotated bibliography.

1988

  • Wilson, Colin: The Misfits: A Study of Sexual Outsiders

1989

  • Verger Michael Colette: Sade, his Ethics and Rhetoric

1991

  • Lever, Maurice: Marquis de Sade: A Biography. puedes encontrar una traducción en el idioma castellano de este ejemplar titulado Marqués de Sade, de la casa editorial Seix Barral en el año 1994.

1993

  • Paz, Octavio: Un más allá erótico: Sade.
  • Lever, Maurice: Papiers de Famille, Tomos I y II, tomo III y IV Correspondencia del marqués de Sade, Tomo V Voyage d’Italie, TomoVI Divers, Tomo VII París, Fayard.

1995

  • Moore, thomas: Dark Eros: The Imagination of Sadism.
  • Airaksinen, Timo: The Philosophy of the Marquis de Sade.

1998

  • Bongie, Laurance L.: Sade: A Biographical Essay.

1999

  • Schaeffer, Neil: The Marquis de Sade: a Life
  • Plessix Gray, Francine de: At Home With the Marquis de Sade: A Life.
  • Brouard, Isabel. Introducción a Justine o los infortunios de la virtud, por la casa editora Cátedra. Madrid.

2003

  • Hayman, Ronald: Marquis de Sade: The Genius of Passion.

2005

  • Alméras, Henri: Le Marquis de Sade, l’homme et l’écrivain, París, por la empresa editora Albin Michel.

Legado del marqués de Sade

Para finalizar el marqués de Sade, será un racional que permite la entrada a lo más irracional, si requieres conocer más sobre su filosofía te invito a escuchar y observar sobre su poema La verdad en el segundo vídeo de este artículo.

Donde la naturaleza tiene un furor que está desatado, y la violencia aumenta, sugiere dejarse llevar por el placer, y aún cuando parezca inverosímil se adelanta Sade al movimiento del Romanticismo, y a las representaciones simbólicas, que se plasman en el surrealismo.

Casualmente, el marqués de Sade, es al parecer, el ser que ha llegado más lejos en o que respecta a la crueldad en sus escritos llenos de ficción, pues pasó trece años en prisión, mientras daba alas a su imaginación, hasta el punto de la demencia, que aún hoy en día, deja a muchos investigadores sorprendidos, por lo cual se sigue realizando investigaciones sobre este autor.

Que hasta el mismo Napoleón, quemó una de sus obras por parecerle aberrante, aunque el marqués de Sade, fue un perverso sexual en sus escritos, pues realizó actos físicos permisibles, en comparación con lo que llegó a escribir en sus multitudes de obras, que escribió encarcelado, y fueron su única compañía, tras los barrotes, de los cuales quedaron los manuscritos que no logró quemar el hijo de Sade, avergonzado de las escrituras de su papá.

Si te ha parecido interesante, el presente artículo sobre “Marqués de Sade: Biografía, ¿Quién fue? y más ” te invito a visitar los siguientes enlaces: